Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El juicio por el borrado de los portátiles se ha reanudado este jueves en el Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, donde han declarado como testigos el extesorero del PP Luis Bárcenas y la ex secretaria general del mismo partido María Dolores de Cospedal.

Bárcenas ha asegurado que los discos duros que destruyó el PP eran suyos y que guardaban información de la supuesta caja B del partido, versión que contradice a la pronunciada por el partido, que ha declarado como acusado. En su declaración, Cospedal ha asegurado que ella no mandó borrar los ordenadores.

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ha asegurado en el juicio por la destrucción de sus ordenadores en la sede del PP que en uno de ellos había notas que acreditaban la continuidad de la caja B del partido. Además, ha indicado que los equipos eran suyos y no de la formación, como asegura el PP. Antes, los trabajadores del PP han explicado que borraron hasta 35 veces unos equipos vacíos porque seguían el procedimiento habitual. La única que se ha esvinculado de los mismos ha sido la extesorera Carmen Navarro, que ha afrimado que mientras ella ejerció su labor en el PP no hubo contabilidad opaca. Durante la tarde será el turno de declarar de la exsecretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

Luis Bárcenas y la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal declaran mañana como testigos en el juicio por el borrado de los ordenadores del extesorero, causa en la que están acusados el partido y tres de sus empleados.
Fue Cospedal quien dijo en 2013 en la Audiencia Nacional que los ordenadores en los que Bárcenas sostenía que guardaba información sobre la presunta contabilidad B del PP estaban custodiados en la sede de Génova, pero cuando el juez quiso examinar su contenido se comprobó que los discos duros habían sido destruidos.
 

El juicio por el borrado de los ordenadores que Luis Bárcenas usaba en la sede del Partido Popular se reanuda este jueves con las declaraciones de los cuatro acusados, a quienes seguirán los testigos, entre los que están citados el propio extesorero 'popular' y la que fuera 'número dos' del partido María Dolores de Cospedal.

Luis Bárcenas y María Dolores de Cospedal se vuelven a ver hoy en los tribunales. Están citados para declarar, en calidad de testigos, en la causa sobre el borrado de los ordenadores del extesorero del PP. Una investigación que se inició hace seis años pendientes de una incógnita: ¿contenían esos ordenadores información sobre la contabilidad B del Partido Popular?

Informa Araceli Sánchez

El exministro de Justicia, Rafael Catalá, ha salido en defensa de su antigua compañera en el Gobierno de Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, después de que la ex secretaria general del PP dejara su escaño en el Congreso y su puesto en la Ejecutiva del partido tras la publicación de varias conversaciones que mantuvo con el excomisario José Villarejo: "Ella hacía su trabajo intentando que su casa esté ordenada".

Cospedal finalmente abandona su escaño en el Congreso lo ha explicado en un comunicado subido a la red social en el que insiste en que no hay nada ilegal en sus contactos con el excomisario Villarejo y en el que explica que se va para no perjudicar al PP. Del texto, en el que también afirma que no ha sentido el respaldo de su partido, llama la atención una frase con cierto aroma a recriminación. Dice que un PP que no es capaz de defender a los suyos ante ataques injustos no puede esperar tener la confianza de la ciudadanía.

La ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha anunciado este miércoles que deja su escaño en el Congreso de los Diputados para "liberar al PP de cualquier ataque, por injustificado que sea", dos días después de haber renunciado a permanecer en la Ejecutiva del partido tras la publicación de varios audios del excomisario José Manuel Villarejo. Así lo ha anunciado a través de un comunicado la también expresidenta de Castilla-La Mancha que afirma haberse equivocado al pedir a su marido, Ignacio López del Hierro, que ayudara al PP, para tener una "visión más clara de lo que estaba ocurriendo", en referencia a su mediación para que tuviera lugar el encuentro con el excomisario poco después de que estallara el caso Gürtel, según revelan los audios publicados por el digital Moncloa.com.

Primeras palabras de Pablo Casado tras la renuncia de Cospedal a su cargo en el PP. El líder de los populares ha dicho hoy que no admitirá prácticas que no sean ejemplares pero tampoco lecciones de otros partidos. Mientras Moncloa.com sigue publicando nuevas grabaciones del excomisario Villarejo. Ciudadanos le pide al PP que explique si Rajoy estaba al tanto de estos encuentros de Cospedal, mientras que el PSOE exige a Casado que expulse a la diputada del grupo parlamentario 'popular'.

Los audios entre el excomisario Villarejo y Dolores de Cospedal forzaron este lunes la dimisión, a medias pero dimisión, de la que fue la número dos en el Partido Popular. Hoy hay una nueva entrega. Es una conversación teléfonica entre Villarejo y Lopéz del Hierro, marido de Cospedal, valoran la reunión secreta en Génova. Por miedo a ser espiados Villarejo y López del Hierro hablan en clave sin citar expresamente los nombres. En un momento dado el marido de Cospedal dice al policía: " Su jefe está de acuerdo en que se desarrolle esa línea de actuación". En ese momento Cospedal no tenía más jefe que Mariano Rajoy.

Volvemos al año 2009. Mariano Rajoy, por entonces presidente del Gobierno, habría estado al tanto de las conversaciones mantenidas entre la secretaria general de su partido, María Dolores de Cospedal, y el excomisario Villarejo. Habría estado al tanto y habría también aprobado que Cospedal le encargase 'trabajos de investigación puntuales'. Es lo que se deduce de la última grabación publicada por la web Moncloa.com.

María Dolores de Cospedal dimite de su cargo en el comité ejecutivo del PP, el máximo órgano de dirección del partido pero seguirá como diputada en el congreso. Lo ha aunciado en un comunicado unas horas después de que la web moncloa.como haya publicado nuevas grabaciones de su reunión con el excomisario Villarejo. En este caso ella y su marido le encargan que espíe al hermano de Alfredo Pérez Rubalcaba

Hace justo una semana saltaron los primeros audios, las primeras conversaciones grabadas por el excomisario Villarejo con María Dolores de Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro. Siete días después la dirigente popular empieza a echarse a un lado. De momento, renuncia a su cargo en la Ejecutiva del Partido Popular pero mantiene su escaño en el Congreso.

La exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha renunciado a su puesto en el Comité Ejecutivo Nacional de su formación "ante los múltiples ataques" que dice ha recibido estos días por las conversaciones mantenidas con el excomisario Villarejo y para evitar, añade, que estos ataques se hagan extensivos a su partido. Cospedal mantiene, sin embargo, su escaño en el Congreso. 

Ignacio López del Hierro, marido de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, encargó en 2009 al excomisario José Manuel Villarejo que investigara las actividades y vida privada del hermano de Alfredo Pérez Rubalcaba, que entonces era ministro del Interior, porque, según el policía, era su "punto débil".