TVE estrena una miniserie histórica sobre el 23-F

  • El elenco está encabezado por Lluis Homar (el Rey), Mónica López (la Reina), Emilio Gutiérrez Caba, Juan Luis Galiardo y Pepe Sancho
  • La producción de dos capítulos podrá verse en La 1 en el aniversario del fallido golpe
  • "23-F" forma parte de la apuesta de TVE por las películas inspiradas en hechos reales
  • Envía tu pregunta a Emilio Gutiérrez Caba para el encuentro digital del miércoles día 4
Ampliar foto El Rey con Sabino Fernández Campo

El Rey con Sabino Fernández Campo.tve

Ampliar foto El general Alfonso Armada

El general Alfonso Armadatve

Ampliar foto El teniente coronel Tejero

El teniente coronel Antonio Tejero.tve

Ampliar foto La familia real al completo

La familia real al completo.tve

Ir a fotogaler?a Milans del Bosch

"23-F: El día más difícil del Rey" forma parte de la apuesta de TVE por las películas inspiradas en hechos realestve

V?deos relacionados
Audios relacionados

Asuntos propios - Entrevista a Lluis Homar y Emilio Gutiérrez Caba

RTVE.es Lunes, 23 de Febrero de 1981. En el palacio de la Zarzuela, el día se presenta como un día más. La agenda del Rey Juan Carlos no marca ningún evento especial. La agenda política incluye la votación de investidura del nuevo presidente del Gobierno, tras la dimisión de Adolfo Suárez, sin que se espere ninguna sorpresa. Pero a las 6.23 de la tarde, los acontecimientos tomarán un rumbo inesperado.

Televisión Española estrena en febrero, en el aniversario de uno de los episodios más delicados de nuestra historia reciente, la serie histórica en dos capítulos "23-F: El día más difícil del Rey". Producida por Alea y dirigida por Sílvia Quer, cuenta con un reparto de lujo encabezado en sus papeles protagonistas por Lluis Homar, que da vida al Rey; Emilio Gutiérrez Caba, como Sabino Fernández Campo; Juan Luis Galiardo, como Alfonso Armada y José Sancho, como Jaime Milans del Bosch.

"Esta serie hará historia en la televisión"

En la presentación de la nueva serie, que ha tenido lugar este mediodía en Torrespaña, Javier Pons, director de TVE, ha subrayado que dicho suceso histórico "exigía un tratamiento que la televisión pública debía abordar". Pons se ha mostrado convencido de que la miniserie del 23-F "hará historia en la televisión", destacando la importancia de que "unos hechos tan importantes lleguen al mayor número de ciudadanos".

Pablo Usón y Silvia Quer, productor ejecutivo y directora respectivamente de la serie, han coincidido en calificar como "un lujo" el haber trabajado con semejante elenco de actores. Usón ha aclarado que el guión se fundamenta en los hechos probados y juzgados del 23-F.

Ya en el turno de actores, Lluis Homar (el Rey) ha reconocido haberse sentido asustado ante el reto que representaba encarnar al monarca, aunque al mismo tiempo ha declarado que ello le "ponía". Se ha mostrado igualmente muy agradecido por  "la suerte de vivir algo especial".

Mónica López (la Reina) también ha confesado haber llegado asustada al rodaje. Para la actriz, la escasez de material sonoro de Doña Sofía ha actuado finalmente como una ventaja para poder desempeñar el difícil papel encomendado.

José Sancho (Milans del Bosch) ha afirmado que vivió muy de cerca en su día los sucesos protagonizados en Valencia por el personaje que él ahora encarna en la serie. "Está muy bien que este tipo de televisión se introduzca en los hogares para contar trozos de nuestra historia", ha añadido al tiempo de reconocer su disfrute con el rodaje.

Juan Luis Galiardo (Alfonso Armada) ha afirmado sentirse orgulloso de su participación en este proyecto. Para el actor, que ha felicitado a TVE por su apuesta por la serie, la batalla de las audiencias debe fundarse en "la identidad y el sello de calidad". "Por el camino de la dignidad y la eficacia", ha añadido, "TVE aumentará su audiencia".

Otros actores de la serie son Emilio Gutierrez Caba (el secretario de la Casa Real, Sabino Fernández Campo), Manel Barceló (el teniente coronel Antonio Tejero) y Jordi Dauder (el general José Gabeiras).

Un acontecimiento inesperado

En Palacio, como en el resto de España, los primeros momentos del 23-F son de confusión. Nadie sabe qué ha pasado: solamente que ha habido gritos, y ráfagas de metralleta... lo poco que se ha oído por la radio, que retransmitía en directo la votación. Pero pronto es evidente que se trata de un intento de golpe de Estado.

Durante las horas que seguirán, el Rey tendrá que desplegar toda su habilidad para mostrar a los militares indecisos que él no respalda el golpe. Su hijo, el Príncipe Felipe, de solo 13 años, estará a su lado aprendiendo de primera mano el oficio de Rey, y la Reina Doña Sofía desempeñará un importante papel de "compañera de viaje" también en este trance.

A lo largo de esas horas Don Juan Carlos, junto al Secretario de la Casa Real, Sabino Fernández Campo, se enfrenta a un complot que se centra en la Tercera Región Militar (Valencia), en la División Acorazada Brunete, en Madrid, y en el propio edificio del Congreso. Mientras lo hace afloran inevitablemente sentimientos y emociones que culminan en algo que, a nivel personal, resultará muy doloroso ese día: la traición de su gran amigo Alfonso Armada, que durante más de 25 años ha estado junto a él, y que resulta ser el verdadero cerebro detrás del golpe.

La miniserie no olvida profundizar en las motivaciones que llevaron a esa situación, centradas en las figuras de los tres golpistas más visibles: Tejero, Milans del Bosch, y Alfonso Armada. Paralelamente refleja la labor de los militares que desde el primer momento estuvieron con la Constitución (Juste, Gabeiras) y también la del que fue presidente del Gobierno provisional durante aquellas horas (Francisco Laína).

Uno de los ejes de la producción es Don Juan Carlos y las escenas del Palacio de la Zarzuela, donde, además de la Reina y sus hijos, se encuentran la princesa Irene y las hermanas del Rey. La película refleja también la relación personal que, a raíz de los acontecimientos de ese día, surgirá entre Don Juan Carlos y Sabino Fernández Campo.

Miniseries sobre hechos reales

La experiencia de "El caso Wanninkhof" avala la apuesta clara de TVE por la emisión de cine para televisión en dos partes para el horario de máxima audiencia de La 1. Los dos capítulos, emitidos el año pasado, rondaron los 3 millones de espectadores y una cuota media de un 18%.

Además de "23-F", TVE prepara "Coslada Cero", sobre la trama de presunta corrupción policial descubierta en esa localidad madrileña; "Operación Jaque", coproducción con Colombia en torno a la liberación de Ingrid Betancourt, la política colombiana secuestrada por las FARC y  "Operación Malaya", sobre el proceso que destapó la corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Marbella.
Espacio reservado para promoción
cid:864