arriba Ir arriba

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha activado este martes la Carta Democrática Interamericana por la crisis política que sufre Venezuela, un paso sin precedentes que justifica en la "alteración del orden constitucional" y que abre la puerta a la suspensión del país como Estado miembro.

Almagro es el primer presidente que pone en marcha ese proceso contra la voluntad del Gobierno del país afectado, puesto que, hasta ahora, tan solo Honduras había sido suspendida en 2009, tras el golpe de Estado que desalojó del poder al presidente Manuel Zelaya. La decisión final, en cualquier caso, queda en manos de la Asamblea General, donde se requiere el voto favorable de dos tercios de los países miembros.

La decisión del presidente de la OEA se basa en el artículo 20, que autoriza al secretario general o a cualquier Estado miembro a pedir la convocatoria inmediata del Consejo Permanente cuando en un país de la organización "se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático".

La suspensión de Venezuela como miembro de este foro ha provocado un agrio debate entre el secretario general, Luis Almagro, y el presidente Nicolás Maduro. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, activó hoy la Carta Democrática del organismo para Venezuela, un paso sin precedentes que abre un proceso que podría llevar a su suspensión del ente. En un informe de 132 páginas publicado hoy, Almagro recurre al artículo 20 de la Carta para "solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016", un procedimiento que "deberá atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático" de Venezuela.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado este miércoles la ruptura de relaciones diplomáticas de su país con Panamá y ha rechazado el envío al país de una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA). El organismo internacional, que tiene sede en Washington y donde se sienta EE.UU., no entrará en el país "ni ahora ni nunca", ha dicho Maduro.

Las palabras de Maduro se han producido después de que el Consejo Permanente de la OEA anunciara que estudiará este jueves una solicitud de Panamá para convocar una reunión de consulta de los cancilleres sobre la situación del país caribeño, donde en las últimas semanas han muerto 19 personas en enfrentamientos violentos entre la Policía y parte de la oposición.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha calificado como "suicida" la posibilidad de que agentes británicos entren por la fuerza a la embajada de su país en Londres para arrestar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que goza de asilo diplomático.

"Creo que sería suicida para el Reino Unido" aplicar ese tipo de maniobra, porque podría volcarse contra ellos mismos, ha señalado Correa en la primera entrevista concedida tras la decisión de amparar a Assange, y que ha emitido el canal Ecuador TV.

En el mismo programa se han incluido las primeras imágenes de Assange en el interior de la embajada, en las que se le ve junto a uno de sus abogados, Baltasar Garzón.

Son ya 17 los países sudamericanos que han apoyado a Ecuador en la crisis con el Reino Unido por la concesión de asilo diplomático a Julian Assange. Esta madrugada, Unasur ha condenado "la amenaza del uso de la fuerza entre los estados" y ha reiterado "la inviolabilidad de las embajadas" como territorio soberano.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange y uno de los abogados que integra su equipo legal, el exmagistrado español Baltasar Garzón, hablarán públicamente desde la embajada de Ecuador en Londres este domingo, según informa WikiLeaks en su cuenta de Twitter.

Está previsto que Garzón se dirija a la prensa a las 12.30 hora peninsular en el exterior de la sede diplomática ecuatoriana. Media hora más tarde lo hará el periodista australiano de 41 años. Se desconoce cuál será la fórmula que utilice pues Reino Unido ha hecho pública su intención de hacer efectiva la extradición de Assange a Suecia y detenerle si pone un pie fuera del perímetro de la embajada de Ecuador que le protege.

Por ello, es probable que el fundador de WikiLeaks hable a los medios de comunicación desde una ventana o desde el marco de la puerta de la embajada.

Ecuador ha abierto recientemente un conflicto con Reino Unido al otorgar a Assange el asilo diplomático que solicitó el pasado mes de junio, violando los requisitos de su arresto domiciliario.

Por otro lado, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) ha advertido al Reino Unido de "las graves consecuencias que se desencadenarían en todo el mundo en caso de una agresión directa a la integridad territorial de la hermana república de Ecuador en Londres", según la declaración final de su reunión en Guayaquil.

La Organización de Estados Americanos, en una reunión de embajadores en la que participaron como observadores Reino Unido y Suecia, ha convocado una reunión de urgencia de sus ministros de exteriores para debatir sobre la inviolabilidad de sus embajadas. Una decisión a la que se han opuesto Estados Unidos y Canadá, miembros también de la OEA. Los países del ALBA, formada por la mayoría de gobiernos de izquierda, se reunirán hoy para dar su apoyo a Ecuador.

FRAN SEVILLA (Corresponsal de RNE en América Latina).- Ecuador no se detiene en su ofensiva diplomática para buscar apoyos frente al Reino Unido en la crisis por el caso Julian Assange, el fundador de Wikileaks. Quito se ha apuntado un tanto al conseguir que la Organización de Estados Americanos (OEA) convoque una reunión urgente de ministros de Exteriores el 24 de agosto, pese a la oposición de EE.UU. y Canadá. El ALBA y UNASUR también se reunirán este fin de semana. Son varios los países latinoamericanos que han expresado su rechazo a la posible retirada de la inviolabilidad de la embajada ecuatoriana en Londres. Ecuador busca no quedar solo en una disputa que se prevé larga.