Enlaces accesibilidad

"La Iglesia está fuerte para los que estamos dentro, no tanto para los de fuera"

  • La organización dispone puntos de información en las principales estaciones
  • Los voluntarios colaboran altruistamente durante la semana
  • El acto más multitudinario será la misa oficiada en Cuatro Vientos
  • Especial Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011

Por
La XXVI Jornada Mundial de la Juventud comienza y Madrid recibe más de un millón de peregrinos

Un Madrid vacacional se mueve al ritmo de la circulación de las decenas miles de peregrinos que ya están en la capital para la Jornada Mundial de la Juventud. Este martes es el día elegido para el comienzo, aunque el papa aterrizará el jueves en Barajas y cerrará los actos el próximo domingo, en Cuatro Vientos.

Los aproximadamente 28.000 voluntarios, con sus polos verdes, son los encargados de dar el recibimiento a los jóvenes católicos que llegan a Madrid desde diferentes partes del mundo, con su viaje ya bien organizado pero con algunas dudas todavía. Entre ellas, dónde recoger sus acreditaciones y la mochila del peregrino.

"La mayoría ya tienen todo muy preparado", asegura una voluntaria, que ya vio ayer como miles de peregrinos llegaban a la estación de trenes de Atocha, desde puntos como Senegal, Congo o Polonia, entre los destinos más lejanos.

Procedentes de México coinciden varias jóvenes en el vestíbulo de la estación. Cocó Alonso Merino ya había experimentado una prejornada en Aguascalientes. Aun así la emoción le vence cuando relata cómo se ha reunido en Madrid con personas de muchas procedencias "unidas por la fe". Unas creencias que ella afirma son "fuertes" para los que están dentro de la Iglesia "y, no tanto, para los de fuera".

Como la mayoría de los peregrinos define su expectativa como "ilusión". Espera que este evento impulse el mensaje de Cristo entre los jóvenes y que experimenten "la alegría de la fe".

Coincide con otra visitante en que será una Jornada de reafirmación más que de apertura. Asegura que se puede demostrar que "la religión es también para los jóvenes".

Desplazarse por la capital

Los voluntarios, de varias nacionalidades, les informan de cómo desplazarse entre los puntos de interés marcados en "la guía del peregrino". Muchos también preguntan dónde se encuentra su alojamiento, para el que ya tienen una referencia.

Una de las voluntarias cuenta a RTVE.es incluso cómo ella misma acompañó a dos peregrinas bolivianas en un taxi. Ella ha participado en otras JMJ y ahora lo vive apoyando a los que llegan, desde su parroquia de los Santos Inocentes, en Leganés. "Nuestra recompensa es la sonrisa del peregrino", dice.

Junto a ella, otras seis personas atienden a los que llegan en la estación Sur de autobuses, en Madrid. Allí, desde el jueves, no paran de recibir a gente, especialmente italianos y franceses.

Este martes también a un grupo de 40 argentinos procendentes de la Diócesis de Avellaneda-Lanús, a los que coordina Darío Díaz. Acuden con la intención de "exprimir Madrid", aunque para la jornada de hoy han decidido viajar hasta Ávila. Quieren conocer de primera mano el origen de Santa Teresa de Jesús.

Ávila, Segovia y Toledo son tres de los destinos preferidos por los peregrinos que cuentan con varios días en la capital. Es lo común, casi todos aprovechan el largo viaje para conocer otros puntos de referencia en el catolicismo.

La gran mayoría llegarán este martes

Aun así el goteo de peregrinos será constante durante toda la semana, "con especial incidencia en el día de hoy", dice una de las voluntarias.

"No todos los jóvenes tienen previsto asistir a todos los actos, la mayoría coincidirá el domingo en Cuatro Vientos", avanzan desde el punto de información. Es el caso de unos católicos procedentes de Ucrania, que tardarán en llegar a Madrid cuatro días, en autocar. Eso sí, por el camino tienen previsto visitar algunos de los lugares de culto más emblemáticos del trayecto.

Mientras, desde el domingo han comenzado a llenar colegios, polideportivos y domicilios particulares. La organización cuenta con 180 instalaciones deportivas, 200 centros educativos, 600 parroquias y unas 400 viviendas. Las previsiones son que Madrid acoja a un millón de personas durante esta tercera semana de agosto.

Noticias

anterior siguiente