Enlaces accesibilidad

Javier Bardem y Penélope Cruz, los más escurridizos de una noche con sorpresas

  • El actor oscarizado ha sido, junto con Almodóvar, la gran sorpresa de la noche
  • Penélope Cruz ha pasado como una exhalación por la alfombra verde
  • La alegría de los actores de Celda 211, protagonistas del backstage

Ver también: Especial Premios Goya 2010 | Todos los ganadores de los Goya 2010

Por

¿Pero por dónde ha entrado Javier Bardem? Esa era la pregunta que muchos se han hecho al verle sentado junto a Penélope Cruz en el patio de butacas, justo cuando ha arrancado la gala de los Goya. Los fotógrafos se tiraban de los pelos al pensar en la instantánea de ambos posando en la alfombra verde pero, una vez más, se han quedado con las ganas.

Han sido los más escurridizos de todas las estrellas que han acudido a esta edición de los premios del cine español. Bardem no ha hablado con la prensa y Cruz sólo ha atendido a TVE, para enfado del resto de los periodistas, que le han gritado hasta la extenuación para que atendiera a los medios.

La más esperada era, como no, ella. Ha llegado de las últimas, con un Gianni Versace 'vintage' color blanco y melena suelta, a una alfombra verde por la que antes había desfilado ya lo más granado del cine español con sus mejores galas. Una vez más, el negro se ha llevado la palma y ha sido el color favorito a la hora de elegir modelo.

¿Tú sabías lo de Almodóvar?

La presencia de Bardem parecía la mayor sorpresa de la noche, pero la aparición estelar de Almodóvar para entregar el premio a la mejor película ha dejado a todo el mundo con la boca abierta.

¿Tú lo sabías? Se preguntaban miembros de la organización y del propio gabinete de prensa. "Te juro que no", decían todos, sorprendidos. Al parecer, sólo tres personas guardaban el secreto mejor guardado de estos premios Goya.

Con el mismo secretismo con el que han llegado, Bardem y Cruz se han ido, sin acudir a la fiesta posterior a la gala. Desde luego no han querido hacer ruido, a diferencia de los exultantes miembros del equipo de 'Celda 211',que estaban como locos con el éxito de la película, la gran ganadora de estos Goya.

Antes de comenzar la gala, todo el mundo ya les daba como ganadores. Tanto el director de la película, Daniel Monzón, como el mejor actor protagonista, según la Academia, Luis Tosar, se negaban a verse como favoritos.

Ambos, en declaraciones a RTVE.es, decían antes de la entrega de premios: "Puede haber sorpresas". Pero no las ha habido, en cuanto a los premios. Tosar había ensayado la cara que iba a poner si no se lo daban pero finalmente no ha tenido que mostrarla porque 'Malamadre', su personaje en la cinta, se ha llevado el gato al agua.

Luis Tosar no ha querido hacer de 'Malamadre'

Oe, oe,oe,oe......cual hincha de fútbol, Tosar ha entrado en la sala de prensa loco de contento y cantando. "Joder que emoción", ha gritado. ¿Puedes agradecer el premio con la voz de 'Malamadre'?, le ha pedido una periodista. "No, hace mucho que ya salió de mi", ha respondido, tras asegurar que el personaje le ha dado mucho.

Mientras él hablaba con la prensa, su compañero de reparto y mejor actor revelación, Alberto Ammann, y Marta Etura, premio a la mejor actriz de reparto, también por 'Celda 211' no paraban de darse besos. 

Ella al principio se aferraba a su busto de Goya, pero al rato lo soltaba junto a la bandeja de los canapés. "Ten cuidado Marta, que el año pasado voló uno", le avisaban.

Ammann, con cara de no creérselo del todo y un tanto abrumado, se ha fundido en un gran abrazo con Tosar cuando ha llegado la foto de todo el equipo de la película, en la que todos los fotógrafos buscaban el beso entre Tosar y Etura, que se han dedicado mutuamente el premio. 

Tampoco aquí, al igual que con la pareja Bardem-Cruz, los fotógrafos han quedado satisfechos. Para compensar, el alter ego de 'Malamadre' le ha dado un beso en la boca al director de la película.

El más gracioso ha sido Raúl Arevalo, premio al mejor actor de reparto por su papel en 'Gordos', al que la emoción le ha hecho dar besos a diestro y siniestro (periodistas sorprendidas y encantadas, incluidas). "Me han llegado 80 mensajes al móvil", "mi madre debe estar temblando", "estoy como loco", ha contado, atropelladamente, a RTVE.es, tras recoger el premio.

El Sean Penn español pensaba que se lo daban a Carlos Bardem, que ha estado bastante preocupado por el partido de Liga entre el Barcelona F.C y el Atlético de Madrid. No se ha llevado el Goya pero su corazón colchonero se ha llevado una alegría.

Lola Dueñas también estaba exultante tras ganar el premio a la mejor actriz. En los momentos previos a la gala, todos apostaban por ella. Nadie dudaba. Ella quería este regalo por San Valentín y así le ha sido concedido. La mismísima Penélope Cruz parecía tener claro que no iba a ser su noche.

De la Iglesia, "encantado" y Buenafuente "entre amigos"

"Guapoooos, macizoooooooos". Estos gritos no han salido de la boca de un fan loca, sino del presidente de la Academia de Cine, Alex de la Iglesia, que animaba así a todos los premiados en la foto final de familia. "Levantad esos Goyas, hombre", gritaba.

En esta edición ha habido más sonrisas que lágrimas y la sensación compartida por directores, guionistas, actores y actrices es que ha sido un muy buen año para el cine español. Resulta curioso que en un momento en el que la crisis lo ensombrece todo, en esta edición el ambiente haya sido tan positivo.  

El "jefe de todos" (como ha definido Tosar a De la Iglesia) ha afirmado a RTVE.es estar "encantado" con el resultado de la gala. El presentador, Andreu Buenafuente, ha manifestado que se ha sentido "entre amigos" toda la noche.

¿Oye tú, el año que viene otra vez, no?, le decía De la Iglesia. "Anda que de aquí al año que viene", contestaba el showman. Antes de empezar la gala, Buenafuente contaba a RTVE.es que su objetivo era dar agilidad y llenar de humor esta edición y a juzgar por los comentarios que ha despertado en los pasillos del Palacio Municipal de Congresos su presentación, desde luego, lo ha conseguido.

Ciudadana anónima, protagonista por un día

María Luisa Felipe también ha creído estar esta noche en un sueño. Buenafuente buscaba un ciudadano anónimo que diese uno de los premios y ni se lo pensó. Participó en el concurso y el premio, ha dicho a RTVE.es, ha sido para ella.

"Me he sentido supercómoda con los actores entre bambalinas, son muy cercanos", ha señalado, tras entregar el galardón a la mejor película documental, junto a Santi Millán. "En cuanto acabe la gala me voy a la fiesta con la gente del cine", contaba presumida a sus familiares.

Se ha sentido protagonista por un día, pero los verdaderos protagonistas han sido los premiados en esta XXIV edición en la que las estrellas internacionales tenían DNI español: Almodóvar, Bardem y Cruz, y en la que los premios otorgados por la Academia han coincidido, seguramente, con los que el público habría dado. 

Noticias

anterior siguiente