Enlaces accesibilidad

Cuatro militares arrestados por negligencia en el robo de armas en la base de Badajoz

  • Los arrestados son un sargento, un cabo y dos soldados
  • Según Chacón, "no fallaron los medios técnicos, fallaron las personas"
  • Se busca a un posible enlace que actuara desde dentro de la base

Por

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha anunciado este martes el arresto de cuatro militares por negligencia, tras el robo de armas en el cuartel de Botoa, en Badajoz.

Chacón ha hecho este anuncio ante el pleno de la Cámara Alta en respuesta a una pregunta del senador del PP Ovidio Sánchez en la que pedía explicaciones por ese robo.

La titular de Defensa ha explicado que los arrestados son un sargento, un cabo y dos soldados y ha asegurado que la noche del robo "no fallaron los medios técnicos, fallaron las personas". Estos cuatro militares formaban parte del equipo de guardia la noche en que tuvo lugar el robo de 25 fusiles y 10 pistolas.

La ministra ha explicado que se ha podido llegar a esta conclusión gracias a la información proporcionada por los medios de seguridad de la base y ha indicado que los resultados de esta investigación interna ya han sido puestos a disposición del titular del Juzgado Togado Militar número 12 de Madrid que dirige la investigación judicial.

Falta leve, con arresto desde dos a 30 días

En un comunicado hecho público coincidiendo con la comparecencia de la ministra en la Cámara Alta, el Ejército de Tierra ha explicado que los cuatro militares han sido sancionados "por inexactitud en el cumplimiento de sus obligaciones", una "falta leve que comporta arrestos que van desde 48 horas a 30 días".

No obstante, fuentes militares han precisado a Europa Press que estos arrestos no están relacionados con los autores materiales del robo y con la posible persona que les pudo ayudar desde el interior. La investigación sigue la pista de que alguien de la base pudo proporcionarles información y ayuda, dado el modo en el que se desarrollo el asalto.

Todos los militares que formaban parte de la guardia en la noche de los hechos ya habían sido relevados del servicio de seguridad, por decisión del Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Fulgencio Coll, desde el pasado miércoles día 2 de marzo.

Ese mismo día, el JEME también decidió que el coronel responsable de la seguridad de la base pasase en comisión de servicio a colaborar exclusivamente con todos los órganos investigadores, con el objetivo de dar máxima prioridad a las investigaciones en curso. Desde entonces su responsabilidad ha sido asumida por el segundo jefe de la Unidad de Servicio de Base (USBA).

Noticias

anterior siguiente