arriba Ir arriba

Han aparecido los primeros casos de intoxicación por anisakis tras consumir pescado congelado. Hasta ahora la congelación era, junto con el cocinado a altas temperaturas, la forma de matar a este parásito. Los expertos aconsejan ampliar de dos a cinco días el tiempo de congelación. Además pesqueros españoles están probando una nueva técnica para reducir la presencia de larvas en los peces. La máquina mata el parásito de las vísceras antes de arrojarlas de nuevo al mar.

Una expedición científica ha filmado junto al Parque Nacional de Cabrera, al sur de Mallorca, un ejemplar de tiburón blanco de cinco metros de longitud, el primer animal de esta especie documentado en España en las últimas tres décadas.
El biólogo Fernando López-Mirones, que participa como encargado de filmaciones en la expedición Alnitak 2018, dirigida por Ricardo Sagarminaga, ha relatado en su blog que el hallazgo se produjo en la mañana del pasado jueves, cuando su barco navegaba a 8 millas de Cabrera.

Delfines, rorcuales y cachalotes, algunos de los cetáceos que habitan en el Mediterráneo, contarán con un área marítima protegida de 46.000 kilómetros cuadrados entre Levante, Cataluña y las Isla Baleares, en el que estarán a salvo de ruidos marinos y de nuevas prospecciones de explotación petrolera.
El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológicapor el que se declara Área Marina Protegida(AMP) el corredor de migración de cetáceos del Mediterráneo. Asimismo, ha aprobado un régimen de protección preventiva para su inclusión en la Lista de Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (Lista ZEPIM), en el marco del Convenio para la Protección del Mar Mediterráneo contra la contaminación(Convenio de Barcelona).
 

El oceanógrafo Carlos Duarte ha presentado unos sensores para explorar los océanos que utilizan los últimos avances en nanotecnología, ciencia de los materiales e internet de las cosas para monitorizar animales. Sensores que son diez mil veces más pequeños que los hasta ahora existentes, biodegradables y que se acomodan a la superficie viva de los animales acuáticos en los que se instalen, entre ellos un grupo de tiburones, y crecerán con ellos. Es el resultado de más de 2 años de trabajo. El dispositivo capta imágenes, monitoriza la especie, las condiciones del agua, y almacena hasta 400 datos por segundo. Pero el proyecto es más ambicioso. Persgue que los animales colaboren con los investigadores trayéndoles información de primera mano de los fondos marinos. Una flota de pequeñas antenas para profundizar en esa "profundidad" oceánica, de la que apenas conocemos un 5%, a pesar de que mares y océanos ocupan un 70% de la superficie terrestre.