Enlaces accesibilidad

Facebook accede a hacer cambios en la privacidad para los usuarios de fuera de EE.UU.

       
  • Un informe realizado en Irlanda instaba a la red social a hacer cambios
  •    
  • Señalaba que sus políticas de privacidad eran complejas y poco transparentes

Por
El 'muro' de Facebook en las oficinas de la compañía en Nueva York.
El 'muro' de Facebook en las oficinas de la compañía en Nueva York. REUTERS REUTERS/Eduardo Munoz

Facebook ha asegurado que revisará la protección de privacidad  para las cuentas de los más de 500 millones de usuarios que viven  fuera de Estados Unidos, después de una investigación de tres meses  desde Irlanda que descubrió que sus políticas de privacidad eran  demasiado complejas y poco transparentes.

La investigación llevada acabo por el Comisario de Protección de  Datos irlandés en la sede internacional del grupo en Dublín, señalaba que  los usuarios están en riesgo de difusión de datos personales sin  saberlo. Por ejemplo, los usuarios podrían no ser conscientes de que  subir sus fotos les hizo aparecer públicamente en los buscadores,  hasta que se cambie el ajuste de privacidad en su página de  Facebook.

La oficina de Facebook localizada en Irlanda, se encarga de todos  los usuarios que viven fuera de los Estados Unidos y Canadá. El grupo  opera la mayor red social del mundo con 800 millones de usuarios, y  la mayoría de ellos se encuentran fuera de América del Norte.

Facebook se compromete a implementar los cambios en seis meses

Billy Hawkes, el Comisario de Protección de datos, ha declarado  que tras la auditoría, Facebook Irlanda se ha comprometido a una  amplia gama de mejoras y a un código de "buenas prácticas" que han de  implementarse durante los próximos seis meses. El comisario afirma  que esta negociación no ha sido fácil: "Este fue un compromiso  difícil, tanto para mi oficina como para la de Facebook Irlanda".

Las mejoras incluyen dar a los usuarios más información acerca de  cómo las aplicaciones de Facebook y de otros terceros manejan su  información personal, eliminar ciertos detalles con mayor prontitud y  dar también a los usuarios una clara advertencia de que utiliza la  tecnología de reconocimiento facial que automáticamente las etiquetas  en las fotografías.

Hasta entonces, otra revisión formal tendrá lugar en julio. Y  desde Facebook reconocen que les queda por hacer un trabajo intenso,  pero más que una amenaza, lo que ha descubierto la investigación es  para ellos una oportunidad para fortalecer sus prácticas.  El pasado  mes de noviembre, cuando Facebook llegó a un acuerdo con los EE.UU.,  el propio Marck Zuckerberg reconoció que el grupo había hecho "un  montón de errores". 

Noticias

anterior siguiente