Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El aumento medio del nivel del mar es uno de los indicadores fundamentales del calentamiento global, ha destacado Íñigo Losada, coatur del informe de la ONU sobre los océanos, quien ha dicho que las zonas más afectadas en España serán "el delta del Ebro, zonas en la costa de Murcia y también en la costa de Cádiz y Huelva".

Las consecuencias del cambio climático en los océanos y en las regiones heladas del planeta son irreversibles y la humanidad debe estar preparada para afrontarlas, advierten los científicos. El informe de los expertos climáticos de la ONU (IPCC) hecho público este miércoles en Mónaco enumera una larga lista de impactos devastadores, comenzando por el aumento del nivel del mar.
El trabajo científico advierte de que, en comparación con el período 1980-2000, se espera que el nivel de los océanos aumente en aproximadamente 43 centímetros para 2100 en un mundo con una temperatura superior a 2°C con respecto a los niveles preindustriales, pero en 84 centímetros en un mundo con una temperatura 3°C o 4°C mayor, calentamiento hacia el que conducen las tendencias actuales.

Ángel Pérez Ruzafa, catedrático de Ecología y presidente de la Academia de Ciencias en la Región de Murcia ha asegurado en RNE que la situación en el Mar Menor tras la gota fría es "seria" y que lo más preocupante es una posible bajada de salinidad de la laguna.
"Más allá de los efectos inmediatos por la turbidez que afecta a algunos organismos filtradores y produce el enterramiento de alguna zona y enfangamiento, a mí me preocupan especialmente los efectos a medio y largo plazo, porque con un freático tan alto, como sucedió en 2016, las entradas de agua dulce se mantendrán durante meses y eso puede producir bajadas de salinidad", ha manifestado.
Para evitarlo, pide "mecanismos de actuación" que se lleven a cabo en esa regulación de las aguas que se va a producir durante los próximos meses", aunque lo primero que toca es hacer una valoración para poder tomar esas medidas.

Antonio de la Rosa es un español que lleva más de dos meses en el Pacífico, tratando de curzar a remo hasta Hawai y completar 4.500 kilómetros. Está yendo solo, sin ningun apoyo, solo con la ayuda de su teléfono satélite con el que hemos podido contactar con él  para que nos cuente que una de sus preocupaciones es la cantidad de plásticos que encuentra en ese mar. 

Continúa la espera a bordo del Open Arms, donde unas ciento sesenta personas siguen pendientes de que un gobierno europeo les abra sus puertos. Idéntica situación en el navío Ocean Viking, con ciento setenta migrantes rescatados a bordo. La situación en ambos barcos se complica con el paso de las horas. Calma aparente en la situación de los dos buques en el Mediterráneo y sin que, de momento, hayan recibido notificación alguna de nadie, de ningún gobierno para permitirles entrar en puerto y desembarcar a los más de 300 rescatados que llevan a bordo los dos navíos. En el Open Armas, la situación es más tranquila, aunque las 160 personas a bordo, en su mayoría llevan ya diez días allí. Todos están en cubierta hacinados, y su estado de salud es más delicado. 11/04/19
 

Ana Morillas es bióloga y responsable de comunicación del centro oceanográfico de Baleares. También es la reponsable del proyecto 'Oceánicas', dirigido a visibilizar el trabajo de las mujeres en este ámbito.

Hoy, en '24 horas' ha analizado cuáles son los principales problemas del Mediterráneo: "Nos avisa, esto no es de ayer".

"Hay problemas de sobrepesca, cambio global, aumento de la temperatura, contaminación, especies invasoras... no aparecen de la noche a la mañana".

En cuanto al problema con los plásticos ha insistido en que "hay que encontrar una solución" que pasa por "educar, educar y educar" y también por "buscar alternativas".

Entrevistamos a Jordi Boada, biólogo del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC), para charlar sobre la desertificación de los fondos marinos. Con él descubrimos los desiertos que aún se esconden bajo la superficie del mar, y entendemos por qué aparecen.