Enlaces accesibilidad

Transcripción y traducción automática de subtítulos en 'YouTube'

Por
Ejemplo de la traducción de rótulos en un vídeo de YouTube. Youtube

Desde hace un  tiempo, Google ha ampliado y mejorado la función de subtítulos en los vídeos  de YouTube. El objetivo principal es resultar útil a los cientos de millones de  personas que, en todo el mundo, padecen algún tipo de deficiencia auditiva,  aunque tiene otras ventajas añadidas.

Dado que no es habitual que los autores de  los vídeos de YouTube añadan subtítulos, resulta muy interesante la función de  transcripción automática. Funciona con la tecnología de reconocimiento  de voz que Google desarrolla para otras herramientas y servicios como  Voice Search.

La tecnología de reconocimiento de voz también está presente en  las últimas versiones en inglés del sistema operativo para móviles Android.

Transcripción y traducción de subtítulos

Con la transcripción  automática, los vídeos pueden incorporar los subtítulos automáticamente a partir  del audio. Eso sí, siempre y cuando estén en inglés.

La disponibilidad de los  subtítulos tiene evidentes ventajas, tanto para la audiencia como para los  autores de los vídeos. Permite que los disfruten usuarios con problemas de  audición, mejora las búsquedas por palabras, y posibilita la traducción del  texto entre distintos idiomas, ampliando enormemente el número de usuarios que  pueden disfrutarlos.

Se trata de una  tecnología en desarrollo que aún no ofrece resultados perfectos. Pero, como  dicen en Google, "es mejor que nada". Sin duda: para los usuarios con problemas de audición es una mejora evidente y para otros muchos será una ayuda para entender mejor los vídeos.

La traducción del texto de los  subtítulos es un aspecto muy interesantes para aquellos  que no tienen oído para el inglés. En apenas dos pasos se puede pasar de la  transcripción automática a la traducción automática.

Tanto si los subtítulos van incorporados  (como tales, no como parte del vídeo), como si se están transcribiendo  automáticamente a partir del audio, los textos pueden traducirse.

Esta función utiliza la herramienta de traducción de  Google, hasta ahora disponible en la página del buscador y desde hace poco,  también en el navegador web Chrome. Este sistema traduce los textos en el mismo número de idiomas: más de medio  centenar en ambos sentidos.

Añadir subtítulos a vídeos propios

Para los autores que  deseen añadir subtítulos a sus vídeos, Google ofrece las herramientas necesarias  y dispone de varios tutoriales y páginas de ayuda sobre cómo  prepararlos y cómo  incluirlos o editarlos. Pero además, los autores pueden  solicitar desde su cuenta la transcripción automática para sus vídeos.

Posteriormente, si es  necesario, se puede editar la transcripción con un procesador de textos  convencional. De nuevo, siempre y cuando estén en inglés.

La transcripción  automática puede demorarse varios días. Y no es de extrañar dado que,  según Googleen YouTube se publican hasta 20 horas de vídeo cada  minuto.

Noticias

anterior siguiente