arriba Ir arriba

Ian Gibson lleva media vida dedicado a recuperar la historia de Federico García Lorca y cuando se cumplen 120 años del nacimiento del poeta más universal, el hispanista acaba de publicar El asesinato de García Lorca, una reedición corregida y ampliada de su primer libro editado en 1971: La muerte de Federico García Lorca. "Quería sacarlo en una edición pulida, revisada, libre de erratas o lagunas", ha asegurado Gibson en Las mañanas de RNE. "Lorca es local, granadino, andaluz, español, europeo, mundial y cósmico, interesa en todo el mundo, pese a la barrera del idioma el mensaje de la obra de Lorca llega a todo el mundo, el mensaje de amor al prójimo", ha manifestado Gibson. Imagina y sueña "todo el rato" con encontrar los restos del poeta "pero yo no pienso solo en él sino en todos los desaparecidos de este país, tener un pariente y no saber dónde está, no saber cómo fue su muerte, es horrible, y él es el desaparecido más famoso y más llorado, me atrevería a decir, y tenemos que encontrar sus restos", algo que "supondrá muchísimo". "Lorca representa a más de 100.000 víctimas del franquismo y hay que buscar a todos. España no puede dejar en cunetas a sus muertos, es indecente, incorrecto, terrible, incluso vergonzoso" -ha asegurado el escritor- "El Estado tiene que afrontar esta terrible tragedia, si no se hace España no será el gran país culto y tranquilo que queremos".

El esqueleto de un hombre que intentaba ponerse a salvo de la erupción del Vesubio en el 79 d.C pero al que alcanzó una enorme piedra es el último sorprendente y "dramático" descubrimiento en el aérea de Pompeya, en el sur de Italia, ha informado el parque arqueológico italiano.
El esqueleto ha sido hallado en la llamada área del Regio V, en la esquina entre el callejón de los Balcones, recientemente descubierto, y el callejón de Bodas de Plata, una zona en la que los arqueólogos trabajan en estos momentos.
Es "la primera víctima" que emerge en este lugar, destacó el director del yacimiento Massimo Osanna, quien calificó el hallazgo de "excepcional" y dijo que es además, "un testimonio muy dramático de la erupción" que sepultó la urbe hace dos milenios.