Enlaces accesibilidad

Muere en Barcelona Omar Bongo, presidente de Gabón desde hace 41 años

  • Era el mandatario más veterano de África, con 41 años en el poder
  • Ha fallecido de un cáncer del que estaba siendo tratado en España
  • No toleró la oposición y se le acusa de corrupción en el país petrolero
  • También gozaba de prestigio por su experiencia y mediaciones regionales
  • Su sucesión está en el aire ya que no designó a ningún sucesor

Por
El presidente de Gabón, Omar Bongo, ha muerto en una clínica de Barcelona, ha confirmado la agencia oficial de noticias del país. Bongo era el jefe de Estado más veterano de África, tras 41 años en el poder.

Según fuentes del entorno de Bongo, el político de 73 años ha fallecido este domingo a causa del cáncer contra el que luchaba desde hace unas semanas en la clínica privada Quirón.

El decano de los presidentes africanos tenía prestigio por sus mediaciones en la región, especialmente en Congo-Brazzavile, donde promovió los acuerdos de paz de 1999.

Pero su reputación se echa a perder por los casos de corrupción, una práctica generalizada en un Estado que ha gozado de grandes ingresos por sus recursos petroleros.

El propio Bongo estaba siendo investigado desde hace unas semanas por la justicia de Francia por el presunto enriquecimiento ilegal y la posesión de un gran partimonio inmobiliario en la antigua metrópoli.

De hecho, era uno de los baluartes de la Françafrique, término con el que se conocen las relaciones poco transparentes entre el Elíseo y algunos jefes de Estado africanos, en las que se privilegian los intereses económicos de empresas como la petrolera Elf.

Apodado afectuosamente en su país como Papá, en 1967 accedió a la Presidencia tras la muerte del primer presidente desde la independencia en 1960, Léon M'Ba.

Futuro incierto

En 1968 instauró un sistema de partido único que continuó hasta 1990, cuando el Gobierno cedió a las protestas populares y a la presión internacional, pero su formación, el Partido Democrático Gabonés (PDG), ha ganado ampliamente desde entonces todas las elecciones, aunque ninguna ha sido verdaderamente democrática.

El líder, de una etnia minoritaria, se presentaba como garante de la estabilidad en el país.

Las calles de la capital, Libreville, permanecen desiertas tras la noticia adelantada por los medios franceses. La Policía patrulla la ciudad y detiene a los pocos conductores que encuentran para pedirles la documentación.

Bongo era el presidente más viejo de África y uno de los más veteranos en una jefatura de Estado no sólo en su continente sino en todo el mundo, por detrás de algunos monarcas como los reyes de Tailandia o el Reino Unido.

La Constitución de Gabón prevé que se convoquen elecciones presidenciales en un plazo de 45 días, aunque los expertos dudan de que se siga esta vía. No se descarta un acuerdo con la oposición.

No designó a su delfín, aunque el mejor situado es su hijo Ali Ben Bongo, de 50 años, actual ministros de Defensa.

Noticias

anterior siguiente