Enlaces accesibilidad

'El camino hacia la ciudadanía', un corto que rompe tópicos sobre las enfermedades mentales

  • El cortometraje ha sido realizado por enfermos mentales de Getafe
  • Refleja las alegrías y tristezas de un grupo que intenta ser visible

Por

Quieren romper estereotipos. Para bien y para mal. Contar, por ejemplo, que les apetece formar un familia “como a cualquiera”, que pueden trabajar: de limpiador, de administrativo, de peluquera, etc, y soñar con un futuro mejor. En este caso, el cine es el vehículo para canalizar estos anhelos, una ventana para gritar a los cuatro vientos como es la vida de aquellos que a menudo no tienen voz: los enfermos mentales.

El cortometraje documental El camino hacia la ciudadanía es un ejemplo más de este impulso vital. Rodado en la primavera de 2011, con la participación de 80 integrantes, recoge los testimonios de personas aquejadas de enfermedades mentales del taller de ciudadanía del Centro de Rehabilitación Laboral de Getafe (Madrid).

Han ejercido de guionistas de su propia vida para denunciar que “muchas veces la atención sanitaria que requieren no es compatible con una actividad de trabajo normal, porque siempre los médicos son por la mañana”, explica el preparador laboral y uno de los directores del corto, Daniel Sánchez.

Una imagen positiva

El film que ha contado con el patrocinio de la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, se estrena este martes en la Fundación ONCE. Consta de tres partes: una primera más técnica, con datos sobre los índices de inserción laboral, y otra “más del día a día” cuyo hilo conductor es la “actriz” e integrante de los talleres Neus Andrade, que se encarga de mostrar las preocupaciones del grupo que comprende a personas de entre 22 y 50 años.

Sobre el resultado de tanto esfuerzo, la opinión parece ser unánime: “Ha sido muy difícil hacerlo, pero ellos están muy satisfechos. No habrían admitido otra cosa”, admite Daniel Sánchez, que destaca como la imagen que se da es “muy positiva” porque descubrimos que “son personas que tienen capacidades y se pueden desarrollar como cualquiera”.

El documental quiere dar voz a los enfermos mentales

Luchar contra los prejuicios que muchas veces “nublan el entendimiento” no es fácil, ni siquiera cuando la realidad se empeña testaruda en dinamitar tópicos y creencias que impone la sociedad, dejan caer desde los talleres.

Nos cuentan que una de las principales preocupaciones de los enfermos mentales es el desarrollo pleno de su parte afectiva: “La sociedad les dice que no pueden casarse ni tener hijos, y son personas normales, que tienen que seguir sus tratamientos para estar bien, pero que pueden conseguirlo”-aclara el director- “en el fondo todo es un largo camino para ser ciudadano, de ahí el título del corto”, puntualiza.

Noticias

anterior siguiente