Enlaces accesibilidad

Por primera vez en España la versión integra de la novela gráfica: 'Camino a la perdición'

       
  • Sus autores son Max Allan Collins, R. Piers Rayner y J. Luis García-López 
  •    
  • La versión cinematográfica fue la última película de Paul Newman

Por
 Página de 'Camino a la Perdición', de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner
Página de 'Camino a la Perdición', de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner Panini

Muchísima gente disfrutó de la excepcional Camino a la perdición (Sam Mendes, 2004) la última película de Paul Newman (por la que estuvo nominado al Oscar); pero muy pocos saben que su origen es un estupendo cómic que hizo historia y que ahora reedita la editorial Panini, por primera vez en su versión íntegra (dentro de su estupenda colección Panini Noir, dedicada al mejor cómic de serie negra).

Un lanzamiento imprescindible para cualquier aficionado al cómic y a la serie negra porque también es un estupendo retrato de la América de los años 30. Este volumen, de 600 páginas, incluye la historia original, que dio origen a la película, y la segunda parte Camino a la perdición 2: en la carretera, (que permanecía inédita en España) de lo que iba a ser una trilogía, pero que, al final se quedó en un díptico.

"En principio íbamos a publicar tres novelas gráficas de 300 páginas cada una, con la idea de desarrollar una historia en episodios sobre el viaje de un padre y su hijo. Pero cuando iba a comenzar la tercera sección mi editor me dijo que teníamos que concluir la historia. No hay nadie mejor que el dibujante  Richard Piers Rayner, pero trabajar con José Luis García López en esta segunda parte fue una maravilla". Son palabras de Max Allan Collins, el creador de esta historia de gángsters, una de las novelas gráficas más influyentes de los últimos años.

El viaje de un padre y su hijo

La intención de Collins era la de narrar el viaje de un padre y su hijo en la turbulenta Norteamérica de los años 30, una historia en la que reconoce influencias de Lobo solitario y su cachorro, (Planeta DeAgostini) el excelente manga de Kazuo Koike y Goseki Kojima que tanto ha influido en autores americanos de cómic como Frank Miller. Aunque también confiesa influencias de John Woo.

La relación paterno-filial es el leitmotiv y uno de los puntos fuertes de esta novela gráfica, "No hubiese podido escribir el libro antes de ser padre -asegura Collins- hay elementos de mi relación con mi hijo y también de mi relación con mi padre. La secuencia de la conducción está basada en el viaje que hice con mi padre a los campos de Iowa para aprender a conducir"

El cómic y la película son, en realidad, la exploración de las relaciones paterno-filiales entre el protagonista Michael O' Sullivan (Tom Hanks en la película) con su hijo y con John Looney (Paul Newman en la película), el jefe de la Mafia que es como un padre para él. A su vez Looney tiene que elegir entre apoyar al hijo que le hubiera gustado tener (Michael) y el que tiene (Daniel Craig en la película).

Diferencias entre la novela gráfica y la película

Los que hayan visto la película se preguntarán si van a descubrir algo nuevo en la novela gráfica. El primer tercio de la película de Sam Mendes es bastante fiel a la novela, aunque a partir de ahí la cosa cambia notablemente.

Por ejemplo en los personajes. En el cómic no existe el personaje de Jude Law (Un peligroso asesino a sueldo que persigue implacablemente a Michael y a su hijo), y tiene un papel muy destacado el líder lde los Intocables, Elliot Ness (al que en la película ni se le menciona).

En el cómic también aparece Al Capone (en la película solo le escuchamos hablando por teléfono con Frank Nitti -Stanley Tucci-), quien también juega un papel destacado. De esta forma en el cómic entendemos mejor la época en la que se sitúa la acción.

Además, en el cómic los personajes tienen un tratamiento más rico y entendemos mejor al protagonista, el asesino Michael (Tom Hanks) que tiene su propio código ético.

La película es espectacular y tiene unas interpretaciones memorables. El cómic es apasionante y cuenta con los alucinantes dibujos de Richard Piers Rayner, quizá el ilustrador que mejor ha sabido reflejar la época de la gran depresión y los gángsters. Sus páginas son impresionantes, a veces parecen apuntes del natural.

Y en la segunda parte que ahora podemos disfrutar en España por primera vez, el nivel gráfico no decae gracias a los lápices del genial José Luis García-López, un autor nacido en España y criado en Argentina que es uno de los mejores dibujantes del 'Mainstream' noteamericano.

En fin, dos historias complementarias que se disfrutan por separado y que son de lo mejorcito en cine y cómic.

Una de las novelas gráficas más importantes de los últimos años que, por fin, podemos disfrutar en su versión íntegra en España.

Noticias

anterior siguiente