Enlaces accesibilidad

HISTORIAS DE LA CIENCIA

Lomonósov, padre de la ciencia rusa

Por
Lomonósov, padre de la ciencia rusa

A hombros de gigantes

Programa de divulgación científica. Es un espacio pegado a la actualidad con los hallazgos más recientes, las últimas noticias publicadas en las principales revistas científicas, y las voces de sus protagonistas. Pero también es un tiempo de radio dedicado a nuestros centros de investigación, al trabajo que llevan a cabo y su repercusión en nuestra esperanza y calidad de vida. Los viernes de 22:00 a 23:00 horas

El poeta, geógrafo y científico ruso Mijail Vasilievich Lomonósov nació el 19 de noviembre de 1711 en Michaninskaia. Fue hijo de un humilde campesino que alternaba la agricultura con la pesca. Hasta los 19 años Lomonósov no salió de su pueblo y, si adquirió algunos conocimientos rudimentarios fue gracias a las enseñanzas que la impartió su madre, hija del diácono de la parroquia. Pero su afán por aprender le han hecho el paradigma del saber universal. En diciembre de 1730, abandonó su aldea y se dirigió a Moscú, en pleno invierno y a pie. Sus comienzos fueron duros, sin dinero y con escasos conocimientos.

Tuvo que inscribirse en una escuela para párvulos pese a sus diecinueve años

Empezó de cero su educación. De hecho, tuvo que inscribirse en una escuela para párvulos pese a sus diecinueve años y medir más de dos metros de altura. Pero el joven Lomonósov impresionó a sus profesores con su inteligencia natural y su capacidad de trabajo y, al terminar el curso, consiguió ingresar en la Academia Moscovita de Estudios Clásicos. En sólo cinco años aprobó de forma brillante los estudios programados para ocho y, tras superar las pruebas de acceso, fue becado para proseguir sus estudios en la Academia de Ciencias de San Petersburgo.

En agosto de 1736, tras concluir con premio extraordinario los estudios de la Academia de Ciencias, prosiguió su formación en la Universidad de Marburgo. En esta ciudad alemana se convirtió en ayudante del prestigioso filósofo Wolff. Comenzó a estudiar física y química en los textos del inglés Boyle. Se casó en 1939 con Elizabeth Zilch, con la que tendrá 3 hijos y gracias a la cual empezó a desarrollar con gran intensidad su faceta de escritor y poeta. Después se dirigió a Friburgo, donde existía una prestigiosa Academia de Minería, para estudiar Química, Física, Mecánica, Minería y el arte de la fundición.

A los 30 años, Lomonósov regresó a Moscú e inició su carrera científica. Por su excelente currículo y por su estancia en el extranjero (algo poco usual en esta época), fue nombrado adjunto a la Cátedra de Física de la Academia de Ciencias. En 1745 sería nombrado catedrático y miembro de la Academia de San Petersburgo.

Su formación germánica provocará roces con los científicos de esta institución, lo que unido a su carácter engreído y violento y a su excesiva afición a la bebida le causaron serios problemas: permaneció arrestado casi un año entero y estuvo a punto de ser expulsado de la Academia. Por ello, no es de extrañar que su petición de crear un laboratorio "para desarrollar las ciencias naturales en el imperio Ruso y aplicarlas en la práctica", fuera rechazada.

A pesar de todo contó con el apoyo de la emperatriz Isabel quién le protegió y le concedió grandes fincas y siervos. Años después, al ser nombrado profesor de Química en la universidad de San Petersburgo, conseguiría crear su laboratorio.

En septiembre de 1741, publica sus "Elementos de Química matemática" que es realmente el primer texto de química física. A Lomonósov se le debe una teoría corpuscular de la materia (antecedente de la teoría atómica de Dalton), que utilizó para esbozar una de las primeras teorías cinéticas de los gases, similar a la de Bernoulli. Defendía que las partículas de los gases ocupan un volumen finito, justificando de esta manera las desviaciones que experimenta la ley de Boyle... Una tesis que se adelantó en 123 años a la del holandés Van der Waals... También introdujo el concepto de isómeros, aunque sin citarlos, 90 años antes de que Berzelius los definiera.

En 1743, Lomonósov publicó las "276 notas de Física y Filosofía corpuscular". En ellas dio una visión moderna del calor, que en su época y hasta después de Lavoisier, era considerado un elemento químico, en relación con la propagación del sonido.
Dos años después, en su "Meditationis de caloris et frigoris Causa", desarrolló su teoría con mas detalle. Demostró que el calor no es mas que el movimiento interno de la materia, y explicó que el flujo calorífico es la transmisión del movimiento de unas moléculas a otras. Las temperaturas muy bajas son consecuencia del cese de dicho movimiento.

No fueron los únicos trabajos en química física. Lomonósov también elaboró medidas de solubilidades de sales, calores específicos, índices de refracción, constantes de capilaridad, y grado de enfriamiento. Estudió los efectos de las disoluciones en los puntos de ebullición, la acción de la electricidad en las disoluciones con el efecto de las chispas y los arcos eléctricos, la delicuescencia de las sales etc., Unos trabajos con los que se adelantaría en 100 años a los estudios químicos físicos de los científicos del siglo XIX.

Noticias

anterior siguiente