arriba Ir arriba

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y su predecesor en el cargo, Sandro Rosell, han abandonado la Audiencia Nacional a las 11:15 horas tras negarse a declarar sobre el fichaje de Neymar, alegando que se ratificaban en lo que ya explicaron en la causa en la que se les investigó por delito fiscal, también en relación a la compra de este jugador.

  • El juez José de la Mata, de la Audiencia Nacional, ha acordado llevarles a juicio
  • Se les acusa de tres delitos fiscales en el fichaje del delantero brasileño Neymar
  • Se estima que el club defraudó a Hacienda unos 13 millones de euros
  • La Fiscalía ha pedido 2 años y 3 meses de cárcel para Josep María Bartomeu
  • La petición de pena aumenta hasta los 7 años y seis meses para Sandro Rosell
  • Toda la actualidad sobre el Caso Neymar en RTVE.es

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha propuesto juzgar al presidente del FC Barcelona y a su predecesor en este cargo, Josep Maria Bartomeu y Sandro Rosell, así como al propio club, por delitos fiscales y de administración desleal en el fichaje del brasileño Neymar.  En un auto, el juez concluye la instrucción del caso Neymar y considera que Rosell y Bartomeu pudieron incurrir en hasta tres delitos contra la Hacienda Pública por las cuotas que habrían dejado de pagar a Hacienda, al tiempo que cifra en 83.371.000 euros las cantidades abonadas por el fichaje del jugador.

 

El expresidente del Barcelona Sandro Rosell ha entrado sobre las 9:30 horas a la Audiencia Nacional para declarar como imputado por un delito de apropiación indebida en el fichaje del delantero brasileño Neymar, lo que provocó su dimisión al frente del club. Rosell ha llegado andando al edificio judicial, situado en la céntrica calle Goya de la capital, y a su entrada no ha querido hacer declaraciones ante los numerosos periodistas que aguardaban su llegada.