Enlaces accesibilidad

Miles de personas esperan en los aeropuertos de Japón mientras comienzan controles de radiación

       
  • 25 pasajeros en Taiwán, con niveles de radiactividad superiores a lo normal
  •    
  • Varios países movilizan aviones de gran tamaño para los traslados
  •    
  • Algunas aerolíneas han tomado medidas de controles radiactivos
  •    
  • 160 españoles abandonarán Japón el sábado

Por

La situación en la central de Fukushima ha llevado a miles de personas a intentar salir del país o, al menos, alejarse de las zonas próximas a la planta. Cada vez son más los gobiernos que han optado por aconsejar a sus ciudadanos la salida de Japón y para ello están llevando a cabo ayudas especiales como fletar aviones o rebajar los billetes. 

Pese a la alerta, el OIEA ha informado este jueves de que, aunque la situación en Fukushima sigue siendo "muy grave", no ha habido un empeoramiento significativo desde el pasado miércoles.

Mantener la situación controlada

"Podremos continuar volando incluso si la situación empeora. Pero nunca digas nunca: no sabemos qué pasará de aquí a unos días o semanas", asegura el jefe ejectuvio de la compañía aérea alemana Lufthansa.

Pero si de por sí preocupa la falta de insfraestructura, ante la escasez de combustible en el interior del país, también preocupa el estado en el que lleguen los ciudadanos procedentes de Japón y por ello, varios aeropuertos y compañías han optado por establecer medidas de control.

Prueba de la fuerte demanda es la cifra de españoles que, solo el sábado, saldrán del país: ciento sesenta lo harán en vuelos comerciales, según han informado este jueves fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Francia, el Reino Unido, Colombia y México ya han movilizado aviones de gran tamaño, mientras que en otros casos, como en China, las autoridades han organizado traslados en autobús desde el norte hasta la capital y las compañías aéreas han aumentado el número de vuelos.

Además, México, Corea del Sur, Nueva Zelanda y Canadá se han sumado en las últimas horas a EEUU para pedir a sus ciudadanos que se alejen 80 kilómetros de Fukushima, aunque las autoridades niponas insisten en que no hay riegos para la salud más allá del perímetro de seguridad de 30 kilómetros establecido entorno a la planta.

Uno de los primeros países que ha detectado cierta anormalidad ha sido Taiwán, que ha informado de que ha detectado niveles de radiactividad superiores a lo normal, aunque no suponen riesgo para la salud, en 25 pasajeros procedentes de Japón.

La mayoría de las partículas radiactivas se han encontrado en la ropa y zapatos de los pasajeros, según ha informado el subdirector del Consejo de Energía Atómica de la isla, Shieh Der-jhy.

"Los niveles detectados están dentro de lo que se considera seguro y no afectan la salud", ha tranquilizado Shieh, ante los legisladores isleños.

Taiwán somete a exámenes de radiación a los pasajeros procedentes de Japón, pero aún no ha declarado obligatorios dichos exámenes.

Mientras tanto, 42 militares especialistas en radiaciones se han incorporado al equipo del CEA que trabaja en los aeropuertos de Taipei, Taoyuan y Kaohsiung, para detectar partículas radiactivas en los pasajeros que ingresan a la isla.

En una escuela militar del distrito norteño de Taoyuan, cercana al aeropuerto internacional de Taipei, cadetes han realizado este jueves una simulación de limpieza de partículas radiactivas de cuerpos, ropa y vehículos.

Taiwán examina también el nivel de radiación de los alimentos procedentes de Japón, pero hasta el momento no ha detectado ninguna anormalidad, iniciativa a la que varios países europeos, entre ellos España, se han sumado.

Iniciativas para la salud

Juanto a Taiwán, las autoridades de Corea del Sur han informado de los niveles de radiación inusualmente elevados en tres pasajeros procedentes de Japón. Malasia ya escanea a sus pasajeros, equipajes y aviones desde el pasado lunes.

Lufthansa ha optado por desviar sus fuelos de Tokio a Osaka y Nagoya hasta el 27 de marzo y también ha comunicado que estaba examinando sus aeronaves procedentes de Japón, aunque los resultados hasta ahora son negativos.

Air France, por su parte, está revisando también los aviones y ofrece consejo médico a la tripulación, de los cuales 10 han accedido a ser analizados para comprobar si tenían niveles de radiación. Los resultados de todas las pruebas han sido negativas, según una portavoz francesa.

El primer ministro de Vietnam, Nguyen Tan Dung, ha pedido iniciativas para comprobar la radiación a sus ciudadanos que regresen de Japón.

Pero, de momento, las grandes iniciativas de controles radiactivos se centran en los alimentos, sin que se haya establecido una norma u obligación para los pasajeros.

Noticias

anterior siguiente