Enlaces accesibilidad

Teléfonos avanzados en formato mini

  • Cada vez son más comunes estos pequeños teléfonos
  • Reducen su tamaño, pero no sus prestaciones

Por

Cada vez es más habitual encontrar teléfonos móviles en formato mini, de reducidas dimensiones y peso pero con características y prestaciones similares a las de los teléfonos avanzados de los que en ocasiones derivan.

Los modelos mini no son smartphones de bajo coste, algo que se aprecia a simple vista y por sus prestaciones, sino modelos que buscan dar solución al difícil equilibrio entre tamaño y usabilidad y a la vez satisfacer a un mayor número de usuarios.

En general estos 'smartphones' resultan al menos un poco más baratos que los modelos de mayor tamaño, lo cual es posible sobre todo porque también suelen experimentar una pequeña reducción en las prestaciones y sobre todo porque sacrifican algo el tamaño de la pantalla táctil.

Esto, en comparación, puede suponer una menor comodidad a la hora de utilizar el teclado en pantalla o al utilizar el móvil para, por ejemplo, visualizar documentos o o páginas web.

Desde el Nokia N97, cuya versión mini resultó en un teléfono con mejores críticas que el original, más equilibrado y sobre todo más cómodo de llevar en el bolsillo, varios han sido los modelos de distintos fabricantes que han seguido el mismo proceso de "reducción" o que han llegado directamente en esa categoría. Estos son algunos de los últimos que hemos tenido ocasión de probar.

El LG Mini (o LG GD880) es uno de los teléfonos más finos del mercado, un auténtico mini: apenas tiene un centímetro de grosor y pesa menos de 100 gramos, 99 para ser exactos.

Cuenta con una nítida y brillante pantalla táctil de 3,2 pulgadas con 480 x 854 píxeles de resolución y formato panorámico. A pesar de su tamaño cuenta con prácticamente las mismas características que modelos de mayor tamaño de la casa coreana: interfaz S-Class, 3G (HSDPA, hasta 7,2 Mbps), WiFi, Bluetooth, ampliación de memoria por tarjeta microSD de hasta 32 GB y cámara de 5 megapíxeles. Visualmente resulta muy atractivo.

La pantalla aprovecha hasta el último milímetro disponible para extenderse de lado a lado sin bordes, como la piscina de un hotel de lujo. Y su construcción es muy buena, tanto que de un primer vistazo no es evidente cómo y por dónde se abre.

El HTC Wildfire es otro de los "minis" recién llegados. En él se aprecian los genes del HTC Desire. El Desire es el buque insignia del fabricante taiwanés y uno de los mejores teléfonos Android disponibles actualmente.

El Wildfire es una opción muy interesante para aquellos que valoran los teléfonos fáciles de llevar en el bolsillo, pero si la cuestión estética es importante por sólo unos milímetros más de altura el HTC Legend es mejor opción, aunque menos cómodo de llevar. Como en el Desire (y en el Legend) en el Wildfire el sistema operativo es Android 2.1, lo cual multiplica su atractivo.

Cuenta con un procesador algo menos potente y con un poco menos de memoria interna, pero no renuncia al uso del interfaz HTC Sense y a características como la conexión 3G, el WiFi y el Bluetooth.

Probablemente la principal virtud del Wildfire es que sabe transmitir lo mejor del Desire, y eso a pesar de que en el proceso de reducción pierda la excelente pantalla AMOLED de 3,7 pulgadas de su hermano mayor y se conforma con una pantalla TFT de 3,2 pulgadas, sino que ofrece una experiencia muy similar a un precio un tercio menor.

Si pones el magnífico HTC HD2 bajo una prensa de cuatrocientas toneladas el resultado es el HTC HD Mini. En este caso el cambio físico es más notable que en ningún otro.

La versión mini ve reducido su peso y sus dimensiones en casi un 30% respecto al original, si bien es cierto que el HD2 tiene una exagerada pantalla de 4,3 pulgadas -una de las más grandes del mercado y su principal atractivo- que se queda en unas más razonables 3,2 pulgadas con algo menos de resolución.

Su principal pero, como sucede con el HD2 original, es la utilización del sistema operativo Windows Mobile 6.5 que, si bien puede satisfacer aún las necesidades de un buen número de usuarios no deja de ser una versión de transición hasta la llegada de su sustituto, Windows Phone 7.

Noticias

anterior siguiente