Enlaces accesibilidad
Abierto de Australia 2019

Naomi Osaka gana el Open de Australia y hace historia

  • La joven japonesa gana a Kvitova 7-6, 5-7, 6-4 y será número 1, algo inédito en el tenis asiático
  • Narración y estadísticas del Osaka - Kvitova

Por
Osaka celebra un punto en la final
Osaka celebra un punto en la final AFP AFP

La japonesa Naomi Osaka ha ganado el Abierto de Australia tras imponerse en la final a la checa Petra Kvitova 7-6, 5-7, 6-4. Con su segundo Grand Slam consecutivo, será número 1 del mundo, algo inédito en el tenis asiático.

La jugadora de origen haitiano se convierte así con 21 años en la jugadora más joven de la Era Open en ganar dos títulos del máximo nivel (en su caso además seguidos), tras alzarse con el del Abierto de EE.UU. el año pasado.

Con este título, alcanzará por primera vez en su carrera el puesto de número uno del mundo, lo que nunca había conseguido ningún tenista de su continente (ni en categoría masculina ni femenina).

Kvitova levantó hasta cuatro puntos de partido antes de claudicar tras 2 horas y 27 minutos de partido. Los tres primeros se produjeron en el segundo set, cuando Osaka tuvo un sorprendente bajón, con demasiados fallos consecutivos, informa Efe.

Una combativa Kvitova desesperó por momentos a Osaka después de levantar esas bolas de campeonato en contra y conseguir, acto seguido, una rotura de servicio para forzar la tercera manga.

Pero la japonesa --formada en EE.UU. y con nacionalidad también de ese país-- volvió a la carga, y con su conocida frialdad, la japonesa evitó --tras sofocar el intento de remontada--, que su contrincante emulara la hazaña conseguida por Jennifer Capriati en 2002 (cuando se llevó el título tras levantar cuatro pelotas de partido ante Martina Hingis), recuerda la misma agencia.

La checa, con una gran experiencia a sus espalda, sufrió la primera derrota en una final del Gran Slam. Había llegado además con la confianza de no dejar un set en el camino en esta edición, pero con la duda sobre cómo jugar ante una tenista a la que nunca se había enfrentado, siempre según Efe.

A la conclusión del partido, Osaka recogió el trofeo de manos de la china Na Li, campeona en 2014, a la que ya ha superado como mejor tenista asiática de la historia.

Por su parte, Kvitova, quien ocupará la segunda posición mundial tras la próxima actualización del ránking, repitió entre lágrimas que no podía creerse aún que había disputado de nuevo una final de Grand Slam tras el calvario que vivió hace dos años (de 2016 cuando fue asaltada y apuñalada en su domicilio).

Deportes

anterior siguiente