Enlaces accesibilidad

Madrid

Ciudadanos rechaza pactar con Vox y deja en el aire la investidura de Ayuso

Por
 Ignacio Aguado
El candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, en rueda de prensa en la Asamblea de Madrid. EFE/Javier Lizón.

Las exigencias de Vox en materia de inmigración y derechos LGTBI para apoyar un gobierno entre PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid dificultan la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso como presidenta. Ciudadanos se ha negado en banda a pactar con ningún partido que "quiera hacer retroceder a la Comunidad", lo que impide a Vox negociar un "programa único común" para la región firmado por las tres formaciones, condición que pone para favorecer la investidura.

Este miércoles, Vox ha dado un golpe sobre la mesa con la exigencia de que Ciudadanos se retrate en un pacto a tres para evitar lo ocurrido en el Ayuntamiento de Madrid, donde el PP hizo de intermediario en unas negociaciones que no han concluido como esperaba la formación de Santiago Abascal, que aspiraba a entrar en el gobierno de coalición, tal y como habían pactado con los populares

[Lee en RTVE.es: Vox asegura que Cs dio el "visto bueno" a su acuerdo con el PP para los ayuntamientos]

Pero las exigencias de Vox pasan también por cumplir parte de unas propuestas que buscan retirar la Sanidad para los inmigrantes ilegales, la repatriación de los menores extranjeros no acompañados y derogar múltiples puntos de la ley contra la LGTBIfobia, algo que el candidato de Ciudadanos a la Comunidad, Ignacio Aguado, rechaza siquiera negociar.

Vox exige a PP y Cs un "programa único" firmado los tres para apoyar la investidura de Ayuso

Aguado da un portazo a Vox y Ayuso se ofrece a negociar por Cs

"No vamos a llegar a ningún tipo de acuerdo con partidos que quieran hacer retroceder a la Comunidad de Madrid, que frivolicen con la violencia machista, que estigmaticen a los inmigrantes y que ataquen a los colectivos LGTBI", ha afirmado Aguado tras la reunión del Pleno en la Asamblea.

"No habrá un gobierno bajo esas condiciones. Mis principios y mi partido están por encima de ese gobierno", ha añadido, exponiendo que sólo pactará con partidos que pretendan hacer avanzar a la Comunidad, sin mencionar explícitamente al PP.

Más conciliadora se ha mostrado la propia Ayuso, quien se ha mostrado partidaria de "hablar con un partido y el otro" para evitar que gobierne la izquierda en la Comunidad y cree que las negociaciones prosperarán: "Nos vamos a entender"

Ayuso ha recibido la propuesta de Vox "de manera positiva", aunque ha garantizado que el PP es el "partido del progreso", por lo que ha rechazado que se vayan a implantar medidas que impliquen un retroceso en materia de derechos de los madrileños y ha pedido tratar el tema de la inmigración "desde la humanidad". A su vez, ha pedido sacar del debate aquellos temas como, precisamente, la inmigración, cuya competencia no pertenece a la Comunidad.

Sí se ha mostrado partidaria de llegar a acuerdos en el resto de puntos mencionados por Vox, aunque ha considerado el debate LGTBI "superado" y ha pedido no entrar en el "folclore" que cree "división" en la sociedad. "Quiero ser la presidenta de todos los madrileños", ha añadido, en referencia a todos los colectivos.

Tras las declaraciones de Aguado, la dirigente popular ha aseverado: "Si Ciudadanos no se sienta con Vox, lo haré yo". Por ello, ha aconsejado al partido naranja que si quieren recibir los apoyos de Vox, deberían "hablar con ellos".

Por último, ha asegurado que daría una respuesta al partido de Santiago Abascal "en las próximas horas". "Yo no les desprecio ni las aparto porque soy consecuente y, si voy a necesitar sus votos, he de sentarme con ellos", ha manifestado, apelando indirectamente a Cs a hacer lo propio.

Errejón tiende la mano a Cs

El candidato de Más Madrid a la Comunidad, Íñigo Errejón, ha aprovechado la situación para volver a tender la mano a Cs, un partido que se dice "regenerador", para que no perpetúe "otros 24 años de corrupción" del "PP de la Gürtel" que vaya "aderezado de la mano de un partido retrógrado" como Vox "que se permite chantajear a PP y Cs con quien firma pactos ocultos" para dar "pasos atrás" en materia de igualdad, derechos LGTBI y solidaridad. Tras reconocer que ambas formaciones tienen muchas diferencias, le ha ofrecido un "gobierno mínimo de regeneración".

Ha criticado que PP, Cs y Vox "gasten su tiempo en amenazarse, chantajearse o lanzarse ultimátums" en lugar de "explicarnos qué quieren hacer con la Comunidad de Madrid".

También ha acusado a Ciudadanos de "tomar el pelo a la gente" pidiendo al PP que "haga de celestina" con Vox para firmar acuerdos en los que le incluye en el Gobierno, aunque sea en los distritos, para "no repetir la foto vergonzante de Colón".

"Rivera está recibiendo muchas señales que vienen de diferentes ámbitos sobre que se está equivocando", ha añadido Errejón, que le ha pedido "rectificar en su planteamiento". Ciudadanos ha perdido a dos de sus miembros de la Ejecutiva por las discrepancias sobre Vox y ha roto con Manuel Valls en Barcelona por la misma razón.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que hay más miembros de Cs que "no se están pronunciando" pero que "no les gusta pasar por el trago por el que Rivera les está haciendo pasar", por lo que ha apelado a la "conciencia democrática" de Cs. Ha concluido preguntándoles si "de verdad merece la pena dejarse chantajear por Vox para poner en el poder al partido de la 'Gürtel'", a lo que él mismo ha respondido con un "no'".

Noticias

anterior siguiente