Enlaces accesibilidad

Continúan desaparecidas las menores que se escaparon de un centro de Córdoba

  • Se fugaron el pasado domingo del Centro de Menores Arco Iris de Hornachuelos
  • Las cinco chicas presentaron una denuncia por malos tratos el lunes ante la Guardia Civil
  • La Junta de Andalucía confirma que continúan en paradero desconocido
  • El Gobierno andaluz ha abierto diligencias para esclarecer los presuntos malos tratos
  • La Guardia Civil mantiene el operativo de búsqueda de las cinco menores
  • El centro niega las agresiones y dice que no es una fuga porque el régimen es abierto

Por

Las cinco chicas que el pasado domingo escaparon del Centro para Menores con Transtorno de Conducta Prado Santa María de la localidad codobesa de Hornachuelos aún siguen desaparecidas. Así lo han confirmado a RTVE.es la delegación de Bienestar Social de la Junta de Andalucía y la Guardia Civil.

Las cinco menores se fugaron de este centro, dependiente del Gobierno andaluz y gestionado por la Fundación Arco Iris,  en la noche del domingo. El lunes se personaban en el puesto de la Guardia Civil de Palma del Río para interponer una denuncia por supuestos malos tratos de sus educadores. Según señala un portavoz de este cuerpo denunciaron que sus educadores les habían provocado lesiones.

La Guardia Civil puso en conocimiento de la Fiscalía de Menores y de la Junta de Andalucía esta denuncia y dejó marchar a las niñas. Según ha explicado este portavoz  las menores no han cometido ningún delito y no se las puede retener. Previamente a que las jóvenes realizaran esta denuncia, desde el centro en el que están acogidas se había denunciado ya su desaparición.  Aún se mantiene el dispositivo de búsqueda de las chicas.

La Junta de Andalucía investiga los supuestos malos tratos

La Dirección General de Infancia y Familia de la Consejería de Igualdad ha iniciado diligencias informativas en el centro de menores para investigar esos presuntos malos tratos que denunciaron las menores.

Por su parte, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha lamentado la fuga de las chicas y ha recordado que en este tipo de centro se producen "situaciones difíciles" en las que confluyen "los problemas que pueda tener un educador y la problemática de los menores internos".

El Centro niega los malos tratos y dice que no es una fuga

El director de la Fundación Arco Iris, Alfonso Fernández Zamorano, ha negado rotundamente que se haya producido un caso de malos tratos con estas menores y ha señalado que "ellas han querido marcharse del centro y han presentado la denuncia para buscar una excusa", según informa El Diario de Córdoba. Fernández Zamorano ha querido precisar  que no se trata de una fuga sino de un abandono voluntario porque este centro acoge a menores tuteladas no a infractoras.

El responsable de la Fundación Arco Iris ha explicado que "la Guardia Civil riñó a las niñas porque estaban riendo mientras ponían la denuncia". Así, según esta fuente, "una chica llevaba un ojo morado y dijo que se lo había hecho un educador, pero luego se reía y decía que había sido en la piscina, que le dio sin querer".

Noticias

anterior siguiente