Enlaces accesibilidad

El monasterio vaticano 'Mater Ecclesiae', futura casa de Benedicto XVI cuando deje de ser papa

       
  • Se construyó en 1992 por encargo de Juan Pablo II para unas monjas
  •    
  • Las religiosas se fueron hace unos meses a causa de unas reformas

Por
Imagen del monasterio Mater Ecclesiae, en el Vaticano, tomada en enero de 2011
Imagen del monasterio Mater Ecclesiae, en el Vaticano, tomada en enero de 2011 Reuters REUTERS/Mark Kortum

El papa Benedicto XVI, quien anunció que renunciará al pontificado el próximo 28 de febrero, se retirará al monasterio de monjas de clausura "Mater Ecclesiae", situado en el interior del Vaticano, después de que su sucesor sea elegido en cónclave y concluyan los trabajos de remodelación de este moderno edificio.

El monasterio fue construido en 1992 por deseo del predecesor de Benedicto XVI, Juan Pablo II, y se encuentra en una zona tranquila de los jardines vaticanos. El edificio consta de cuatro plantas y entre el segundo y tercer piso hay doce celdas monásticas, mientras que en la parte baja del edificio se hallan el refectorio, la cocina y la enfermería, entre otras dependencias.

La parte de nueva construcción tiene dos niveles y cuenta con una superficie de 450 metros cuadrados, que alberga la capilla y el coro, así como una la biblioteca en la planta superior, informa Efe. La única decoración con la que cuenta el edificio son las vidrieras artísticas y las decoraciones sacras, con motivos de inspiración contemplativa, añade la agencia.

Convento para la vida contemplativa

Con la construcción de este convento, se cumplió el deseo de Juan Pablo II de contar con un espacio que acogiera un convento internacional para la vida contemplativa, en el que las monjas pudieran rezar por el papa y por la Iglesia.

En los últimos veinte años se han alternado en este convento diferentes órdenes de monjas de clausura, primero las clarisas, después las benedictinas y las visitadoras, que en noviembre de 2012 tuvieron que dejar el monasterio debido a los trabajos de reestructuración.

En los jardines del monasterio pueden hallarse limoneros con los que las monjas elaboran mermelada y licores.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha dicho que no vivirá con las religiosas, sin aclarar más sobre la vida futura de las anteriores ocupantes del edificio, que parece reservado a Joseph Ratzinger y sus personas más cercanas.

En concreto, Lombardi ha dicho que vivirán con él "toda la familia pontificia", como se conoce al reducido grupo que cuida al papa. En concreto, ha confirmado que vivirán en el monasterio cuatro monjas de la orden Memores Domini que se han ocupado de Benedicto VXI estos últimos años, y también su secretario particular, Georg Gänswein, que mantendrá el título de prefecto de la Casa pontificia. De la "familia pontificia" también forma parte el otro secretario de Benedicto XVI, Alfred Xuereb. 

Cuando deje el Vaticano el 28 de febrero se instalará provisionalmente en Castel Gandolfo, la habitual residencia de descanso de los papas a una veintena de kilómetros de Roma. Benedicto XVI ha dicho que vivirá "oculto al mundo" y dedicado a la oración. Lombardi ha precisado que aunque ya no sea papa, la seguridad de Ratzinger correrá a cargo de la gendarmería vaticana.

Noticias

anterior siguiente