Enlaces accesibilidad

La asesina en serie más buscado de Alemania por 40 crímenes no existe

  • El ADN hallado es de la persona que fabricaba los bastoncillos de algodón
  • El presunto asesino en serie fue bautizado como el "Fantasma"

Por
La policía alemana persigue durante 15 años a una supuesta asesina en serie cuyas muestras de ADN aparecían en 6 crímenes

La asesina en serie más buscada en Alemania en los últimos 16 años y que se creía que estaba implicado en 40 crímenes no existe. Las muestras de ADN halladas en los escenarios del crimen parece que pertenecen a una empleada de la fábrica que suministra los bastoncillos de algodón con los que la Policía científica toma muestras.

La Fiscalía de Heilbronn, al suroeste de Alemania, ha confirmado que el ADN hallado en una de las escenas del crimen, la del asesinato de un policía, y que hasta ahora se atribuía a un presunto asesino en serie bautizado como el "Fantasma", es irrelevante para el caso.

En el lugar del asesinato de este policía de 22 años, que murió de un disparo en la cabeza en abril de 2007 en Heilbronn sin un móvil aparente, se encontraron muestras de un ADN femenino; el mismo que se había hallado en decenas de otros crímenes en Alemania, Francia y Austria en los últimos 17 años.

Según la Fiscalía, el ADN aparentemente pertenece "a una empleada de una empresa en el sur de Alemania". De esta forma, se confirma implícitamente la información publicada este miércoles por el semanario Der Spiegel, que afirmaba que se trataba de una empleada de una empresa proveedora de material forense a la Policía.

Además, "el Instituto de Medicina Forense de Homburg (Sarre, al oeste del país) que ha realizado las pruebas, ha confirmado que los bastoncillos de algodón no utilizados también llevaban el ADN de UWP (acrónimo oficial del "Fantasma")", agrega el comunicado. 

Además del asesinato del policía de Heilbronn, el "Fantasma" era sospechoso de, entre otros, los asesinatos de un pensionista de 62 años en 1993 y de un hombre de 61 años en 2001 en el suroeste de de Alemania, casos que siguen sin resolver. 

Su carrera criminal también había alcanzado Francia: en 2004, el famoso ADN fue descubierto en un arma falsa utilizada durante un robo.

Noticias

anterior siguiente