Enlaces accesibilidad

La muerte de Quique Sierra: inesperada y dolorosa

  • Fue pionero en formatos de distribución y creación musical en Internet
  • Se ha mantenido como referencia imperturbable y como fuerza creativa

Por
Enrique Sierra (centro) junto al resto de componentes de Radio Futura, los hermanos Luis (i) y Santiago Auserón.

Ha sido un hachazo. Por inesperado y doloroso. Uno de esos golpes que te remueven por dentro y hacen desfilar en un instante un vértigo de sentimientos, instantáneas comunes y nostalgia de un tiempo trepidante donde las antenas coloreadas de su pelo y aquella imagen flaca y arrogante marcarían la iconografía nuevaolera de los 80 mientras los frondosos espacios de su guitarra cohesionaban el proyecto mas genial y decisivo de los 80 que fue Radio Futura.

La primera vez que ví a Enrique fue en la plaza de toros de Burgos. Sería el 78. Ejercía de guitar-heavy en aquel desaguisado que era Kaka De Luxe en directo. Pero fue tras "El Jardin Botánico" y luego en el Diario Pop cuando comenzamos a charlar de todo. De música, claro, pero también de confidencias personales, de sus problemas renales, los trasplantes por parte de su familia y de lo dificil que sería sobrellevar todo eso en un futuro.

Y tanto... Un lastre que ha impedido una mayor proyección de Enrique en aventuras como Ventiladores o Klub o el soñado regreso de Radio Futura pero que si le permitió ser pionero en formatos de distribucion y creacion musical en internet o como productor de artistas dispares...

Aunque alejado de los focos, Enrique se ha mantenido como una referencia imperturbable pero también como una fuerza creativa activa a trompicones hasta que su maldita dolencia ha bajado el telón sin darnos tiempo de a despedirnos como es debido.. Te voy/vamos a echar mucho de menos. Mierda..!!

Radio

anterior siguiente