Enlaces accesibilidad

Las protestas contra el régimen se extienden por Siria y mueren más de 10 personas

  • En Sanamein han muerto 20 personas; en Damasco, tres, y en Deraa, una
  • La policía secreta practica detenciones, según Reuters
  • Miles de personas en los funerales por las víctimas

Más información en nuestro especial sobre las revueltas árabes

Por
Las protestas contra el régimen se extienden por Siria

Las protestas de este viernes contra el régimen sirio han acabado finalmente en enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad. En la ciudad de Sanamein, hay discrepancia en la cifra de muertos. Según testigos citados por Al Yazira, habrían muerto al menos 20 personas. Sin embargo, las autoridades reconocen que han sido diez los fallecidos.

Asimismo en la capital habrían muerto tres personas. La televisión ha asegurado que también hay un manifestante muerto en la ciudad sureña de Deraa, cerca de la frontera con Jordania. Al Yazira, sin embargo, ha reconocido que no ha podido verificar independientemente este número de víctimas.

El testigo consultado por teléfono por Al Yazira en Sanamein ha señalado que la policía disparó contra los manifestantes cuando participaban en una marcha pacífica en solidaridad con las víctimas de Deraa, donde fallecieron varios activistas de la oposición en los últimos días.

Una protesta pacífica

La protesta de este viernes se desarrollaba pacíficamente hasta que a media tarde varias personas destruyeron una estatua del presidente Hafez al Asad, padre del actual gobernante, Bashar al Asad, lo que ha motivado un enfrentamiento con fuerzas de seguridad. También ha habido protestas en otras ciudades de Siria, incluida Damasco.

Una portavoz del Ministerio de Información de Siria, Reem Hadad, ha asegurado a la cadena Al Yazira que la policía tiene órdenes de no disparar contra manifestantes, siempre y cuando las protestas sean pacíficas.

Sin embargo, ha afirmado que en ese tipo de manifestantes puede haber "grupos armados" interesados en desatar un enfrentamiento con fuerzas policiales.

Unas promesas insuficientes

Las promesas de liberalización del régimen sirio no habían logrado convencer a la oposición que habían convocado este viernes protestas en varias ciudades de Siria.

Precisamente Ribal Al-Assad, primo del presidente sirio Bachar Al-Assad, y presidente en el exilio de la Organización por la Democracia y la Libertad en Siria, ha insistido en una entrevista en RNE que los cambios prometidos tienen que acometerse con rápidez. "La gente no puede esperar más. Ya en 2000 el nuevo Gobierno prometió cambios, pero hasta hoy no ha hecho nada. El pueblo sirio quiere cambios rápidos".

Ribal Al-Assad

Varias decenas de personas se habían concentrado en la mezquita de los Omeyas, en el centro de Damasco, con gritos de apoyo a las víctimas de la ciudad de Deraa. Enfrente, un grupo de partidarios del régimen gritaban consignas en favor del presidente, Bachar Al Asad. La policía secreta ha detenido al menos a cinco personas entre los opositores.

En la ciudad de Tel, cerca de la capital, también han salido a la calle centenares de personas, según Reuters, que también informa de manifestaciones en Hama. En esta última localidad una revuelta islamista fue violentamente reprimida en 1982 por Hafed al Asad, padre de Bachar al Asad, con el resultado de miles de muertos.

Funerales por las víctimas

Mientras, en Deraa, centro de las protestas, miles de personas han acompañado los féretros de algunas de las víctimas a la salida de la mezquita. Las fuerzas de seguridad estaban apostadas a las afueras de la localidad e interrogaban a quien quería entrar a ella, pero dentro de Deraa no se veía presencia de policías ni de tropas del Ejército, según pudo comprobar Efe.

En la mezquita Al Omari, en una plaza bautizada como Plaza de la Dignidad por la oposición, el imán que dirigía las oraciones ha pedido calma a la fieles y ha dicho que la violencia vivida aquí los días pasados es desconocida para el país.

La ira de los manifestantes se ha dirigido contra Maher al Asad, hermano del presidente Bachar Al Asad y comandante en jefe de la Guardia Republicana, al que increpan con gritos de "Maher, cobarde, envía a tus tropas a liberar el Golán" (ocupado por Israel).

La revuelta se ha extendido por la región. En la localidad de Daael, a 30 kilómetros, 300 personas han salido también a la calle, y centenares de campesinos de pueblos cercanos se han desplazado a Deraa para mostrar su apoyo.

Noticias

anterior siguiente