Enlaces accesibilidad
Balonmano (f) | Mundial 2017

Una nerviosa España cede ante el poderío de Noruega

  • Las Guerreras caen por 31-23 ante la vigente campeona
  • Como en los anteriores dos Mundiales, España cae en octavos

Por
Mireya González en acción en este Mundial EFE EFE

Ficha técnica:

23 - España: Navarro; Carmen Martín (6, 3p), Mireya González (1), Cabral (5), Lara González (1), Núñez (1) y González de Garibay (-) -equipo inicial- Zoqbi (ps), Arderius (1), Chávez (2), Jennifer Gutiérrez (-), Etxeberria (-), Paula García (-), Pena (2), Almudena Rodríguez (3) y Musons (1)

31 - Noruega: Lunde; Skogrand (1), Mork (11, 6p), Oftedal (6, 1p), Kristiansen (4), Herrem (3) y Brattset (-) -equipo inicial- Grimsbo (ps), Arntzen (2), Loke (1), Ingstad (-), Fauske (-), Christensen (-), Kurtovic (2), Solberg (1) y Jacobsen (-)

Marcador cada cinco minutos: 1-4, 3-6, 5-7, 6-11, 8-11 y 10-13 (descanso) 12-14, 13-17, 16-20, 18-24, 21-27 y 23-31 (final)

Árbitros: Hansen y Christiansen (DIN). Excluyeron por dos minutos a Cabral, Almudena Rodríguez, Paula García y Jennifer Gutiérrez por España; y a Skogrand, Mork (2), Solberg y Herrem por Noruega.

Encuentro disputado en el Arena de Leipzig.

La poderosa selección noruega de balonmano ha ganado a la española por 31-23 en los octavos de final, en un partido en el que Las Guerreras estuvieron demasiado nerviosas y pusieron fin a su sueño mundialista.

La vigente campeona ha cumplido los pronósticos este lunes en un partido que encarriló desde los primeros compases con un 3-0 de salida.

España peridó demasiados balones. El seleccionador Carlos Viver, lo resumía en el primer tiempo muerto, al tiempo que intentaba motivar a sus pupilas: “No es el qué, es el cómo. (Las noruegas) no están haciendo nada que se salga del guion, pero estamos muy nerviosas”.

La capitana Carmen Martín, con más aplomo, era quien mantenía viva a la selección con sus ataques desde el extremo, su acierto desde los 7 metros o forzando dos exclusiones de la estrella noruega Nora Mork.

Con intensidad defensiva, el combinado español llegó al descanso sólo tres goles abajo en el marcador (13-10). En el inicio del segundo tiempo, Noruega se topó con Darly Zoqbi, que mantuvo la esperanza con tres paradas seguidas.

Las Guerreras llegaron a reducir la desventaja a dos tantos (15-13), pero las opciones se desvanecieron rápido tras desaprovechar una nueva superioridad.

Esa fue una de las facetas en las que hubo más desequilibrio: hasta ese momento, los ocho minutos de juego en los que España tuvo una mujer más los saldó con un parcial de 3-3, mientras que Noruega, en la mitad, hizo un 5-0.

Los últimos minutos sirvieron para engordar las estadísticas de Mork, que terminó el partido con 11 goles.

De esta forma, España no ha podido mejorar la clasificación de los dos últimos Mundiales, en los que también cayó en octavos, y confirma que Noruega es su bestia negra. El equipo nórdico ya le ganó en las finales de los Europeos de 2008 y 2014 y en las semifinales de los Mundiales de 2009 y 2011.

La nota positiva que han destacado desde el cuerpo técnico y numerosos analistas es que la selección española afrontaba el campeonato con un equipo muy renovado, y las jugadoras más jóvenes afrontarán con más experiencia los próximos compromisos internacionales.

Cuartos, íntegramente europeos

Noruega, que en los últimos 20 años ha sido ocho veces campeona de Europa, tres veces Mundial y dos veces campeona olímpica, se medirá en cuartos de final a la otra gigante del balomnano femenino, la selección de rusa.

El miércoles por tanto se medirán la campeona mundial contra la olímpica en Magdeburgo.

En esta jornada se ha producido una sorpresa en el campeonato ya que Rumanía ha sido eliminada por la República Checa, que ha protganizado una remontada para ganar 27-28.

Y en el último partido, Holanda ha necesitado una prórroga para derrotar a Japón (26-24), por lo que los cuartos de final serán integramente europeos.

Deportes

anterior siguiente