Enlaces accesibilidad

10 cómics españoles para despedir este 2017

  • Novedades como AK-47. La historia de Mijail KalashnikovFellini en RomaLa deuda y Paracuellos 8
  • Reediciones como Cuerda de presasClara de nocheComprobando la realidadRoncesvalles e Himawari
  • Y el libro ilustrado Elisa en el corazón del laberinto

|

Por
Portada de 'Comprobando la realidad'
Portada de 'Comprobando la realidad' La Cúpula

Os recomendamos nueve cómics españoles y un libro ilustrado para despedir este 2017 y comenzar 2018 con buenas lecturas. Como siempre los hemos ordenado por orden alfabético: AK-47. La historia de Mijail Kalashnikov (Norma Editorial), Clara de noche (Panini)Comprobando la realidad (La Cúpula)Cuerda de presas (Astiberri),  Fellini en Roma (Astiberri),  Himawari (Planeta Cómic)La deuda (La Cúpula)Paracuellos 8: Las madres no tienen la culpa (Reservoir Books)Roncesvalles/Garín (Ponent Mon) y el cuento ilustrado Elisa en el corazón del laberinto (Edelvives).

'AK-47. La historia de Mijail Kalashnikov'

Portada de 'AK-47. La historia de Mijail Kalashnikov' Portada de 'AK-47. La historia de Mijail Kalashnikov'

Portada de 'AK-47. La historia de Mijail Kalashnikov'

AK-47. La historia de Mijail Kalashnikov (Norma Editorial) es un cómic sobre el arma de asalto más famosa de la historia, que en 2017 ha cumplido 70 años. Pero también es un apasionante recorrido por los grandes acontecimientos históricos de los últimos 60 años, ya que ese arma ha estado presente en todos los conflictos bélicos, desde la Guerra del Vietnam hasta la de Afganistán, pasando por la Revolución Sandinista. Y hemos visto empuñarla a personajes como Fidel Castro, Salvador Allende, Sadam Hussein u Osama Bin Laden. Pero no penséis que es un cómic bélico, sino todo lo contrario ya que nos recuerda que estos fusiles son responsables de 250.000 muertes cada año.

El guionista Sergio Colomino (Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona) se reúne de 10 nuevos talentos surgidos de la Escuela JOSO para ofrecernos otros tantos relatos apasionantes que nos hacen reflexionar sobre la violencia, sobre nuestra historia reciente y sobre el esfuerzo y talento que los hombres hemos dedicado a perfeccionar las armas. Un talento que podríamos haber usado para otras cosas.

Destacar los guiones de Colomino, tan apasionantes como didácticos y variados (destacamos el dedicado a los niños soldado) y la calidad de los 10 jóvenes artístas que los ilustran. Normalmente en antologías de este tipo hay tres o cuatro buenos y al resto les queda mucho rodaje. Pero con dibujantes como estos, el futuro del cómic español parece garantizado.

'Clara de noche'

Portada de 'Clara de noche' Portada de 'Clara de noche'

Portada de 'Clara de noche'

En los últimos meses Panini ha reeditado varias obras de Jordi Bernet (Barcelona, 1944), destacando el integral de su obra más conocida Torpedo 1936; además de publicar el libro El Arte de BernetUn merecido homenaje al que sigue siendo uno de nuestros dibujantes más internacionales (como demuestran sus colaboraciones con el personaje de Tex Willer para el mercado italiano). Un maestro del blanco y negro que también ha dibujado uno de los cómics humorísticos más brillantes, en colaboración con los guionistas argentinos Carlos Trillo y Eduardo Maicas: Clara de noche, también reeditada por Panini en un volumen muy especial que recoge sus mejores historias.

Un volumen que no podía llegar en mejor momento ya que en 2017 el personaje ha celebrado los 25 años de su debut en las páginas de El Jueves, en 1992. La revista en la que permanecería hasta 2015, convirtiéndose en uno de los personajes más queridos por sus lectores. Y es que esta prostituta con un corazón enorme, liberal, independiente, atractiva y madre responsable es simplemente irresistible.

Este imprescindible volumen destaca por su cuidada edición e incluye una selección de historias del propio Bernet, con páginas que no habían sido recopiladas anteriormente. También recoge una interesante entrevista en la que Bernet y Trillo (fallecido en 2011), nos cuentan cómo crearon a Clara de Noche (inspirándose en la famosa modelo erótica Bettie Page); y cómo el personaje ha ido evolucionando para adaptarse a cada época, destacando su faceta como madre soltera. Un cómic que sabe tratar temas polémicos para hacernos reflexionar con una sonrisa. Algo muy difícil de conseguir. 

'Comprobando la realidad'

Portada de 'Comprobando la realidad' Portada de 'Comprobando la realidad'

Portada de 'Comprobando la realidad'

Mauro Entrialgo (Vitoria, 1965) es famoso por sus cómics humorísticos como Herminio Bolaextra y Ángel Sefija, pero es un autor todo terreno que lo mismo escribe guiones para televisión que obras de teatro o cómics para otros autores. Como Comprobando la realidad (La Cúpula), que publicó junto al dibujante Javi Rodríguez (Oviedo, 1972) en las páginas de la añorada El Víbora (en el año 2000). 18 años después se publica, ¡por fin! una edición integra y revisada de este pequeño clásico que nos avanzó cosas que estamos viviendo en este momento (como la televisión)

Mauro nos propone un guion trepidante y lleno de suspense pero que, a la vez, es un enorme rompecabezas que tendremos que ir completando poco a poco y que nos hace reflexionar sobre la sociedad en la que vivimos. Tratando temas como la especulación tecnológica, el espionaje industrial, las tribus urbanas, los sueños lúcidos, los videojuegos, la experimentación genética, el arte moderno, los parques de atracciones, el rock and rock, la tecnología, los dinosaurios y la deshumanización del individuo. Y todo mezclado con juegos visuales y de palabras como los palíndromos que se esconden en sus páginas.

El cómic también fue fundamental en la carrera de Javi Rodríguez, que actualmente triunfa en Marvel con series imprescindibles como Spider-Woman o Doctor Extraño y los hechiceros supremos (ambas publicadas por Panini). Un excepcional dibujante que aquí nos demuestra su versatilidad para retratar toda clase de tribus urbanas y escenarios de futuros muy posibles. Un cómic que, gracias al talento de sus autores, sigue siendo tan moderno como cuando se publicó por primera vez. Por cierto que tanto Mauro como Javi comparten su afición por la música rock y tocan en sus respectivos grupos.

'Cuerda de presas'

Portada de 'Cuerda de presas' Portada de 'Cuerda de presas'

Portada de 'Cuerda de presas'

Publicado originalmente en 2005, Cuerda de presas (Astiberri) fue un cómic pionero en hablar de la memoria histórica y, sobre todo, del trato vejatorio que recibieron las mujeres republicanas tras la Guerra Civil: condenadas a muerte, asesinadas aleatoriamente o hacinadas en cárceles sin saber cuando podían venir a darles el paseo definitivo. Una obra de Jorge García (Salamanca, 1975) y Fidel Martínez (Sevilla, 1979) que debería estar disponible en todas las bibliotecas de los colegios. Porque la educación es la mejor forma de evitar que barbaridades como estas vuelvan a repetirse

Y es que, como recuerda en el prólogo del cómic nuestro Premio Nacional de Cómic Felipe Hernández Cava: "Tras la Guerra miles de hombres y mujeres caerán fusilados o se pudrirán en la cárcel sin que, a fecha de hoy, y debido a un sibilino ocultamiento de datos, hayamos podido todavía cuantificar su número exacto". Por ejemplo, en la cárcel de Ventas (con capacidad para 500 reclusas) se hacinaban más de 14.000

Un libro que es un homenaje a todas esas mujeres víctimas de la barbarie y que, por increíble que parezca, consigue que sus palabras e imágenes aparezcan poéticas frente al horror que relatan. Y es que el arte también tiene que tomar partido y denunciar este tipo de atrocidades. Y Cuerda de presas es Arte con mayúsculas, tanto a nivel literario como estético. Pero también es justicia. Uno de los mejores cómics españoles de las últimas décadas.

'Fellini en Roma'

Portada de 'Fellini en Roma' Portada de 'Fellini en Roma'

Portada de 'Fellini en Roma'

Uno de los cómics españoles más interesantes de 2016 fue La vida. Una historia de Carles Casagemas y Pablo Picasso (Astiberri), de Tyto Alba (Badalona, 1975), en el que se narraba la amistad de esos dos grandes artistas en la Barcelona, Málaga y el París de principios del siglo XX. Un cómic cuyas páginas derrochaban arte. Ahora, siguiendo el mismo estilo visual, el autor nos presenta Fellini en Roma (Astiberri), un apasionante relato sobre las ensoñaciones del famoso director italiano en los últimos años de su vida.

Sueño y realidad se mezclan en este apasionante retrato de uno de los mejores directores de la historia del cine. El cómic nos presenta a un Fellini anciano que sufre de insomnio y se dedica a dar paseos por Roma mientras espera el amanecer y rememora los mejores momentos de su vida. Cuando logra dormir, plasma sus sueños en sus cuadernos y mediante esos dibujos recuerda anécdotas como su llegada a Roma, sus difíciles comienzos cuando sobrevivía en los alrededores de la estación Termini, sus primeros pasos como caricaturista callejero, la guerra... sin olvidar a su gran amor: Giulietta Masina, sus famosos amigos: Roberto Rossellini, Liliana Betti, Dalí, Mastroianni, Anita Ekberg... o sus obsesiones, como el circo o su admirado Dick Tracy.

Una vida dedicada al arte como la de Fellini solo podía retratarse a través del arte, como las estupendas acuarelas de Tyto Alba, que nos transmiten a la perfección las luces y sombras de la vida de Fellini y, en ocasiones, también se transforman en sueños visuales, como los que intentaba plasmar el famoso director. Cómic, arte y cine en una combinación irresistible.

'Himawari'

Portada de 'Himawari' Portada de 'Himawari'

Portada de 'Himawari'

Belén Ortega (Granada,1986) es una de las mejores dibujantes europeas de la actualidad como demuestra que se esté encargando de una de las series más importantes: Millenium, que continúa las aventuras de los famosos personajes de Stieg Larsson. Pero es que, ya desde sus inicios, demostró que tenía un talento extraordinario, como podemos apreciar en la reedición de su primer gran éxito, el manga Himawari (Planeta Cómic).

Fascinada por la cultura japonesa en general, y por los animes en particular, en 2006 Belén creó un manga de 9 páginas para un fanzine, en la que contaba la historia de venganza de dos hermanos cuyos padres habían sido asesinados. Un relato que iría ampliando posteriormente, aunque quedaría incompleto hasta 2009 cuando fue una de las obras destacadas de la Línea Gaijin que publicó la extinta editorial Glénat.

Un manga que destacó visualmente por el arte de Belén, tan bello como dinámico, pero también por el mimo con el que la joven guionista y dibujante cuidó la documentación y la reconstrucción de época (Se nota que le dieron una beca para estudiar unos meses en Osaka). Himawari conserva toda su fuerza pero también nos sirve para comprobar la enorme evolución experimentada por la joven autora que ha logrado unir el estilo manga y el europeo de una forma magistral. Algo que podemos comprobar recuperando esta obra primeriza que derrochaba talento y fuerza. Cualidades que se han confirmado en tan solo unos años.

'La deuda'

Portada de 'La deuda' Portada de 'La deuda'

Portada de 'La deuda'/noticias

Sólo con abrir una página de cualquier obra de Martín Romero (Xión, A Coruña, 1981) enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un autor muy especial. Un dibujante que es un gran ilustrador pero también domina la técnica del cómic y, lo más importante, escribe guiones realmente sorprendentes e inesperados; y que tienen algo fascinante y casi hipnótico. Gracias a esas cualidades únicas consigue que, una vez que empezamos a leer una de sus obras, no podamos parar.

La mejor prueba es su última obra, La deuda (La Cúpula), en la que narra la historia de Benjamín Castaño, un humorista que se considera así mismo "un emprendedor del humor", pero que ya no hace gracia a nadie. Su situación económica es lamentable, al igual que la sentimental. Y encima, contrae una deuda (con unos terroríficos acreedores) que no puede pagar. Por si todo esto no fuera poco, un cobrador del frac lo sigue a todas partes.

Destacar los estupendos dibujos de Romero, muy expresivos y llenos de ternura, que dan el tono ideal a la triste historia del pobre Humorista. Uno de esos dramas tragicómicos en los que, a pesar de lo mal que lo pasa Benjamín, al final conseguirá la redención y, aunque no sea conscientemente, arrancarnos más de una sonrisa. 

'Paracuellos 8: Las madres no tienen la culpa'

Portada de 'Paracuellos 8: Las madres no tienen la culpa' Portada de 'Paracuellos 8: Las madres no tienen la culpa'

Portada de 'Paracuellos 8: Las madres no tienen la culpa'

Vuelve el mejor autor y la obra más importante del cómic español. Carlos Giménez (Madrid, 1941) nos regala Paracuellos 8: Las madres no tienen la culpa (Reservoir Books), el segundo capítulo de su nueva trilogía sobre sus recuerdos infantiles de su estancia en el Auxilio Social de Paracuellos junto a otros niños, casi todos huérfanos por la Guerra Civil. Unos niños que alternaban los juegos con sus artimañas para lograr algún alimento con el que engañar al hambre, por frugaz que fuese.

Unas historias que mezclan magistrlamente la ternura con el horror y con el humor, en un cóctel explosivo que pocas veces se ha visto en el cómic o en cualquier otro medio. Aunque hay que reconocer que estas nuevas historias son bastante más amables que las que empezó a dibujar en 1976 y que se convirtieron inmediatamente en clásicos intemporales

En este nuevo álbum Giménez sigue demostrando por qué es uno de los grandes del cómic mundial para contarnos cómo los chavales de Paracuellos descubren lo duro que es conseguir privilegios (y o fácil que es perderlos), la preocupación por sus familiares (sobre todo sus madres), la revelación de nuevos talentos, habilidades y aficiones, e incluso el aprendizaje de la venganza y sus funestas consecuencias. Más de cuarenta años después de su primera publicación, Paracuellos sigue siendo uno de los cómics más humanos y emocionantes de la historia.

'Roncesvalles/Garín'

Portada de ' Roncesvalles/Garín' Portada de ' Roncesvalles/Garín'

Portada de ' Roncesvalles/Garín'

No nos cansamos de reivindicar más cómic histórico de calidad, ya que la española es una de las historias más interesantes de todos los países del mundo. Además las obras nuevas que se publican, como 1212. Las Navas de Tolosa (Ponent Mon, 2016) son recibidas con gran expectación. También podemos recurrir a los clásicos, como el genial Antonio Hernández Palacios (1921 -2000), del que Ponent Mon lleva ya unos meses editando sus grandes obras totalmente remasterizadas y con una calidad encomiable. A las ya editadas El Cid, McCoy y Manos Kelly (además del libro sobre su arte Antonio Hernández Palacios. Épica y corazón) se suma ahora uno de esos proyectos personales tan queridos por su autor: Roncesvalles/Garín.

Roncesvalles es otro soberbio fresco histórico de los que tanto le gustaban al autor. Espectacular, lleno de detalles y con una documentación sobresaliente, trata sobre la famosa derrota infligida al ejército del rey franco Carlomagno en el año 778 de nuestra Era. Un soberano que vino a España a recibir la rendición de ciudades moras y cristianas y que acabó regresando fracasado en agosto del 778. No sin antes destruir la capital de los vascones. Una obra que incluye varias páginas originales en blanco y negro, lo que nos da una idea del esfuerzo que este autor dedicaba a cada página. 

La segunda historia (Garín) es más fantástica y nos transporta a una Edad Media imaginaria, en la que conviven dragones, hadas y tiranos que gobiernan reinos a los que intentará liberar este personaje, antecedente inmediato del más conocido Drako de Gades. Un proyecto de serie que los franceses encargaron a Palacios pidiéndole un personaje de fantasía heroica dirigido a los jóvenes. A pesar de la calidad de las 16 páginas de esta historia de presentación, la serie no cuajó, por lo queda como una apasionante rareza en la carrera de su autor.

'Elisa en el corazón del laberinto'

Portada de 'Elisa en el corazón del laberinto' Portada de 'Elisa en el corazón del laberinto'

Portada de 'Elisa en el corazón del laberinto'

Nos gustaría dedicar más espacio a los cuentos y libros ilustrados pero no damos a basto con los cada vez más numerosos lanzamientos de cómic. Pero de vez en cuando no podemos resistirnos a recomendar joyas como Elisa en el corazon del laberinto (Edelvives), que reúne a uno de los mejores escritores europeos del momento, el francés Sébastien Perez (habitual colaborador de Benjamin Lacombe en libros como Frida o El herbario de las hadas) y la siempre genial Ana Juan (Premio Nacional de Ilustración).

Este estupendo cuento narra la historia de Elisa, una jovencita de quince años que la mañana del día de su boda se esfuerza por ensayar el fragmento de violín que tiene que tocar para la ocasión. Pero no logra concentrarse porque su abuela (que era su maestra de música) acaba de morir y el hombre con el que debe casarse es un desconocido. En la habitación de su abuela Elisa descubrirá un joyero y al abrirlo se verá transportada, mágicamente, a un peligroso laberinto del que no puede escapar.

Una historia inspirada por Alicia en el país de las Maravillas que nos transporta a un universo mágico y sorprendente que cobra vida ante nuestros ojos gracias a las espectaculares ilustraciones de Ana Juan y al cuidado diseño del libro.  Una historia que nos recuerda a los grandes clásicos de la literatura juvenil y que nos reserva sorpresas literarias y visuales en cada una de sus páginas. Ideal para regalar en estas fiestas o para pedírselo a los Reyes Magos.

Ilustración de 'Elisa en el corazón del laberinto' Ilustración de 'Elisa en el corazón del laberinto'

Ilustración de 'Elisa en el corazón del laberinto'

RTVE

anterior siguiente