Enlaces accesibilidad

Así será la exhumación de Franco

  • Se realizará a puerta cerrada, con biombos en la cripta para evitar que se tomen imágenes y un forense identificará el cadáver
  • Especial: Exhumación de Franco

Por
La tumba de Franco en la basílica del Valle de los caídos, llena de flores en el último aniversario de la muerte del dictador.
La tumba de Franco en la basílica del Valle de los caídos, llena de flores en el último aniversario de la muerte del dictador. EFE

El traslado de los restos del dictador Francisco Franco desde el Valle de los Caídos hasta el cementerio de El Pardo-Mingorrubio se llevará a cabo este jueves de manera "decorosa, discreta y digna", tal y como pidió el Gobierno, que en los últimos días ha dado a conocer algunos detalles técnicos sobre las labores de exhumación, el dispositivo preparado y las restricciones que establecen para ese día histórico.

Para cumplir con la prometida discreción y garantizar la intimidad de la familia, todas las labores se realizarán a puerta cerrada y sin cámaras. Se instalará, incluso, un escáner y un detector de metales que evitará que se puedan tomar imágenes o sonido. Además, se levantará una carpa sobre la tumba del dictador.

En el interior de la basílica solo podrán estar los operarios necesarios para extraer la losa, un forense, la ministra de Justicia como notaria mayor del Reino y encargada de levantar acta de la exhumación, así como 22 familiares que han manifestado su deseo de asistir, entre nietos y bisnietos de Franco.

De la extracción del féretro se encargará una empresa contratada por Patrimonio Nacional, que trabajará en dos fases, y un forense identificará el cadáver. 

Por expreso deseo de la familia, el prior del Valle, Santiago Cantera, bendecirá los restos, y posteriormente el ataúd saldrá de la basílica del Valle de los Caídos a hombros de los familiares de Franco hasta la explanada exterior. Desde allí será trasladado en un helicóptero Superpuma de las Fuerzas Armadas hasta el cementerio de El Pardo-Mingorrubio.

Una vez allí, solo se permitirá el acceso a los familiares, la ministra de Justicia y el personal necesario para reinhumar los restos de Franco. No habrá honores militares ni bandera sobre el féretro.

La Basílica del Valle de los Caídos

La basílica subterránea del Valle de los Caídos, excavada en el cerro de la Nava, tiene 262 metros de longitud y alcanza su máxima altura en el crucero, que se alza hasta los 41 metros. En su interior y bajo una losa de mármol de 1.500 kilos se encuentran, desde hace casi 44 años, los restos del dictador Francisco Franco.

El primer paso en el proceso de exhumación será, precisamente, levantar esa gran lápida de 20 centímetros de grosor que cubre el féretro, para lo que será necesario retirar algunas losas de mármol negro que la rodean y localizar así las hendiduras que se utilizaron en 1975 para su colocación. 

Posteriormente, según el informe técnico que Patrimonio Nacional remitió al Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial en noviembre de 2018, se elevará la lápida con la ayuda de una grúa. Pero este proceso de levantamiento requiere de una acción previa: introducir unos rodillos debajo de la losa para poder desplazarla y extraer el finalmente féretro.

Estos trabajos se podrían llevar a cabo en un plazo de tres horas, según estimaciones de Patrimonio Nacional.

La retirada de la lápida y el solado posterior

La segunda fase consistirá en reponer las losas de mármol negro retiradas y en solar el hueco que deje la lápida con muretes y rasillas para colocar después las seis piezas de mármol. Para estas labores de forjado y enlosado se emplearán dos jornadas de trabajo, según estimaciones del mismo organismo.  

El coste de las labores de retirada de la lápida será de unos 3.738,90 euros. Esos serán los únicos trabajos en la basílica que conlleven un desembolso por ser contratados a una empresa externa, pero los relacionados con el forjado y reposición del solado se enmarcan dentro de las tareas de mantenimiento que realiza Patrimonio y no ocasionarán ningún desembolso.

A esa cantidad habría que sumar el del traslado del féretro y el de los trabajos de albañilería que ya han comenzado en el panteón familiar en el que se prevé enterrar de nuevo a Franco. En total, el coste ascendería a unos 63.000 euros, según el Gobierno.

El traslado desde el Valle al cementerio de El Pardo

En cuanto al traslado de la momia de Franco, el Gobierno opta por que sea en helicóptero, aunque si las condiciones meteorológicas no lo permiten, se realizará por carretera.

El traslado aéreo evitará problemas de circulación por carretera o el posible sabotaje de grupos de ultraderecha en los casi 70 kilómetros que separan el Valle de los Caídos del cementerio de Mingorrubio-El Pardo.

Tras un vuelo de diez minutos aproximadamente en el que el féretro estará acompañado por uno de los nietos del dictador -Francis Franco-, así como por la ministra de Justicia, el helicóptero tomará tierra en un antiguo helipuerto de la Guardia Real, muy próximo al cementerio. El resto de la familia y de la comitiva se trasladará por carretera.

Una vez en El Pardo y también por deseo de la familia, se celebrará un oficio religioso en la intimidad familiar, a cargo del prior del Valle de los Caídos y un sacerdote, hijo de Antonio Tejero, el guardia civil condenado por el intento de golpe de Estado del 23F.

Noticias

anterior siguiente