arriba Ir arriba

El portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, ha acusado a la Comunidad de Madrid de filtrar datos de la venta de su piso para perjudicarle y ha insistido en que no hizo nada ilegal. La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, niega que la filtración saliera de su gobierno y critica, además, que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, viva en una vivienda de protección pública de un familiar.

El portavoz de Podemos en el Senado y candidato a liderar Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha justificado que no vendió la vivienda que adquirió en marzo de 2010 por menos dinero porque "nadie lo hace" y porque sería una "hipocresía". "Podría haberla -la vivienda- vendido por menos, claro, pero ¿quién hace eso? Esas críticas tienen un componente de hipocresía. ¿Quién ante la venta de una vivienda en la que la Comunidad de Madrid te permite vender por tantolo hace por menos?", ha preguntado de manera retórica en una entrevista en Los Desayunos de TVE. Además, ha acusado a la Comunidad de Madrid de haber filtrado la información de la venta del piso: "De uno de los papeles de los que se habla, solo hay dos copias: una está en mi casa y otra en la Comunidad de Madrid. Yo no lo he filtrado... por lo que está claro quién lo ha puesto a disposición de los medios".

El senador de Unidos Podemos Ramón Espinar es noticia porque compró en 2007 una vivienda protegnida sin sorteo público y la vendió en 2011, sin llegar a ocuparla, obteniendo un beneficio de 30.000 euros. Espinar, que ha dicho sentirse "golpeado" y "dolido", ha dado explicaciones y asegura que la operación es legal, que adquirió el piso con ayuda de su familia y que el beneficio fue de casi 20.000 euros, en una operación "perfectamente legal".

El senador de Podemos Ramón Espinar ha ofrecido una rueda de prensa para explicar una información sobre una compra en 2010 de una vivienda protegida que vendió meses después consiguiendo un beneficio de 30.000 euros. Espinar dice sentirse "golpeado" y "dolido" por esta publicación y asegura que la operación es legal y fue gracias a la ayuda económica de su familia.

Una cita clave para un sector que este año presenta más de 300 expositores. España es el noveno país más atractivo del mundo para invertir en el sector inmobiliario, según algunas consultoras. Los inversores extranjeros compraron una de cada cinco viviendas vendidas en España en 2015. La vivienda de segunda mano es la que más impulsa la compraventa, ocho de cada diez viviendas vendidas en el segundo trimestre de 2016 son de segunda mano. Por eso, por primera vez Barcelona Meeting Point cuenta con una zona dedicada al sector de las reformas.