Enlaces accesibilidad

Picasso, una vida de cómic

       
  • Julie Birmant y Clément Oubrerie recrean sus primeros años en París
  •    
  • Se basa en los recuerdos de uno de sus amores, la modelo F. Olivier

Por
 Fragmento de la portada de 'Pablo 1.Max Jacob', de Julie Birmant y Clément Oubrerie
Fragmento de la portada de 'Pablo 1.Max Jacob', de Julie Birmant y Clément Oubrerie Dargaud

Los primeros años de Picasso en París, impregnados de bohemia,  mujeres, tragedia y pinceles, llegan a las librerías francesas con una  serie de cuatro volúmenes de cómics firmados por el dibujante Clément  Oubrerie y la guionista Julie Birmant.

La novela gráfica recrea las vivencias del pintor entre 1900 y 1912,  debuta con Pablo 1. Max Jacob (Dargaud) y recupera los recuerdos de Fernande  Oliver, una modelo que posaba para algunos de los artistas instalados en  París a inicios del siglo XX y que se convirtió en el primer gran amor  de Pablo Picasso (1881-1973).

Se trata también de la  reconstrucción de una ciudad en una época de esplendor y del célebre  barrio de Monmartre, la colina donde se ubica la basílica del Sagrado  Corazón y donde buscaban cobijo muchos de los artistas que desfilaron  por París hace ahora un siglo, explicó a Efe Birmant, que vive desde que  nació hace 38 años a escasos metros de donde Picasso tenía su estudio.

"Cada  mañana paso por la que fue su casa para llevar a mi hija al colegio y  por el café donde se reunían los anarquistas españoles", comentó la  guionista e impulsora del proyecto, que eligió a Oubrerie como compañero  creativo porque sus dibujos tenían "una especie de desnudez" que  encajaba con la historia que quería publicar.

Un Picasso ambicioso

Las viñetas componen  el perfil de un Picasso enérgico y ambicioso, fascinado por el París de  las exposiciones universales y por las mujeres de la "Belle Époque".

"Era  complicado evocar a Picasso en historieta porque está prohibido retomar  sus obras. Finalmente, esa limitación me permitió encontrar una vía  paralela y trabajar cada viñeta como un pequeño cuadro", resume  Oubrerie.

En 87 páginas de viñetas llenas de ímpetu y trazos  nerviosos y con una tirada de 37.000 ejemplares, el volumen inaugural de  la serie relata la llegada del genio malagueño a París, con apenas  veinte años y acompañado de su íntimo amigo y también pintor Carlos  Casagemas, con quien compartiría un estudio en el número 49 de la rue  Gabrielle.

Un año después, un Casagemas atormentado se quitaría la  vida de un tiro en la cabeza, después de haber intentado asesinar a  Germain, la bailarina del cabaré "Le Moulin Rouge" con quien mantenía  una relación.

Aquel drama marcó profundamente al genio cubista,  quien derivó entonces su escala cromática e inauguró el "período azul",  que se extendería hasta 1904.

Los romances del artísta

El cómic, que no se priva de  ilustrar los incontables romances de Picasso, detalla cómo la muerte de  Casagemas desquició al artista, que pintaba obsesivamente mientras  erraba entre amantes y botellas de alcohol.

"En Picasso me gusta  su capacidad de cambiar de registro y he hecho lo mismo, utilizando  tanto el lápiz como el carboncillo, la tinta o la acuarela. Le  representé de manera un poco iconoclasta, pero a la vez abstracto,  siempre haciendo que de alguna forma fuese reconocible", añadió  Oubrerie.

Pero el talento de Picasso le llevó a asombrar al  público desde su primera exposición, en la galería que regentaba el  prestigioso Ambroise Vollard, pocos meses después de la muerte de su  amigo, recoge el cómic.

Max Jacob

Aquella muestra del 25 de junio de 1901,  para la que el pintor terminó un centenar de cuadros en un mes, supuso  además el inicio de su relación con el crítico de arte Max Jacob.

Jacob,  que da nombre al primer tomo de la novela gráfica, dio además refugio a  Picasso cuando se granjeó una fama de "poeta maldito" que generaba  lienzos llenos de aflicción y soledad.

Será entonces, en 1904,  cuando el amor de Fernanda entre en la vida del malagueño, instalado ya  en su célebre estudio Bateau-Lavoir de Montmartre.

Es también el  momento en el que concluye Pablo 1. Max Jacob, que continuará con tres  tomos dedicados a otros tres grandes amigos del artista, el literato  Guillaume Apollinaire, la escritora Gertrude Stein y el pintor Henri  Matisse.

La novela gráfica de Picasso, que se publicará en español  en 2013, no es la única biografía en cómic con la que el 2012 ha  inaugurado la temporada literaria en Francia, donde las librerías  también han visto llegar Virginia Woolf, de Michèle Gazier Bernard  CiccoliniFreud, de Corinne MaierAnne Simon.

Noticias

anterior siguiente