Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La fiscal Consuelo Madrigal se ha quejado este martes de que "hay momentos en los que parece que estamos en un juicio contra la actuación policial" cuando una de las abogadas de la defensa ha intentado preguntarle a un testigo sobre si uno de sus compañeros no pudo entrar en un colegio por intentarlo saltando sobre la gente. El presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha intervenido entonces para reconvenir a la abogada por preguntar dando por hecho una versión de los hechos que todavía no ha sido acreditada y ha vuelto a reiterar que se verán los vídeos más adelante.

Pilar Martín Nájera, Fiscal de la Sala Delegada contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía General del Estado ha visitado los estudios de Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso en una semana reivindicativa por la celebración este viernes del Día de la Mujer. Martín Nájera ha explicado que, aunque es optimista porque "hemos alcanzado cotas de sensibilización social y de visibilización del problema inimaginables hace 4 o 5 años", la lucha contra la violencia de género es "una lucha difícil y larga que no se consigue en un día". La fiscal ha destacado la concienciación de toda la sociedad como un punto muy importante para luchar contra esta lacra, ya que, dice, "que el machista se sienta rechazado y la víctima protegida y arropada por la sociedad es fundamental".

Después de una primera jornada en la que las defensas cuestionaron el juicio del procés en el Tribunal Supremo calificándolo de "causa general contra el independentismo", este miércoles ha sido el turno de las acusaciones, que han insistido en que es un procedimiento penal que se limita a juzgar hechos. La intervención más contundente ha sido la de la Fiscalía que ha negado la mayor ya que "nadie es perseguido por sus ideas, sino por sus acciones", y que ha argumentado que hubo rebelión porque el plan soberanista contemplaba el uso de "métodos violentos" desde el principio.

La Fiscalía ha basado su intervención en la segunda jornada del juicio del 'procés' en negar que el proceso sea una "causa general" contra el independentismo como defendieron los abogados de los doce líderes independentistas en la primera sesión -"nadie es perseguido por sus ideas, sino por sus acciones", ha defendido el Ministerio Público- y en argumentar que los hechos enjuiciados son constitutivos de rebelión porque el "recurso a los métodos violentos" para lograr la independencia de Cataluña, sostiene, se contempló desde el principio.

En el Tribunal Supremo continúa la vista del 'procés', en una jornada en la que las acusaciones plantean sus cuestiones previas. Acaba de terminar la Fiscalía, que ha reiterado que estamos ante un juicio en defensa de la democracia.

Nos lo cuenta desde el Tribunal Supremo Verónica Muñoz.

Sigue minuto a minuto el desarrollo del juicio del 'procés' | Sigue el juicio en directo en RNE

Segunda jornada de la vista del procés en el Tribunal Supremo. En las cuestiones previas, la Fiscalía está argumentando que estamos ante un juicio en defesa de la democracia y la Constitución, no es una causa general contra una ideología.

Nos lo cuenta desde el Tribunal Supremo Verónica Muñoz.

Sigue minuto a minuto el desarrollo del juicio del 'procés' | Sigue el juicio en directo en RNE

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha pedido a la Fiscalía General del Estado datos sobre abusos sexuales a menores por parte de religiosos. En su escrito, dice que hay alarma social por los casos denunciados en los medios de comunicación. Esta petición coincide con el inicio de un juicio en Lugo contra el fraile de Cebreiro acusado de abusos sexuales a una menor y a otro joven.

La Fiscalía del Tribunal Supremo acusa a los líderes del proceso soberanista catalán de un delito de rebelión y pide para ellos penas de hasta 25 años de prisión: 25 para Oriol Junqueras, 16 años para cada uno de los cinco exconsellers presos y 17 para los líderes de la ANC y Ómnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, y la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell.

La Fiscalía del Tribunal Supremo (TS) ha pedido a la Sala de lo Penal que no investigue al presidente del PP, Pablo Casado, por las presuntas irregularidades en su máster cursado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, al no apreciar indicios de prevaricación y cohecho. La decisión de la Fiscalía no es vinculante, por lo que será la Sala de Admisiones del Supremo la que determinará si investiga o no a Casado. La Fiscalía responde así al Supremo, que el pasado día 13 pidió que emitiera un informe sobre si debe o no investigar a Casado después de que la magistrada del juzgado de instrucción de Madrid que llevaba el caso, Carmen Rodríguez Medel, elevara al alto tribunal un escrito en el que determinaba que Casado pudo incurrir en delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa.