Enlaces accesibilidad

Alemania cae en recesión y lastra las previsiones de la Comisión Europea para la zona euro

  • La locomotora europea crecerá un 0,4% este año y un 1% en 2020 y 2021; Bruselas rebaja con fuerza la previsión de España
  • Moscovici pide a Alemania y los Países Bajos que gasten: "Si empieza a hacer un poco de frío habrá que subir la calefacción"

Enlaces relacionados

Por
Bruselas rebaja las previsiones de crecimiento de España y de toda la zona euro

La Comisión Europea ha rebajado las previsiones de crecimiento para la zona euro tanto este año como el que viene. Ahora, el Ejecutivo comunitario considera que el PIB de los Diecinueve se expandirá un 1,1% en 2019, un 1,2% en 2020, un recorte de una y dos décimas, respectivamente, desde su última previsión en julio. Uno de los factores que explican este recorte es el comportamiento de Alemania, país que solo crecerá un 0,4% este año -frente al 0,5% pronosticado con anterioridad- tras vivir una "recesión técnica en la mitad de 2019".

Para la locomotora europea, la Comisión estima una expansión de su PIB del 1% en 2020 -cuatro décimas menos que lo señalado en verano- y en 2021. "Después de caer en una recesión técnica a mediados de 2019, se espera que la economía de Alemania experimente un crecimiento moderado", señala Bruselas, que espera que en la economía germana pese que "la demanda externa sea más débil de lo esperado" y que "la demanda interna se vea atenuada por la debilidad en la inversión".

Bruselas, además, ha recortado con fuerza -cuatro décimas- la previsión para España en 2019 y 2020. La cuarta economía de la zona euro crecerá un 1,9% este año, un 1,5% el que viene y un 1,4% en 2021. Con todo, seguirá registrando el mayor crecimiento económico entre las grandes potencias de la eurozona ya que Francia se expandirá un 1,3% este año y el que viene. Italia, por su parte, sigue su estancamiento y su PIB aumentará un 0,1% y 0,4% en 2019 y 2020.

A estos dos países, el Ejecutivo comunitario no les toca su previsión este año, pero sí el que viene: una décima menos en el caso de Francia y tres en el de Italia. De hecho, es en 2020 donde Bruselas hace un mayor recorte en su estimación de PIB para todos los países de la Unión Europea. Solo se salvan seis (Lituania, Chipre, Luxemburgo, Portugal, Dinamarca y Hungría), que lo mantienen.

Bruselas: los países que puedan deben estimular la economía

“Hasta ahora, la economía europea ha mostrado resistencia en medio de un entorno externo menos favorable", asegura el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. No obstante, el letón avisa de que la eurozona se podría enfrentar a lo que denomina "aguas turbulentas": un período de gran incertidumbre relacionada con los conflictos comerciales, las crecientes tensiones geopolíticas, la persistente debilidad del sector manufacturero -que afecta sobre todo a Alemania por la importancia de este sector en su PIB- y el Brexit.

Todos estos riesgos a la baja podrían dar lugar a un crecimiento menor de lo previsto si aumentan las tensiones comerciales o si hay una ralentización más pronunciada de lo previsto en China. En el corto plazo, el Ejecutivo comunitario pone el foco en el Brexit y en que el sector manufacturero contagie aún más a otros sectores de las diferentes economías nacionales.

Por eso, Dombrovskis ha hecho un llamamiento a todos los países de la UE con deuda pública elevada a seguir políticas fiscales "prudentes". Al mismo tiempo, como lleva haciendo el Banco Central Europeo (BCE) durante varios años, ha pedido a los Estados miembros con "margen presupuestario" -con capacidad de invertir sin incurrir en un déficit elevado- que lo usen para estimular la economía mediante políticas fiscales más expansivas, en un claro mensaje a países como Alemania o Países Bajos.

"Si empieza a hacer un poco de frío habrá que subir la calefacción", ha asegurado el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien ha señalado que esos dos países tienen "superávits masivos" y que "tienen margen de maniobra para la inversión". "Lo llevamos diciendo desde hace años", ha afirmado el francés en rueda de prensa, donde también ha dejado claro que "eso no significa que haya que renunciar o relajar a la disciplina fiscal". Y ha puesto como ejemplo a Italia, que debe reducir su deuda pública.

Un período prolongado de crecimiento más moderado

Irlanda y Malta en la zona euro y Polonia, Rumanía y Bulgaria en el resto de la UE serán los países que liderarán el crecimiento en los próximos años, según la Comisión Europea, con expansiones del PIB superiores al 3% en todos los casos para el trienio 2019-2021.

La Comisión Europea también ha hecho públicas las primeras previsiones macroeconómicas para 2021. Ese año la zona euro se expandirá un 1,2% y el conjunto de la Unión Europea un 1,4%, lo mismo que este año y el que viene.

La inflación, por su parte, se ha ido ralentizando por la caída de los precios de la energía y por el hecho de que la mayoría de las empresas han optado por absorber el alza de los costes salariales en sus márgenes, en lugar de repercutirla en los clientes. Así, en la zona euro, se pronostica una inflación del 1,2% este año y el siguiente y un aumento al 1,3% en 2021.

Por tanto, según Bruselas, la economía europea parece encaminarse hacia un período prolongado de crecimiento más moderado y baja inflación. "No hay lugar para la complacencia en el difícil camino que tenemos que seguir", ha asegurado el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en su última comparecencia como miembro del Ejecutivo comunitario.

Noticias

anterior siguiente