Enlaces accesibilidad

Un hombre se entrega horas después de asesinar a su pareja en su domicilio de Madrid

  • En el domicilio había dos niñas de 3 y 5 años, y un bebé de 10 días
  • El bebé presentaba síntomas de hipotermia y deshidratación
  • El hombre estaba en búsqueda y captura desde primera hora de la mañana
  • La mayor de los niños dijo a un familiar "mi mamá está muerta, no se despierta"

El teléfono de ayuda contra el maltrato 016 es gratuito y no deja rastro.

Por
Se entrega el hombre que supuestamente había asesinado a su mujer en Madrid

La Policía Nacional ha detenido al presunto agresor, Alí D, de nacionalidad marroquí y sin ningún antecedente policial, que no tenía en vigor ninguna orden de alejamiento con respecto a la mujer ni denuncias por malos tratos entre ambos.

El hombre se ha presentado en torno a las 20 horas de este viernes en dependencias policiales, ha informado la Jefatura Superior de la Policía en un comunicado.

Durante todo el día los agentes siguieron los pasos del hombre hasta que, viéndose cercado por la persecución y la presencia policial, se entregó en la Comisaría de Tetuán, ha indicado la Policía.

La mujer de 39 años, Fátima E.F. de nacionalidad marroquí, ha sido hallada muerta con varias heridas de arma blanca en su domicilio del madrileño barrio de la Ventilla (distrito de Tetuán), según ha informado Emergencias Comunidad de Madrid 112.

La misma fuente ha indicado que en la vivienda también se encontraban dos niñas de 3 y 5 años en buen estado de salud y un bebé de diez días con signos de hipotermia y deshidratación.

La mujer presentaba al menos cuatro heridas penetrantes de arma blanca en tórax, abdomen y espalda, así como en la manos, lo que hace pensar que intentó defenderse.

"Mi mamá está muerta, no se despierta"

"Mi mamá está muerta, no se despierta", ha respondido la hija de 5 años de la víctima a su prima, que había llamado por teléfono al domicilio para preguntar por su madre, con la que había quedado a las once de la mañana al ver que no acudía a la cita, según ha relatado Habiba, una amiga de la fallecida.

Cuatro mujeres de origen marroquí, al menos una de ellas emparentada con la víctima, permanecían a primera hora de la tarde frente al edificio, dos de las cuales lloraban.

La mujer fallecida llevaba trece años en España y ocho años casada con el supuesto homicida, según ha indicado Habiba, quien ha añadido que la pareja solía discutir, aunque no le consta que hubiera maltrato físico.

La niña contó a su prima que había sido su padre, que éste se había ido de la casa, que todo había ocurrido anoche y desde entonces estaba sola con sus dos hermanos menores en el domicilio.

No obstante, cuando han llegado los sanitarios del Summa las niñas estaban tranquilas.

Según el relato de Habiba, una de las niñas ha dicho al personal del Samur Social que les ha atendido: "Mi mamá está muerta, pero la vais a curar".

Cuando la sobrina ha llegado a la vivienda se ha encontrado a su tía tirada al lado de una mesa del salón, sobre un gran charco de sangre, la ventana abierta y los tres menores solos.

En declaraciones, un primo de la víctima ha recordado que hace tres días estuvo con ellos cenando y "todo parecía normal y ella estaba feliz con el niño porque los esperaba".

Tras reconocer que nunca tuvo mucho trato con el supuesto homicida, nunca pensó "que pudiera llegar a eso".

Ha añadido que la víctima tiene familiares en España y ellos quieren hacerse cargo de los pequeños.

Una vecina española que conocía a la madre de los pequeños del parque ha dicho de ella que era "una bellísima persona", que ha visto al marido pocas veces y que cuando éste bajaba al parque y le hablaba en marroquí como dando órdenes, la mujer "obedecía corriendo" y se marchaba al domicilio.

Según esta mujer, otro vecino de la finca asegura haber oído gritos y algo de jaleo esta mañana, pero no le dio importancia.

El bebé, en buen estado

Tras ser atendido por los sanitarios del Summa, el bebé ha sido trasladado en un vehículo de transporte neonatal (con incubadora) al hospital La Paz. Los médicos no temen por su vida, han añadido las fuentes de Emergencias.

Sus dos hermanos han sido también atendidos por el Summa y trasladados por el Samur Social a un centro de acogida de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid.

Los sanitarios han asistido a tres familiares de la víctima por crisis de ansiedad, uno de los cuales, una mujer, ha tenido que ser trasladada a La Paz.

La policía, que no descarta que se trate de un caso de violencia machista, busca a un hombre que al parecer convivía con la víctima y que no se encontraba en el domicilio en el momento en el que apareció el cadáver.

Noticias

anterior siguiente