Victoria Camps: la ética y el sentido común

  • “Educar es ir a contracorriente”, recuerda la filósofa
  • Participa en el encuentro digital con Victoria Camps
  • “Pienso, Luego Existo” se emite todos los domingos en La 2, a las 23:00 horas
Programas para todos los públicos
PIENSO, LUEGO EXISTO / RTVE.ES 

La ética es, sobre todo, la formación de la persona”. Así se expresa la filósofa Victoria Camps (Barcelona, 1941) en el próximo capítulo de “Pienso, Luego Existo”, el programa de La 2 de TVE que da voz y muestra a algunos de los principales pensadores de nuestro país.
Con Victoria Camps se reflexiona sobre temas como el feminismo (es una firme defensora del papel de la mujer en la vida política), la ética (apuesta por que esta disciplina contribuya a la formación de la ciudadanía), la educación, los medios de comunicación y la democracia (defiende con convicción la democracia participativa).
Catedrática de Ética de la Universidad Autónoma de Barcelona, Premio Internacional Menéndez Pelayo en 2008 y miembro del Comité de Bioética de España, entre otras muchas cosas, Victoria Camps considera la filosofía como “el esfuerzo por pensar la realidad, ayudándonos de lo que los filósofos clásicos nos han ido diciendo”. Para ella, lo que dijeron los clásicos sigue teniendo sentido, “pero lo tenemos que ir adaptando”.
Lo que niega es que la filosofía sea una mera especulación, ya que, subraya, si consigue hablar el lenguaje que entiende la gente y que está referido a problemas reales, “puede ayuda a entender qué es lo que nos falta, qué es lo que deberíamos hacer, hacia dónde debería proyectarse la esperanza”.



SENTIDO COMÚN, SU PRINCIPAL VIRTUD

Su compañero en la Universitat Autónoma de Barcelona, el catedrático Gerard Vilar, cree que la principal virtud de Victoria Camps “en sus investigaciones, en su vida, en su docencia” es su “sentido común”. “No se puede en general ser un buen y gran pensador de la ética ni de la política si te falta sentido común”, resalta Vilar, que habla de la importante aportación de la filósofa a la Ética y de lo que Camps llama “inteligencia ética”: la ética consiste en inventar normas y valores que todavía no conocemos y que todavía no sabemos, porque, como todas las cosas humanas, tiene que ser producto de la razón creativa.
Para Camps, “la ética tiene que tender a la universalidad”, los grandes valores éticos “deberían serlo para todo el mundo, deberían ser universales. Y tiene dos componentes para ella muy importantes: el crítico, “de insatisfacción respecto a lo que hay” y de esperanza, “de decir, bueno, es posible cambiar las cosas, es posible ir cambiando, ir mejorando”. “Si no confiamos un poco en eso, si no esperamos en nuestra capacidad para mejorar, la ética no tiene ningún sentido”, añade.



LLAMAR A LAS COSAS POR SU NOMBRE

De Victoria Camps también hablan en el programa el Director del Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona, José Manuel Pérez Tornero, que opina que la obra de Victoria ha hecho que se “llamen a las cosas por su nombre” y su gran amiga, la filósofa Amelia Valcárcel (que protagonizará otra de las entregas de “Pienso, Luego Existo”), que subraya que Camps está “en la vanguardia” de temas que todavía nos importan, “y que están abiertos”, como los derechos de los animales, la eutanasia,…etcétera.
En el programa, habla también de la Democracia participativa (apuesta por cambiar la ley electoral para permitir las listas abiertas), de la importancia vital de la educación (“educar es ir a contra corriente; educar es siempre intentar hacer, formar una personalidad humana que no sigue las corrientes generales de la sociedad de consumo, sino que sepa distanciarse y hacer, intentar cambiarlo”, defiende) y, cuando se la pregunta cómo le gustaría ser recordada, lo tiene claro: “querría, sobretodo, que me recordaran”.

Espacio reservado para promoción
cid:49370