Enlaces accesibilidad

Obama advierte de que el huracán 'Sandy' podría tener "consecuencias catastróficas"

       
  • Asegura que los equipos de emergencia están preparados
  •    
  • Obama y Romney han tenido que cancelar sus actos de campaña por 'Sandy'
  •    
  • El presidente ha regresado a la Casa Blanca para supervisar el operativo

Por
El presidente de EE.UU., Barack Obama, dirige un discurso a la nación para informar del huracán 'Sandy'.
El presidente de EE.UU., Barack Obama, dirige un discurso a la nación para informar del huracán 'Sandy'. REUTERS REUTERS/Jason Reed

El presidente de EE.UU. ha advertido a los ciudadanos de que el huracán 'Sandy', que tocará tierra esta noche, podría tener "consecuencias catastróficas". En un mensaje a la nación, Barack Obama ha animado a los ciudadanos a cumplir con las órdenes de evacuación y les ha pedido que estén preparados para que las tareas de limpieza conlleven su tiempo tras la tormenta.

"Va a ser una tormenta grande y poderosa que cruzará toda la costa Este. Estoy seguro de que estamos preparados", ha explicado Obama a los medios de comunicación, tras reunirse con los directores de las agencias de  seguridad y meteorología para analizar la evolución del huracán.

El presidente ha expresado su confianza en los equipos de emergencia que, ha afirmado, están preparados para la llegada de la tormenta y para realizar las tareas de limpieza necesarias en los próximos días.

En esa reunión privada, Obama conversó con Janet Napolitano, secretaria  de Seguridad Nacional; Craig Fugate, director de la Agencia Federal para  la Gestión de Emergencias (FEMA); Ray Lahood, secretario de Transporte;  Steve Chu, secretario de Energía, y Richard Knabb, director del Centro  Nacional de Huracanes.

Obama ha manifestado que no está preocupado por el impacto que esta tormenta pueda tener en las elecciones presidenciales que se celebrarán dentro de una semana, pese a que 'Sandy' ha obligado a los candidatos a cancelar sus actos de campaña hasta el próximo miércoles.

"No estoy preocupado por el impacto del huracán en las elecciones. Estoy preocupado por el impacto en la gente de la trayectoria de la tormenta", ha señalado. "La prioridad número uno ahora es la seguridad, la elección se ocupará  de sí misma durante la semana", ha agregado el candidato demócrata a la  reelección.

Cancelados los actos de campaña

El jefe de campaña de Obama, Jim Messina, ha explicado en una rueda de prensa telefónica que lo más importante ahora "es la seguridad de la gente", y ha agregado que la agenda de campaña se estudiará día a día.

Además, ha explicado que la decisión de suspender el acto de Obama de esta mañana en Florida y el del martes en Wisconsin responden a una "cuestión de responsabilidad" y en ningún caso son parte de la "táctica" de la campaña demócrata.

Tanto Obama como su rival republicano, Mitt Romney, han tenido que evitar en la recta final de campaña el decisivo estado de Virginia y dedicar su tiempo al medio oeste. 

Obama tenía previsto hacer campaña este lunes en Florida, Ohio y Virginia,   pero los planes se han frustrado a causa de la tormenta. Tampoco viajará este martes a un acto electoral a Green Bay, en  Wisconsin, porque ha cancelado el viaje para "poder vigilar de  cerca el impacto y la respuesta al huracán Sandy", ha explicado el portavoz de  la Casa Blanca Jay Carney, en un comunicado.

"El presidente ha dado instrucciones a su equipo para asegurarse de  que se proporcionan los recursos federales necesarios para apoyar los  esfuerzos de recuperación estatales y locales", ha añadido Carney.

Obama se ha trasladado desde Florida a Washington, a donde ha vuelto temprano esta mañana para estar pendiente de las  posibles consecuencias del huracán.

Los voluntarios redoblan sus esfuerzos

A apenas una semana para las elecciones, los dos candidatos a la  presidencia han tenido que dar un giro a sus planes de campaña por la  llegada de la tormenta, que se espera afecte a cerca de 50 millones de  personas a lo largo de la costa este de Estados Unidos.

"Obviamente, mi máxima prioridad es asegurarme de que todo está bien  para las familias", ha afirmado el presidente a su equipo de campaña en Florida  el domingo.

El presidente ha destacado que los voluntarios que tratan de movilizar a  los votantes sobre el terreno tendrán ahora más carga de trabajo porque  él tendrá que mantenerse alejado de la campaña un par de días.
   
Su rival republicano, Mitt Romney, también ha tenido que modificar  sus planes en Virginia y en Ohio, así como en Iowa, tres de los estados  claves que definirán el próximo 6 de noviembre quién será el próximo  inquilino del Despacho Oval. Ha suspendido todos sus actos de campaña previstos para este lunes y el martes.

La tormenta, que según las predicciones azotará con más fuerza la  costa este durante el lunes y el martes, ha sido la "sorpresa de  octubre" de este 2012, casi una tradición en cada año electoral en  Estados Unidos consistente en un último acontecimiento a apenas unos  días de la fecha electoral con influencia potencial en los resultados.

Noticias

anterior siguiente