Enlaces accesibilidad

Tony Blair sobre Bin Laden: '¿Habría tomado la misma decisión que Obama? Sin ninguna duda'

  • Ana Pastor entrevista al ex primer ministro británico en Los desayunos deTVE
  • 15-M: "Las protestas son importantes pero no pueden determinar la política"
  • Pide coordinación en Europa para crisis como la del E.coli

Por
Tony Blair, entrevistado en Los desayunos de la 1

El ex primer ministro británico, Tony Blair, ha asegurado que habría tomado la misma decisión que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de "matar o capturar" a Bin Laden en Pakistán.

"No lo sé porque no estaba ahí, pero hay que ser realista. Se trata de un grupo de personas en una situación peligrosa donde pueden encontrar resistencia y no creo que tuvieran una larga conversacion con él", ha comentado, en referencia a la operación de comando que acabó con la vida del fundador de Al Qaeda en Pakistán. "He leído las críticas a Obama, pero no creo que yo hubiera tomado una decisión distinta", ha reiterado. 

En una entrevista con Ana Pastor para Los Desayunos de TVE, Blair ha justificado la acción recordando que Bin Laden "es un hombre que ha matado a miles de personas en un solo día en Nueva York, que nos mataría a todos los de esta habitación y a nuestras familias si pudiera".

"No soy yo quien lo tiene que justificar, pero el hecho es que es bueno que ya no esté Bin Laden. Pero no nos hagamos ilusiones: la ideología que representa sigue ahí y la gente asociada con esta ideología, y hay que hablar de eso, de la creencia en un conflicto entre el Islam y Occidente, mucha gente lo cree y tiene apoyo en esa región, la batalla es real y sigue en curso", ha explicado. 

"Cuando el gobernador del Punjab en Pakistán fue asesinado porque apoyaba el cambio, que los cristianos fueran libres, fue asesinado, y hubo una manifestación a favor de su asesino de 250.000 personas. Eso tendría que preocuparnos", ha añadido.

Crisis de la bacteria E. Coli

Preguntado por la crisis política entre España y Alemania a causa del brote de bacteria E.coli, que las autoridades alemanas relacionaron con el pepino español, Blair cree que es importante "conocer los hechos correctamente desde el principio". "Si no podemos ver que mucha gente en España tiene un gran problema en sus manos y puede estar totalmente injustificado", ha declarado.

"Alemania tiene que ocupar una posición muy fuerte en Europa", pero "la dificultad para Angela Merkel (canciller alemana) es que tiene al público alemán preocupado por lo que pasa". "Ya se trate de economía, seguridad o seguridad alimentaria tiene que haber coordinación entre los europeos", ha añadido. 

15-M y Zapatero

Ana Pastor ha preguntado también a su invitado sobre el movimiento del 15-M y sobre las protestas contra la crisis económica. "Todos estos movimientos muestran que es importante escucharles y entender, pero también es importante gobernar para los políticos electos en una democracia", ha precisado.

Según Blair, "en último término tu obligación es intentar hacer lo que crees correcto. Las protestas en la calle en una democracia no son lo mismo que una dictadura, los políticos han de hacer lo mejor para su país". "España está en una situación delicada, las decisiones de Zapatero han sido valientes y difíciles de tomar. Al final la política va a decidir si salimos de esto, las protestas son importantes pero no pueden determinar la política", ha sentenciado.

Cambios en el mundo árabe

En su libro, Tony Blair intenta justificar la decisión de invadir Irak en 2003. Pese a reconocer que la información de inteligencia era errónea, Blair cree aún que el balance general de la invasión es positivo. "¿Qué pasaría si Saddam siguiera ahí, cuanta gente más hubiera muerto? (...) Pregúntele a los iraquíes si a pesar de las dificultades preferirían a Saddam, y le dirán que no".

"Tienes que lamentar que la gente haya perdido la vida en esta situación en Irak y Afganistán, como sigue pasando en Libia, pero la clave para entender esto es que había unos extremistas que utilizaban el terrorismo para destruir las posibilidades del país. La mayor lección de Irak y Afganistán es que en estas zonas del mundo, con el factor islamista, hace falta una estrategia distinta a la convencional", ha añadido.

No obstante, Blair cree que la situación es distinta en Irak, Libia o Siria."Cuando nos asociamos con Gadafi en los últimos años fue porque se estaba desarmando y abandonó los programas de armas químicas", ha explicado. "La diferencia es que cometimos un gran error cuando armamos a los talibanes para sacar a la URSS de Afganistán, cuando armamos a Saddam contra Irán. No apoyo esa política, hemos aprendido que no podemos apoyar a las dictaduras para tratar otro problema".

Blair ha hablado de las revueltas árabes y ha puesto a Egipto como ejemplo de situación en el que se ha de adoptar un nuevo enfoque. "¿Esta gente está preparada para que su país evolucione? En ese caso tendremos que apoyarles. ¿Cómo va a terminar esta revolución? Ahora en Oriente Próximo tenemos que prestar nuestro apoyo en circunstancias en que los regímenes están preparados para adoptar reformas". Respecto a Siria, sin embargo, ha puntualizado que no existe apoyo de los países árabes a una posible intervención.

Además de asesorar a varias empresas internacionales, Blair es el representante del Cuarteto internacional que intenta promover las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos (Estados Unidos, Rusia, UE y ONU). En este contexto, Blair ha comentado las últimas declaraciones de Obama sobre el conflicto.

"Obama intenta establecer los principios para que la negociación tenga lugar de forma clara. Creo que ambos lados quieren la paz pero hay que dar credibilidad a la negociación en torno a dos preguntas principales: para los palestinos, ¿tienen el territorio para un estado viable?; y para los israelíes, ¿van a tener garantías de seguridad?", ha dicho el exmandatario británico.

Final del terrorismo

A pesar de su polémica actuación respecto a la guerra de Irak, Tony Blair tuvo más éxito en Irlanda del Norte, donde hizo posible los acuerdos que pusieron fin a décadas de violencia política. Aunque ha eludido responder una pregunta directa sobre Bildu, la coalición de la que forma parte la autodenominada izquierda abertzále, Blair sí ha echado mano de su propia experiencia para asegurar que "solo se puede llegar al final con gente que está decidida a dejar la violencia".

"Cuando conseguimos la paz en Irlanda del Norte no lo hicimos solo con la negociación, sino porque en ese momento quedó claro por parte de los que habían participado en el terrorismo que en adelante solo iban a usar medios pacíficos. Solo se puede conseguir la paz si existe acuerdo para poner a un lado la violencia", ha explicado.

Noticias

anterior siguiente