Enlaces accesibilidad

Zapatos con GPS o camisetas que miden tus constantes, lo último en prendas inteligentes

  • El diseño y la tecnología se unen para aportar nuevas funciones a la ropa
  • La moda ha dejado de ser solo estética para pasar a hacernos la vida más fácil
  • Los tejidos más comunes, los antiestrés y los que mantienen la temperatura
  • El último grito es la creación de bolsos que te cargan la batería del móvil

Por
Tejido hidrífugo
Tejido hidrífugo, resistente al agua. GRUPO MORÓN

Conceptos básicos

Los tejidos inteligentes se fabrican con diferentes materiales que han evolucionado mucho en los últimos años. Hoy en día su principal materia prima es la fibra.

Llamamos tejido a la forma de juntar esas fibras y llamamos ennoblecimiento al tratamiento que se le da a esas fibras y que le otorga ciertas propiedades.

La nanoencapsulación o microencapsulación es la base de la composición de estos tejidos, se trata de los principios activos que se dispersan en el tejido y se liberan después por ejemplo mediante fricción.

Los principales mecanismos que más se utilizan para crear las llamadas prendas inteligentes son principalmente la fotoluminiscencia y la termocromía.

La fotoluminiscencia es un tratamiento realizado con tejidos que emiten luz o cambian de color según la luz que incida en ellos.

La termocromía se basa en el mismo mecanismo pero en este caso los tejidos cambian de color según la temperatura.

¿Quién dijo que la ropa solo servía para vestirnos? La innovación tecnológica se impone en la fabricación de un nuevo tipo de tejidos. Son las prendas inteligentes, algo que comenzó como una innovación en el sector puramente militar y que ahora se ha extendido a muchos campos de nuestra vida. Y es que la moda ha dejado de ser solo estética para pasar a hacernos la vida un poquito más fácil.

Las llamadas prendas inteligentes interactúan con la persona y el entorno gracias a las nuevas tecnologías. Se caracterizan por llevar incorporados determinados sistemas que les permiten responder con cierta autonomía a las necesidades del cuerpo en función de las características del entorno.

Prendas antiestrés, tejidos que mantienen la temperatura corporal, zapatos con GPS incorporado, tejidos protectores o camisetas que miden las constantes vitales son algunas de las últimas aplicaciones en este campo.

Es el caso de Innovalley, una empresa fundada en 2010 que combina la creatividad española con la tecnología americana. Como explica Xavier Verdaguer, uno de sus fundadores, a RTVE.es, “la idea surgió cuando realizó un master en la Universidad de Stanford de California y allí detectó la oportunidad de exportar la creatividad española para crear productos inteligentes con la tecnología que descubrió en Silicon Valley".

Los nuevos tejidos intentan fusionar los dos elementos que llevamos simpre encima: ropa y teléfono

Esta empresa fabrica desde bolsos confeccionados con tejido solar que te cargan el teléfono móvil a zapatos con GPS que te guían por la calle o cascos de motoristas que avisan automáticamente al servicio de emergencias en caso de accidente. "Los nuevos tejidos intentan fusionar entre otras cosas los dos elementos que llevamos siempre encima, la ropa y el teléfono móvil", explica Xavier.

Facilitar nuestra vida

En los últimos años, muchas empresas han innovado en este tipo de tejidos y los han ido perfeccionando con el objetivo principal de facilitar la vida a las personas en ámbitos como el deportivo, el sanitario o el de la seguridad.

Las posibilidades de este tipo de prendas son de lo más variado. Desde saber con certeza si un niño tiene fiebre tan solo mirando el color de su ropa con el pijama-termómetro hasta un abrigo especial que mantiene la temperatura corporal del cuerpo a 37 grados.

Guantes con el interior de tejido electrotérmico, gafas con ordenador incorporado, un reloj comunicador o una chaqueta musical que permite a su usuario componer sus propias creaciones musicales tan solo pulsando el teclado que lleva incorporado, son algunos ejemplos de esta innovación.

En los últimos años han cobrado protagonismo los tejidos fabricados con nuevas fibras de bambú, soja, algas, acero inoxidable o incluso con seda de araña.

Tejidos protectores y antiestrés

También se ha unido la ciencia y la tecnología en beneficio de nuestra belleza con los llamados cosmotextiles, donde las novedades más destacadas son una camiseta hidratante que disminuye la sensación de sequedad o la ropa de cama con propiedades energéticas e incluso afrodisíacas.

Con los tejidos protectores se podría llegar a crear el mono de trabajo del futuro, resistente a todo tipo de accidentes

Otro de los referentes son los tejidos protectores, impermeables, ignífugos, antifrío o antichoque, prendas que podrían llegar a convertirse en lo que será el mono de trabajo del futuro, resistente a todo tipo de accidentes y que lleva incorporada una pantalla para poder comunicarse.

También son muy últiles los tejidos antimanchas, que utilizan la última tecnología de plasma, mediante la cual se pueden crear tejidos que repelen la lluvia o cualquier tipo de líquidos.

Las prendas antiestrés absorven la electricidad electroestática y ayuda a eliminar las barreras de estrés

Las prendas antiestrés también se han puesto muy de moda, son prendas con microcápsulas de antiestáticos que evitan que las personas se carguen de energía electroestática que desprenden aparatos como el móvil o el ordenador. Es decir, absorben la electricidad electroestática y ayudan a eliminar las barreras de estrés.

Con la llegada del verano las ventas de las prendas antimosquitos sufren un 'boom'. A través de un producto repelente encapsulado en las tramas del tejido consigue desviar los picotazos de los insectos, algo muy socorrido para esta época estival.

Hacer deporte controlado y sin sudar 

Uno de los ámbitos donde ésta innovación textil ha cobrado más importancia quizá haya sido el sector deportivo. Tejidos que pretenden mejorar la práctica del deporte como por ejemplo mediante un tejido que refrigerá el cuerpo mientras desprende un aroma que impide el olor a sudor.

También hay otras prendas como camisetas que miden las constantes vitales y el ritmo cardiaco del deportista. Una chaqueta con música para escucharla mientras corres o un calcetín impermeable para que no te suden los pies mientras haces ejercicio.

El ritmo cardiaco también se puede controlar a través de los pies con la llamada 'zapatilla prodigiosa' que a través de unos sensores detecta el ritmo cardiaco, la tensión arterial y otras señales vitales que permiten que las zapatillas conozcan al instante el estado físico del usuario mientras éste camina.

El Grupo Morón es otra de las empresas españolas que se dedica a desarrollar ropa inteligente. Diego Morón, gerente de la empresa, explica cuales son algunos de sus productos estrella, entre ellos las plantillas antiperforación.

"La idea surgió hace ocho años cuando detectamos que el zapato de seguridad tenía carencias, pesaba mucho y era rígido e incomodo. Empezamos a desarrollar una estructura de capas de tejido técnico de alta tenacidad combinando con tratamientos cerámicos consiguiendo un producto ligero, flexible y la vez homologado por las normativas europeas", explica Diego Morón a RTVE.es. Desde esta empresa destacan que las normativas de seguridad han ido evolucionando siendo cada vez más exigentes y duras.

Esta compañia también ha desarrollado un nuevo tejido antibacteriano basado en el eucalipto. "Este tejido consigue una unión perfecta de aroma fresco y natural con el efecto antibacteriano de la planta. Se produce mediante unas microcápsulas que se liberan al contacto con la piel y que mantiene su permanente acción contra cualquiera tipo de bacterias", explica Morón.

Prendas que te salvan la vida

Uno de los sectores que antes detectó las grandes posibilidades que podían tener este tipo de tejidos fue el sector de la seguridad que se ha convertido en uno de los campos donde más se nota la innovación y la influencia de la evolución de la ropa inteligente.

El desarrollo en este ámbito es muy importante debido a que estas prendas te pueden llegar a salvar la vida como es el caso de los chalecos antibalas y las prendas de protección contra incendios gracias a los tejidos ignífugod. 

Estas innovaciones textiles también se han extendido a otros sectores de la sociedad en los que pueden ser muy útiles como es el sector sanitario. Los investigadores en los nuevos tejidos inteligentes han creado materiales que ayudan a detectar posibles dolencias en los pacientes. Algo tan común como la fiebre puede ser detectada con un tejido termocromático que cambia de color al percibir un aumento de la temperatura corporal.

Los inventores también han creado telas que pueden ser usadas como implantes, a las que se le puede añadir microchips que se dediquen a analizar los diferentes impulsos vitales de cada persona, una labor que puede ayudar mucho a los profesionales sanitarios.

Camiseta inteligente para enfermos de corazón

Quizá uno de las apuestas tecnológicas en el ámbito sanitario es la camiseta inteligente para enfermos del corazón. Se trata de un tejido que en su cara interna tiene una decena de sensores que al entrar en contacto con la piel controla las contantes vitales de quien la lleva puesta.

Esta prenda es capaz de registrar el ritmo y la regularidad de los latidos como si se tratara de un electrocardiograma. De alguna manera, el paciente que lleve esta camiseta queda “conectado” a una especie de consulta virtual que vigila a distancia sus condiciones físicas.

Noticias

anterior siguiente