arriba Ir arriba

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el máximo responsable de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias Timochenko, han firmado este jueves en Bogotá el nuevo acuerdo de paz que cierra más de medio siglo de conflicto armado, en un acto en el que han apelado a la reconciliación de toda la sociedad colombiana, después de que el primer pacto alcanzado fuera rechazado en referéndum.

  • Contiene las aportaciones de los sectores contrarios al pacto inicial que fue firmado en septiembre
  • El primer acuerdo fue rechazado por los colombianos en un plebiscito el 2 de octubre
  • Santos confirma que FARC entregarán bienes y dinero para reparar a víctimas
  • De la Calle: "El nuevo acuerdo mejora el anterior pero no sacrifica su espíritu"
  • Las FARC dicen que cedieron hasta el límite "razonable" 
  • Decenas de colombianos lo celebran bailando bajo la lluvia en Bogotá
  • Los jefes negociadores del Gobierno y de las FARC apoyan mantener el alto el fuego bilateral
  • Ban Ki-Moon advierte de que la paz en Colombia no puede "dar marcha atrás"
  • Kerry confía en que el proceso "prospere"
  • La UE felicita a Santos "desde un continente de paz a un país cuya paz amanece"
  • Uribe y Pastrana, contrarios al acuerdo, celebran el Nobel de la Paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se ha comprometido a seguir trabajando por la paz de su país tras haber sido galardonado con el Premio Nobel de Paz. "Recibo este reconocimiento con gran humildad y como un mandato para seguir trabajando sin descanso por la paz de los colombianos. A esta causa dedicaré todos mis esfuerzos por el resto de mis días. Gracias a Dios, la paz está cerca. La paz es posible. Es la hora de la paz", ha dicho el gobernante.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha abierto este lunes una nueva vía de diálogo para acordar la paz definitiva con las FARC, incluyendo esta vez a los partidarios del 'no' en el plebiscito del pasado domingo. Santos ha ratificado en el cargo al jefe del equipo de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, que junto con los ministros de Exteriores y de Defensa, trabajarán con la oposición uribista para reconducir la negociación con las FARC.

El mandatario colombiano ha recibido "con entusiasmo" que el Centro Democrático, cabeza visible del "no" en el plebiscito, designara a tres portavoces "para sentarse a dialogar y llevar a feliz término el proceso de paz". Asimismo, Santos ha designado a De la Calle, así como a la canciller, María Ángela Holguín, y al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, para que comiencen los diálogos que "permitan abordar todos los temas necesarios para tener un acuerdo y culminar con éxito el sueño de toda Colombia de terminar la guerra con las FARC". El gobernante dio así un espaldarazo al jefe negociador, quien este lunes puso a disposición del mandatario su cargo tras el triunfo del "no" en el plebiscito celebrado la víspera para consultar a los colombianos sobre el acuerdo de paz firmado el pasado 26 de agosto con las FARC.

Colombia ha rechazado este domingo los acuerdos de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC. Tan solo una semana después de la firma del pacto en Cartagena de Indias, el 50,21% de los votantes ha dicho 'no' a refrendar los textos negociados durante cuatro años en La Habana. 

La mayoría de los colombianos que han participado en el reférendum se ha mostrado contraria a refrendar el acuerdo de paz con las FARCun acuerdo que buscaba poner fin a más de 52 años de conflicto. Frente a los 6.431.376 votos en contra, el 'sí' ha perdido con un apoyo del 49,78% y 6.377.482 votos. La consulta, además, ha estado marcada por una alta abstención, cerca del 63%.

El resultado ha sido una sorpresa ya que todas las encuestas apostaban por una victoria clara del 'sí', con una intención de voto entre el 54% y el 52% mientras que la opción del 'no' se situaba en torno al 34%-38%. Además, todos los partidos -menos el derechista Centro Democrático, liderado por Álvaro Uribe-, sindicatos, organizaciones sociales y asociaciones de víctimas defendían los acuerdos de paz.

Casi 35 millones de colombianos, aunque finalmente solo han participado alrededor de 13 millones, estaban llamados a responder la pregunta "¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”.

Colombia ha rechazado este domingo los acuerdos de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC. Tan solo una semana después de la firma del pacto en Cartagena de Indias, el 50,21% de los colombianos ha dicho 'no' a refrendar los textos negociados durante cuatro años en La Habana. 

La mayoría de los colombianos que han participado en el reférendum se ha mostrado contraria a refrendar el acuerdo de paz con las FARCun acuerdo que buscaba poner fin a más de 52 años de conflicto. Frente a los 6.431.376 votos en contra, el 'sí' ha perdido con un apoyo del 49,78% y 6.377.482 votos. La consulta, además, ha estado marcada por una alta abstención, cerca del 63%.

El rechazo a los acuerdos, que fueron negociados durante cuatro años en La Habana, supone un duro varapalo para el presidente Santosfirme defensor del pacto con la guerrilla. Tras conocer los resultados, el mandatario ha convocado a todas las fuerzas políticas, especialmente a aquellas contrarias al actual proceso, para abrir un diálogo nacional y decidir qué camino se debe seguir ahora. Al mismo tiempo, los negociadores del Gobierno viajarán este mismo lunes a La Habana para informar a las FARC sobre la situación.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha reconocido su derrota en el referéndum sobre los acuerdos de paz con las FARC. En una alocución al país tras conocer que el 50,23% de los colombianos habían rechazado los pactos negociados en La Habana con la guerrilla, el presidente ha asegurado que no se rendirá y que seguirá buscando la paz hasta el último minuto de su mandato.

Santos ha explicado que convocará a las fuerzas políticas del país para abrir un diálogo nacional y decidir qué camino se debe seguir ahora. El mandatario ha garantizado que se mantendrá el alto el fuego bilateral y definitivo con las FARC.