Enlaces accesibilidad

Ángel inaugura 'Encamisados Entre Todos'

  • Quería montar un taller de serigrafía para sacar adelante a su familia
  • Trabaja hasta tarde todos los días para que el negocio salga adelante

Por
Entre Todos - Inauguramos la tienda de serigrafía de Ángel

Ángel necesitaba 11.000 euros para montar un taller de diseño y estampado de camisetas con el que sacar adelante a su familia. Hace cuatro años, cuando nació su hijo pequeño, les despidieron a él y a su mujer y, desde entonces, no han vuelto a encontrar trabajo. 

Entre Todos - Ángel abrirá un taller de diseño y estampado de camisetas

La situación económica de la familia había empezado a afectar al rendimiento escolar de su hijo mayor, de 14 años. "Este es mi último cartucho, mi familia me necesita. No sé si voy a tener para pagar el alquiler el próximo mes. O pago el alquiler, o mi familia y yo malcomemos". 

Ángel aseguraba que quiere darle a sus hijos la infancia que tiene cualquier niño y se mostraba apenado porque su hijo mayor no tenía el material escolar que necesita. Además, es diabético y, en ocasiones, ha tenido que dejar de comprar la insulina para que sus hijos puedan comer. 

Un día comemos huevos y papas y al otro, papas con huevos

"Un día comemos huevos y papas y al otro, papas con huevos", aseguraba Ángel, que siempre ha contado con la ayuda de su familia y los vecinos. "También recibimos ayuda del sacerdote de la iglesia de Santo Domingo de Guzmán que, incluso, nos ha dado dinero para poder sobrevivir", contaba. 

"Ya no me falta insulina"

Gracias a la ayuda de cientos de personas, su taller de serigrafía es una realidad. "Lo hemos conseguido gracias a toda la gente que nos ha ayudado. Son nuestros amigos", asegura Ángel, que dice trabajar hasta muy tarde todos los días para que el negocio salga adelante.

Los nombres de todas las personas que le han ayudado están presentes en la decoración del taller en el que Ángel trabaja con gorras, tazas o camisetas.

De hecho, enviará una camiseta de regalo a Toñi Moreno, que ha prometido presentar el programa con ella un día. 

"Desde que salí en Entre todos puedo salir a la calle con la cabeza bien alta", cuenta Ángel, que añade: "Ya no me falta insulina, gracias a Dios".