Anterior Esta semana, en 'Historia de nuestro cine' Siguiente Cali, tercera ciudad de Colombia, es el nuevo destino de 'Españoles en el mundo' Arriba Ir arriba
Repor - Los últimos paraísos
El ladrillo amenaza los últimos paraísos

Los últimos paraísos

  • Un mega proyecto hotelero para la playa Virgen de Valdevaqueros

  • En el Cabo de Gata se alza imponente la mole del hotel El Algarrobico

  • ¿Son realmente los hoteles la tabla de salvación económica del litoral?

|

Repor - “Los últimos paraísos” se emite el lunes 24 de septiembre en el Canal 24 horas a las 23:00 y el martes 25 en La 1.
Es un reportaje de Glòria Espelleta y Sara Boldú.

Repor llega a una playa desierta, de aguas cristalinas y arenas doradas. Casi se diría que hemos llegado al paraíso…Pero de repente la realidad se impone y ante la cámara se alza imponente una mole de ladrillo. Es el hotel El Algarrobico en Almería convertido en el símbolo de la invasión del cemento en los espacios naturales y lugar de peregrinación de muchos turistas que quieren contemplar con sus propios ojos esa invasión.


Se pinchó la burbuja pero sigue vigente la idea de urbanizar a toda costa


La construcción de El Algarrobico, en los lindes del Parque Natural del Cabo de Gata, se paralizó hace más de 6 años. Desde entonces, ecologistas, constructores y vecinos de la zona mantienen vivo el litigio. Unos quieren su demolición, otros en cambio apuestan por el hotel porque se construyó con los permisos en regla y porque creen que traerá a la zona una deseada prosperidad económica.
¿Y ahora qué? …Pues cuando muchos creían que lo que ocurrió en Almería iba a servir de lección para no repetir un modelo de crecimiento turístico que apuesta por la construcción de grandes complejos hoteleros, la historia vuelve a empezar…

Viento, olas, dunas y un mega hotel para Valdevaqueros


Es la última polémica en forma de ladrillo. Esta vez en Cádiz y en una de las últimas playas vírgenes de Tarifa. De momento es sólo un proyecto que ha levantado las iras de los colectivos ecologistas contra aquellos, vecinos y Ayuntamiento, que defienden la necesidad de levantar más plazas hoteleras como fuente de ingresos. Son tiempos de crisis y recortes y Tarifa con un 40 por ciento de paro busca una salida económica en el turismo de masas.

¿Existe connivencia entre el ladrillo y las administraciones públicas?


Sin renunciar al turismo como fuente de ingresos hay pueblos como Las Negras o Salinas en Almería que se han inclinado por otro modelo de crecimiento, el de pequeños hoteles que prometen no romper la tranquilidad del “paraíso”. Dicen que esto es lo que busca el visitante y parece que el negocio funciona…Pero ni siquiera aquí escapan de la amenaza del ladrillo porque otros proyectos de urbanización ha obtenido el visto bueno de las administraciones. Para algunos eso ya es demasiada casualidad…