Enlaces accesibilidad

Hallan una decena de especies desconocidas hasta ahora en Canarias

  • Esponjas cristal o peces armados, algunas de las especies encontradas por Oceana
  • También una amplia gama de especies raras o de las  que apenas se conocen datos
  • Con un robot submarino, documentan especies entre los 40 y los 500 metros de profundidad

Por
Especies nunca vistas en Canarias
El catamarán Oceana Ranger ha hallado una decena de especies en las islas Canarias cuya existencia en el archipiélago era "desconocida" hasta ahora. Esponjas cristal y piedra, corales bola, blancos y negros o peces armados son algunas de las especies encontradas.

A ellas hay que sumar una amplia gama de especies raras o de las que apenas se conocen datos de su biología y que han podido ser filmadas en vivo, como cabrachos y rapes de profundidad, gallos plateados y rosas, corales abanico, gorgonias batiales, anémonas atrapamoscas y esponjas chupa-chups, según informó la compañía en un comunicado.

Proteger las áreas marinas

Este es el resultado preliminar del primer mes de campaña del catamarán en aguas canarias. Oceana, en colaboración con Fundación Biodiversidad, está estudiando los fondos marinos alrededor de las islas para conocer y documentar zonas que por su importancia ecológica deberían convertirse en áreas marinas protegidas y apoyar con información científica la inclusión en la red europea Natura 2000 de algunos Lugares de Importancia Comunitaria (LIC).

El objetivo de la expedición, realizada en colaboración con Fundación Biodiversidad, es identificar qué zonas deben convertirse en áreas marinas protegidas.

Según el Convenio de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas, para el 2012 existe el compromiso de haber establecido una red de áreas marinas protegidas que protejan al menos, el 10% de la superficie marina. Actualmente en las islas Canarias solamente el 0,15% de la superficie marina está protegido.


Con ayuda de un robot

Con ayuda de un robot submarino, Oceana está documentando las comunidades que habitan en profundidades entre los 40 y los 500 metros de profundidad. Además, mediante inmersiones con buceadores, se estudian las zonas costeras de poca profundidad, donde es sorprendente la disminución en la abundancia de peces y la expansión del erizo diadema (Diadema antillarum), una de las principales amenazas del archipiélago.

Hasta el momento la tripulación del Oceana Ranger ha realizado unas 40 inmersiones en las seis de las siete islas (Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, la Gomera y La Palma). El segundo mes de campaña empieza en las aguas de El Hierro y se volverá a visitar todas las islas.

"El desconocimiento de las comunidades existentes a grandes profundidades es uno de los mayores problemas a la hora de decidir las zonas que deben ser protegidas", explica el director de Investigación y Proyectos de Oceana Europa, Ricardo Aguilar.

"La estrecha plataforma existente alrededor de las islas hace que los fondos caigan rápidamente hasta los 1.000 y 3.000 metros" dificulta su estudio, añade. "Es imprescindible que los diferentes hábitats y especies estén representados en las áreas marinas protegidas, las cuales sirven de refugio y semillero al resto de las zonas litorales y oceánicas en los alrededores del archipiélago", concluye Aguilar.

Noticias

anterior siguiente