Anterior Esta semana en Historia de nuestro cine 'Escritores en el cine' Siguiente Alejo Sauras: "Nos espera un capítulo apoteósico" Arriba Ir arriba
Un país para comérselo - La Palma

Un país para comérselo llega a La Palma: 'La Isla Bonita'

  • El viaje de Ana Duato toca las estrellas en el Roque de los Muchachos

  • Nos adentramos en la selva tropical, los volcanes y el árido paisaje

  • Productos propios, queso palmero, mojo, potaje de trigo, plátanos, puros y ron

|

El viaje de Ana Duato por la isla de La Palma terminará muy alto, tocando las estrellas en el Roque de los Muchachos y adentrándose en los misterios del universo. Pero para llegar hasta allí arriba, hay que empezar desde muy abajo…en un campo de Plátano de Canarias concretamente, donde “Un país para comérselo” conocerá las claves para el cultivo de esta fruta, alguna singularidad como el riego de los campos y una receta diferente con Plátano de Canarias.

Selva, volcanes y paisaje árido

Adentrarse en la Isla Bonita es como hacerlo en todo un mundo en sí mismo debido a los contrastes que existen entre un lado y otro de la isla: selva tropical en un lado, volcanes y paisaje árido por el otro.

Adentrarse en La Palma es también mirar una fotografía en el tiempo. Basta mirar las laderas volcánicas del sur donde se aferran los viñedos de malvasía, la famosa uva que plantaron los españoles cuando llegaron a la isla, y que una vez vendimiada de forma tardía, da uno de los vinos más famosos del mundo: la malvasía dulce.

Potaje de trigo

La elaboración de la seda o el gofio son artesanías que los palmeros han mantenido tal y como se hacían en sus orígenes. El queso palmero es otro de los productos cuyo origen se pierde en el tiempo, pero que servirá también para aprender a hacer un auténtico mojo palmero.

La gastronomía de La Palma es sencilla pero sabrosa. Ana Duato lo conocerá de primera mano con Eufrosina Pérez, la primera mujer bodeguera de la isla que le enseñará una de las recetas más características: el potaje de trigo, donde el humilde cereal sustituye al arroz en un plato contundente para aguantar la jornada de vendimia.

Mirando al cielo

Debido a la emigración, La Palma y Cuba tienen lazos de unión muy fuertes que se verán en dos de sus productos: los puros y el ron, productos que se unen a la perfección con música de son caribeño.

Los cielos de La Palma son un canto de sirenas para científicos de todo el mundo que se acercan hasta los diferentes telescopio que hay sembrados en la parte más alta de la isla. Llegada a este último pate del viaje, Ana Duato conocerá un poco más qué tipo de investigaciones se están llevando a cabo en el Observatorio del Roque de los Muchachos, y qué importancia tienen para nuestra vida.