Los helados de yogur y los tradicionales son sanos, con moderación

  • Un helado tradicional de 150 gramos aporta unas 200 kilocalorías
  • En dietas se recomienda consumir helados desnatados sin azúcar
  • El helado de yogur aporta más calcio, fósforo y vitamina D
Programas para todos los públicos
RTVE.es 

En verano una tentación nos acecha, esos cremosos, refrescantes y buenísimos helados de multitud de sabores que nos llaman desde las heladerías. En Gente y Tendencias nos preguntamos, ¿qué propiedades tiene el helado? ¿Engorda? ¿Cuántos podemos comer a la semana?

Las nutricionistas de Para todos La 2, Eulàlia Vidal y de La mañana de La 1, Ana Bellón, coinciden en aconsejar a las personas que tienen que vigilar su peso y se quieren dar un capricho en verano que coman un solo helado a la semana. Eso sí, tiene que tener unas características: helados elaborados a partir de leche desnatada y con fructosa o sacarina, y sin añadir ningún atrezzo.

El polo de hielo casero

Los típicos polos de hielo, que tanto refrescan con las altas temperaturas se limitan a hacer su función: refrescar. Están hechos a base de agua y zumos de frutas y tienen muy pocas calorías, pero nutritivamente no aportan casi nada.

Propiedades del helado tradicional

Hay distintos tipos de helados tradicionales. Las nutricionistas de TVE aconsejan consumir los que están hechos a partir de leche o nata, ya que aportan calcio, proteínas y grasas saturadas en menor cantidad. Según afirma Eulàlia Vidal, los que se hacen a partir de plantas como palma o coco "contienen grasas saturadas y no son aconsejables".

Una bola de helado de unos 100-150 gramos de cantidad contiene unos tres o cuatro sobres de azúcar, equivale a medio vaso de leche aproximadamente y aporta unas 200 kilocalorías. En las dietas equilibradas, apunta Ana Bellón, una persona puede tomar entre dos o tres helados a la semana.

En dietas, mejor tomar un helado desnatado con edulcorantes

"De cara a una dieta de adelgazamiento, yo recomendaría no tomar ningún helado, pero en caso de tomar uno a la semana, mejor que esté hecho con leche desnatada y edulcorantes o fructosa", ha subrayado Bellón a RTVE.es. La nutricionista también ha destacado que para los niños es mejor tomar este último tipo de helado que uno de hielo o industrial.

El helado de yogur

Este verano también hemos visto que han proliferado los establecimientos de helado de yogur. Tiene menos calorías que un helado normal, más calcio, fósforo, vitamina D y es menos calórico, ha explicado Ana Bellón.

Las personas que hacen dieta también puede tomar helado de yogur si es desnatado y sin añadir complementos como almendra, sirope o chocolate, por ejemplo. "Refresca igual que el helado tradicional, y para la gente a dieta es una buena opción", ha concluido Bellón.

Espacio reservado para promoción
cid:54512