Enlaces accesibilidad

Karadzic logra suspender de nuevo el juicio por genocidio tras denunciar el "mito" de Srebrenica

  • El TPIY suspende sine die el juicio para resolver una nueva apelación del acusado
  • El líder serbobosnio ha justificado su actuación ante la amenaza musulmana

Por

El ex líder serbobosnio Radovan Karadzic ha logrado que el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) posponga hasta nuevo aviso el juicio contra él por crímenes de guerra tras dos días de declaración, en la que ha denunciado que la matanza de Srebrenica en 1995, en la que murieron miles de musulmanes bosnios, es "un mito". 

Karadzic ha pedido que el TPIY se cerciore de si realmente los casi 8.000 enterrados en Srebrenica fueron realmente víctimas de los serbios: "No por mi defensa", ha manifestado, "sino por el bien de la historia". El acusado ha sugerido incluso que se lleven a cabo "comprobaciones de ADN".

Según Karadzic, las cifras de hasta 10.000 muertos son inverosímiles pues "en los cuatro años de conflicto, en Srebrenica y alrededores no hubo más de 3.000 víctimas".

Ha afirmado que, si se investiga propiamente lo que ocurrió, tendría que aplicársele a él el principio de presunción de inocencia ('in dubio pro reo') por falta de pruebas, y es que, si no, "la justicia internacional no tendrá credibilidad".

El acusado también ha apuntado que las "mentiras" sobre Srebrenica, que han convertido el lugar en un sitio de peregrinación musulmán, están haciendo mucho daño a la comunidad serbia y que destacar en la acusación que junto a varones se asesinó a "jóvenes" es un intento "de llamar a las emociones de todos los que son ignorantes de lo que allí pasó".

Según Karadzic, los bosnios musulmanes y los croatas "mataron a muchas más mujeres y niños" que el bando serbio.

Juicio suspendido

Tras sus palabras, ha suspendido de nuevo el juicio por genocidio contra el ex líder serbobosnio Radovan Karadzic sin concretar cuando lo retomará.

"Este juicio se aplaza hasta nuevo aviso, hasta la decisión de la Sala de Apelaciones", ha declarado el presidente del tribunal, O-Gon Kwon, a la conclusión de la audiencia del martes.

La Sala de Apelaciones del TPIY ha recibido una petición de Karadzic para aplazar de nuevo el juicio al denunciar que está solo y requiere más tiempo para preparar su defensa.

El juicio contra Karadzic ya estuvo suspendido hasta el pasado lunes por la negativa del acusado a comparecer sin preparar debidamente su defensa, lo que provocó que se paralizase el proceso durante cuatro meses.

Una nueva solicitud de aplazar el juicio hasta el 17 de junio fue presentada por el acusado el pasado viernes,  pero los magistrados del tribunal ordenaron que comienzase el lunes su defensa, una decisión que fue de nuevo apelada.

Amenaza musulmana

Karadzic ha cerrado esta martes su declaración detallando cómo se gestó lo que ha llamado "la amenaza" musulmana que, según él, justificó la guerra.

 

Según Karadzic fue en1991, en los albores de su ascensión como presidente de la República Srpska de Bosnia.

Para el líder serbobosnio, los serbios hicieron "todas las concesiones posibles" para convivir con los musulmanes bosnios y croatas, incluidos ciertos acuerdos, pero en la asamblea del 24 de octubre de 1991 vieron claro cuáles eran sus "amenazas y enemigos". Karadzic ha asegurado que el Partido Serbio Democrático (SDS), era el último en ser "étnico" y que nunca pensó "que un régimen étnico fuese el mejor régimen".

Para defender su teoría de la amenaza musulmana sobre los serbios de bosnia, Karadzic ha presentado unas pruebas. El ex líder serbobosnio sostiene que el entonces presidente bosnio, Alija Izetbegovic, formó un consejo secreto de defensa de los musulmanes durante la primera campaña por la independencia de Bosnia Herzegovina en 1991.

También ha aportado un listado de acciones ilegítimas que habría llevado a cabo el partido SDA musulmán. Entre ellas, formar una liga armada de la patria, entorpecer la ascensión de miembros del partido serbio SDS en la policía especial bosnia y reemplazar al personal serbio ya existente.

 

 

Once cargos de genocidio

Karadzic, se enfrenta a once cargos de genocidio y crímenes de guerra por la guerra civil de Bosnia-Herzegovina de 1992-95 que dejó un saldo de 100.000 muertos. Entre los cargos de genocidio son los de la matanza de Srebreniça, que dejó cerca de 8.000 víctimas, la mayoría hombres y jóvenes musulmanes, el de ordenar el asedio de la ciudad de Sarajevo que dejó un saldo de 10.000 muertos.

El pasado lunes Karadzic compareció en el inicio el juicio tras haberlo retrasado durante meses, y comenzó su alegato con las afirmaciones de que no es "un monstruo" y que su causa era "justa y sagrada".

El antiguo líder serbobosnio, afirmó el lunes que los serbios de Bosnia nunca quisieron dejar Yugoslavia y que querían "vivir con los musulmanes", pero "no bajo su yugo en un régimen donde vulneraran los derechos fundamentales".

Noticias

anterior siguiente