Enlaces accesibilidad

Una nueva campaña de la DGT pretende reducir la siniestralidad de los motoristas

  • La DGT destaca que de 2003 a 2007 los accidentes de moto han aumentado un 84%
  • El riesgo de muerte en motocicleta es 17 veces superior que en coche
  • Tráfico recuerda que los motoristas son menos visibles y pueden quedar en ángulos muertos
  • Destacan la implantación de este vehículo como alternativa al coche

Por

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha una campaña especial para la concienciación de los conductores sobre la creciente siniestralidad que sufren los motoristas, según ha informado el organismo que dirige Pere Navarro.

A través de mensajes en radio y televisión, la DGT recuerda a los  conductores de motocicletas y a los de otros vehículos la  vulnerabilidad de las motos. Con el eslogan "Si pensamos en las motos  todo irá sobre ruedas. El coche ya no es lo único, sobre el asfalto  también está la moto", advierte que entre 2003 y 2007 la mortalidad  ha descendido un 32% para todo tipo de vehículos, mientras que la siniestralidad de motos casi se ha duplicado: en 2003 murieron 230  motoristas y 423 en 2007, lo que representa un aumento del 84%.

Con esta campaña, que se emitirá entre abril y septiembre, se pretende trasladar el mensaje de que casi 5 millones de vehículos de dos ruedas, circulando diariamente, "han transformado la realidad de  la conducción y es necesaria otra forma de conducir de todos".

Según datos de la DGT, el aumento de la matriculación de  motocicletas y ciclomotores durante los últimos años (más de 700.000), es una tendencia que seguirá aumentando en los próximos años, porque este tipo de vehículos se ha convertido en una alternativa de transporte por su coste menor, así como para superar  los atascos y la escasez de aparcamientos.

La campaña, que tiene un enfoque informativo, recuerda a los conductores de cuatro ruedas que los motoristas son menos visibles y  pueden quedar ocultos en los ángulos muertos y pide que extremen la  precaución en las maniobras como los cambios de carril.

Por ejemplo, advierte que quienes se arriesgan saltándose un semáforo en ámbar en un cruce cuentan con el tiempo que tarda un  coche en arrancar, pero no con el de las motos, por lo que es probable que se 'lleve por delante" una de ellas con esta  infracción. La DGT insiste en que manejar una moto es mucho más complicado y arriesgado que conducir un turismo, con un riesgo de muerte 17 veces superior.
 

Noticias

anterior siguiente