Enlaces accesibilidad

Kazajistán

Tokáyev gana las elecciones presidenciales en Kazajistán, empañadas por la represión policial

  • Tokáyev, en el poder desde la renuncia en marzo del padre de la nación, Nazarbáyev, ha obtenido el  70,76 % de los votos
  • Centenares de personas han sido detenidas en protestas no autorizados en la capital, Nur-Sultán, y en Alma-Atá

Por
Kasim-Yopart Tokáyev tras votar en un colegio electoral en Nur-Sultán
Kasim-Yopart Tokáyev tras votar en un colegio electoral en Nur-Sultán. EFE IGOR KOVALENKO

El kazajo Kasim-Yomart Tokáyev ha ganado las elecciones presidenciales del domingo con el 70,76 % de los votos, según los resultados oficiales publicados este lunes por la Comisión Electoral Central del país centroasiático.

Tokáyev, en el poder en Kazajistán desde la renuncia en marzo del padre de la nación, Nursultán Nazarbáyev, recibió el apoyo de 6,5 millones de votantes, más de la mitad del electorado. Sin embargo, dicho resultado está muy lejos del 98 % logrado en 2015 por Nazarbáyev, que dirigió el mayor país de Asia Central desde 1989.

Diplomático de carrera, Tokáyev, que cumplió en mayo 66 años, era el candidato preferido por las grandes potencias y por los inversores, que respaldan una transición ordenada y sin cataclismos.

En segundo lugar quedó el periodista y opositor, Amirzhan Kosánov, con el 16,2 % de los sufragios (1,4 millones), un resultado mucho mejor de lo pronosticado por las encuestas. Kosánov, el primer opositor en presentarse a unas presidenciales desde 2005, aglutinó el voto de protesta, pese a que muchas formaciones opositoras llamaron a boicotear los comicios.

El tercer candidato en discordia con un 5,2 % fue Daniyá Yespáyeva, la primera mujer en la historia de este país en postular a la Presidencia. Yespáyeva aseguró que el solo hecho de que una mujer pueda concurrir a unas elecciones es un gran cambio para la ultraconservadora sociedad centroasiática.

Centenares de detenidos

La jornada del domingo estuvo marcada por la detención de casi medio millar de personas, según el ministerio del Interior, en las protestas que tuvieron lugar en la capital, Nur-Sultán, y en la segunda ciudad del país bañado por el mar Caspio, Alma Atá.

Los manifestantes pedían el boicot de las presidenciales, ya que consideran que las elecciones se celebraron sin alternativa real y la victoria del sucesor de Nazarbáyev estaba cantada de antemano.

Interior ha informado de que el organizador de las protestas es una organización extremista y proscrita conocida como Elección Democrática de Kazajistán (DVK, por sus siglas en kazajo), que está encabezada por Abliázov.

Antes del estallido de las protestas, Tokáyev recomendó a las fuerzas de seguridad que fueran tolerantes con los disidentes, pero advirtió también de que el Gobierno "no cerraría los ojos" ante las graves violaciones de la ley.

"Lo más importante en nuestro país es la unidad. Cada elección no puede ser un campo de batalla, un motivo para el conflicto, sino una batalla de programas e ideas", ha dicho Tokáyev al depositar su voto en un colegio electoral de la capital kazaja, Nur-Sultán.

Según la comisión electoral, un 77,4 % de los casi 12 millones de kazajos que fueron llamados a las urnas ejercieron su derecho al sufragio.

Éstas han sido las primeras presidenciales desde la independencia en 1991 en las que no ha participado el "padre de la nación", Nursultán Nazarbáyev, que dejó el poder en marzo.

Noticias

anterior siguiente