Enlaces accesibilidad

Las raíces de los pepinos espaciales

  • Un experimento en la ISS investiga las claves del crecimiento de las plantas
  • Han aislado las semillas para ver cómo crecen las raíces sin gravedad
  • El experimento, realizado con pepinos, volverá a la Tierra con el Discovery

Por
 Pepinos germinados en el experimento HydroTropi. Después de 70 horas en microgravedad, las raíces comenzaron a crecer hacia los lados.
Pepinos germinados en el experimento HydroTropi. Después de 70 horas en microgravedad, las raíces comenzaron a crecer hacia los lados. JAXA

Las plantas tienen un papel fundamental en la investigación espacial, ya que van asociadas a la idea de la supervivencia humana en otros planetas. La Estación Espacial Internacional ha estudiado la forma en la que crecen las raíces en el espacio, y han visto que lo hacen de forma diferente a cómo estamos acostumbrados.

Las labores de jardinería en la ISS se han llevado a cabo desde el principio del proyecto, hace ya más de 10 años. Guisantes, cebada y multitud de semillas han sido protagonistas de estudios en ausencia de gravedad que no se pueden llevar a cabo en la Tierra, en unas condiciones únicas.

El último experimento 'verde' en la ISS tiene que ver con el hidrotropismo, la forma en que las raíces crecen en busca de agua. La investigación ha sido bautizada como HydroTropi y se ha llevado a cabo con la Agencia Aeroespacial Japonesa (JAXA), según informa la NASA.

Para llevar a cabo el estudio los investigadores utilizaron pepinos (Cucumis sativus). Querían determinar cómo reaccionaban las raíces en el espacio en busca de agua. Para ello llevaron las semillas del pepino a la ISS, donde las plantaron.

Con la certeza de que el gravitropismo (capacidad de una planta de cambiar la dirección de crecimiento en función de la gravedad) interfiere en el hidrotropismo, se aislaron estos condicionantes para ver los resultados.

En condiciones de microgravedad las raíces crecieron hacia los lados

Los científicos comprobaron que en el espacio, en condiciones de microgravedad (muy cerca de la gravedad cero), las raíces crecen hacia los lados, a diferencia de hacia arriba o abajo como lo hacen en la Tierra siguiendo las fuerzas gravitacionales.

Tras la investigación, la 'cosecha' se conserva congelada a la espera de su regreso a la Tierra.

Los pepinos espaciales regresarán en la misión STS-133, que será el último vuelo del Discovery y que ya ha sido retrasado en varias ocasiones. La última fecha prevista es el 24 de febrero.

Los resultados del experimento HydroTropi servirán a los investigadores a entender mejor cómo las plantas crecen y se desarrollan a nivel molecular y podría ayudar en la Tierra a desarrollar avances en la producción agrícola.

Noticias

anterior siguiente