Enlaces accesibilidad

Comando Actualidad, "Por sus casas los conoceréis"

  • Comando Actualidad visita casas que son parte del patrimonio de España
  • Conocemos pazos, casas de indianos, masías, caseríos, corralas y patios de Córdoba

Por
Comando Actualidad - Por sus casas los conoceréis

REPORTEROS: SARA LOZANO, JUAN CARLOS CUEVAS y MILA PAYO.
DIRECCIÓN: SILVIA SÁNCHEZ, CÉSAR P. GOZALO, DANIEL GALINDO

A lo largo de sesenta minutos los reporteros de Comando demuestran que se puede conocer mejor a vascos y andaluces, madrileños y catalanes, gallegos y asturianos a través de sus construcciones tradicionales.

Son casas, condicionadas por el clima, la geografía y la orografía, que dicen mucho de quienes las habitan y de las comunidades donde están ubicadas. Y lo que es más importante, habitando sus casas, los protagonistas de este reportaje, nos hacen un favor a todos. Conservan el patrimonio de España. Eso sí, a costa de mucho esfuerzo y dinero.

El 80% de los pazos está en ruina. Resulta muy caro mantener estas propiedades que, de media, superan los quinientos metros cuadrados en terrenos de no menos de diez hectáreas. Por eso, el de Josefina es un caso único. Esta viuda gallega ha convertido su pazo en su residencia y en una quesería que da de comer a toda su familia.

En la localidad asturiana de Llanes se concentran hasta doscientas casas indianas, tantas que su Ayuntamiento ha diseñado una guía. Son mansiones al alcance de unos pocos que construyeron los asturianos que hicieron las Américas y volvieron con grandes fortunas. El equipo ha conocido a los habitantes de dos de esas casas, Juan José Caso y Flora María Rodríguez, biznieto de indiano y esposa de un transportista respectivamente.

En Córdoba, los patios andaluces en los que viven Araceli y sus dos hijas, y Mari y seis familias más, son un claro ejemplo de construcciones diseñadas para la convivencia entre vecinos y disfrute del sol del sur.

En pueblos de Guipúzcoa como Errezil sólo cien de sus seiscientos habitantes viven en el casco urbano. El resto, como el caso de Xabier y su hermano Luis o el caso del matrimonio compuesto por Alberto e Irene, viven en caseríos dispersos en varios kilómetros a la redonda. La mayoría de ellos viven de la leche y la carne que dan sus vacas. Se lo cuentan a los reporteros en un castellano poco fluido porque sólo hablan euskera.

Sólo en la provincia de Girona hay unas dos mil masías. Joan regresó a la masía después de trabajar veinte años en la banca. Trabaja las tierras y cuida de decenas de animales. Él y su familia comparten masía con sus padres, auténticos payeses.

Y por último, el equipo conoce a los madrileños a través de las corralas madrileñas, viviendas del siglo XIX típicas de la clase obrera. Aún persisten en pleno corazón de la capital, habitadas por familias que nacieron en sus casas de apenas treinta y siete metros cuadrados y que a día de hoy comparten el patio comunitario con nuevas generaciones de jóvenes.

Noticias

anterior siguiente