arriba Ir arriba

Al menos dos personas han muerto y 20 han resultado heridas, tres de ellos graves, al chocar un tren regional que viajaba desde Turín a Aosta, en el noroeste de Italia, con un camión que se encontraba en un paso a nivel.

El impacto que produjo el descarrilamiento de dos vagones y de la locomotora a la altura de la localidad de Caluso, tuvo lugar hacia las 11.30 de la noche del miércoles a hoy, jueves.

Los fallecidos son el maquinista del tren Roberto Madau, de 61 años, y un técnico que viajaba en otro vehículo que escoltaba el camión.

Según la primera reconstrucción, el camión de grandes dimensiones que transportaba contenedores, con matrícula de Lituania, atravesó el paso a nivel a pesar de que se avisaba de la llegada del tren.

Dos personas han resultado heridas de gravedad, 11 de carácter moderado y 26 leves en un tren de Cercanías Renfe que ha colisionado con la topera, al parecer, por un "fallo mecánico" cuando se aproximaba a la estación. Los dos heridos graves son un hombre de 45 años con posible neumotórax y otro de 80 años, con fractura de cadera. Renfe ha abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente y el conductor ha dado negativo en le control de drogas y alcohol. 

El tren que este lunes descarriló en el estado de Washington (EE.UU.), con el resultado de tres muertos y un centenar de heridos, circulaba a 128 kilómetros por hora en un tramo limitado a 48 km/h, según los investigadores de la autoridad federal del transporte.

Bella Dinh-Zarr, de la U.S. National Transportation Safety Board (Oficina Nacional de Seguridad en el Tranporte) ha precisado en rueda de prensa que "aún es pronto para decir" por qué el convoy circulaba a esta velocidad.

La información, según Dinh-Zarr, proviene de datos registrados por la locomotora del tren.

El convoy descarriló cerca de la ciudad de DuPong a las 7:30, hora local, cuando inauguraba una nueva ruta de alta velocidad y se dirigía de la ciudad de Seattle, en el estado de Washington, a Portland, en Oregón. En el tren viajaban 77 pasajeros y siete tripulantes según ha informado Amtrak, la compañía que gestiona la red interestatal.

Varios vagones cayeron desde un puente a la autopista, afectando a cinco turismos y dos camiones. Un centenar de personas han precisado atención hospitalaria.

Un tren de pasajeros ha descarrilado este lunes sobre una autopista al norte de Olympia, captal del estado de Washington, al noroeste de Estados Unidos. Según Ed Troyer, oficial de la oficina del aguacil del condado de Pierce, hay "varias víctimas mortales".

En declaraciones a medios, autoridades locales presentes en el lugar han descrito que varios cuerpos de pasajeros habrían salido despedidos del tren, que ha quedado colgando desde el puente sobre la calzada.

El tren siniestrado cubría la ruta de Seattle a Portland y se cayó al cruzar un puente sobre la autopista I-5 a las 7:30 hora local. 

Al menos 78 pasajeros y cinco tripulantes ocupaban el tren siniestrado, ha informado en un comunicado Amtrak, la compañía que gestiona la red interestatal a la que pertenece el tren.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha afirmado este jueves que la inundación -fruto de un desbordamiento- que había en el lugar del donde un tren descarriló en Arahal (Sevilla) era "algo no previsible" porque por ese lugar, ha dicho, "acababa de pasar un tren hacía poco y no había absolutamente nada". En cuanto a la evolución de los heridos, solo los dos de los 37, los de carácter grave, siguen ingresados, el resto ha recibido ya el alta. 

El descarrilamiento de un tren de pasajeros de la línea Málaga-Sevilla entre las estaciones de El Sorbito y El Arahal ha dejado 37 personas heridas, dos de ellas graves. El accidente se ha producido en una zona afectada por las inundaciones a causa de las intensas lluvias. El tercer vagón del tren circuló 200 metros fuera de las vías aunque enganchados al convoy. 

Al menos 27 personas han resultado heridas, dos de ellas graves, al descarrilar un tren de pasajeros de media distancia de la línea Málaga-Sevilla a su paso por la localidad sevillana de Arahal. El tren había partido de Málaga a las ocho de la mañana con 70 pasajeros. El más afectado ha sido el tercer vagón, el último del convoy, que no ha llegado a volcar.