Anterior La memoria de las piedras Siguiente Diez momentos de los Goyas Golfos que tienes que volver a ver Arriba

Sebastián Rentería

|

Sebastián es noble, trabajador, responsable, un gran amigo y un extraordinario hijo. Es un muchacho sensible, respetuoso, muy atractivo y varonil. A pesar de la influencia de Lucrecia, no es frívolo en lo absoluto, ni se deja deslumbrar por lo superficial. Andrés es su ídolo, y haría lo que fuera por él.