Enlaces accesibilidad

Entrevista a Miguel Nonay, autor del blog A salto de Mata

Cuando no existen límites para viajar

  • Miguel Nonay es consultor de turismo accesible
  • Su blog, A salto de mata, es popular entre los blogueros viajeros
  • No hay reto en viajes que se le resista, el próximo, atravesar el desierto

Por
  Portada del blog A salto de mata
Portada del blog A salto de mata Miguel Nonay

"Que lo que te limite para viajar sea la capacidad económica". Es una de tantas máximas que tiene Miguel Nonay, consultor, viajero y bloguero de A salto de mata, el lugar donde relata e ilustra todos los viajes que hace sin que le frene el hecho de moverse en silla de ruedas. Nonay tuvo poliomelitis con tan solo ocho meses, pero eso no le ha impedido montar a caballo, tirarse en tirolina o pasear por la selva.

Según explicó el viajero a rtve.es, trabaja como consultor de turismo accesible. A petición de oficinas de turismo, por ejemplo, abre 'rutas accesibles' de ciudades, es decir, guías para las personas con movilidad reducida. Además de su propio blog es el director del proyecto Viajeros sin límites, una página que nos descubre lugares accesibles para viajar.

"Es muy importante ir cambiando las cosas y con las redes sociales estamos consiguiendo ese cambio", opina Nonay, quien cuenta con 28 colaboradores viajeros que visitan 'con otros ojos' lugares turísticos y de interés. Posteriormente cuentan en Viajeros sin límites y desde un punto de vista de la accesibilidad qué hay que ver en Palma o en el Museo de Arte Thyssen-Bornemisza.

Así empezó A salto de mata

La aventura del autor de A salto de Mata comenzó en marzo de 2009. Nonay leyó una entrevista de la bloguera Inés Fernández y le sirvió como inspiración para comenzar su propio diario y relatar sus viajes. Afirma que nunca se hubiera imaginado la trascendencia que ha llegado a tener.

Uno de sus post más sonados fue uno en el que el viajero denunciaba que RENFE no le dejaba viajar con su scooter porque, según apunta, le dijeron que "lo decía la normativa". Muchos de sus seguidores hicieron una campaña improvisada por internet, que tuvo tanta repercusión que consiguió que la compañía ferroviaria rectificara. "Fui consciente del poder de las redes sociales, fue un cambio importante a nivel personal y para muchos viajeros que no tienen voz", remata Nonay.

Los viajes más accesibles

Miguel Nonay, a sus 50 años, cuenta con un amplio diario de viajes. Se mueve habitualmente por España, Europa y el resto del mundo. El consultor asegura que en cuestión de accesibilidad turística los países del norte de Europa están muy avanzados, que España está al nivel de países como Francia y Bélgica y que en los países en vías de desarrollo sus ciudadanos colaboran de forma natural, le ayudan con la silla y se siente "muy a gusto".

"La accesibilidad también te la creas tú", añade Nonay, quien se informa antes de viajar de las condiciones y servicios de los lugares que visita, lo que le permite sentirse "muy libre", desinhibirse, disfrutar y sentirse "uno más de ahí". Bajo su punto de vista, cada día es "un reto" para los que, como él, tienen una "capacidad diferente", sin embargo anima a todas las personas, tengan o no movilidad reducida, a "hacer realidad sus sueños". "Viajar te hace crecer, como viajero y como persona", remata.

Próximos retos de Miguel Nonay

En los próximos meses tal vez leamos en A salto de mata el periplo de Nonay por países como Noruega, Islandia, Vietnam o Japón, los próximos destinos que figuran en su agenda. A mediados de abril afrontará un duro reto junto a los viajeros de Yokmok. El bloguero irá con otras seis personas a las dunas de Chegaga, cerca de la frontera con Argelia. Miguel pasará unas cinco o seis horas diarias a lomos de un dromedario. "No quiero ningún trato especial y quiero demostrar que cuando uno cree en sí mismo las cosas se pueden hacer", afirma. Y es que a este viajero no le frena ni la arena del desierto.

Televisión

anterior siguiente